Menú

¿Cómo duermen los caballos?

0 272
-/5

El descanso de los caballos, ¿cómo duermen?

Hola jinetes, hoy os vamos a hablar de un tema que ya os será conocido. ¿Cómo duermen los caballos? Pues bien, aunque muchos creen que parado y de pie puede dar alguna que otra cabezada, los caballos al igual que los humanos necesitan tirarse o tumbarse para dormir plácidamente.

Normalmente, de pie suelen dar lo que se conoce como “sueño ligero” consiguiendo, incluso, contener la caída de la baba sin tener que aguantar el peso de los músculos. Esto se conoce como aparato recíproco de sostén. Mientras el caballo mantiene relajada la extremidad izquierda, la derecha soporta todo el peso de los cuartos posteriores. Para un humano sería imposible ya que al tiempo de estar en esta postura sentiría agotamiento en la parte tensionada. En el caso del caballo, el aparato recíproco de sostén permite mantener extendida la extremidad sin apenas hacer esfuerzo muscular. Ello se debe a una combinación de tendones y ligamentos que permiten mantener la extremidad erguida sin la intervención de los músculos. Cada cierto tiempo el caballo alterna la extremidad extendida y la que se encuentra en flexión.

Como decíamos, los caballos descansan profundamente tumbados en el suelo de modo que les ayuda a recuperar toda la energía gastada y a recomponerse de un gran esfuerzo. Asimismo, en los potros, el sueño sirve como ayuda a su crecimiento esquelético por lo que debemos cuidar el descanso de nuestro potrillo.

Cómo duermen los caballos

Particularidades

Un dato a destacar es que este tipo de animales suele convivir en manada, en grupo, por lo que el sueño le es más placentero. Unos duermen y otros supervisan que no llegue un depredador. Sin embargo, cuando el caballo duerme sólo en su box nunca consigue llegar al estado REM (del inglés Rapid Eye Movements, movimientos oculares rápidos) y siempre está ojo avizor.

¿Por qué decimos esto? En general, los carnívoros pasan más tiempo dormidos que los herbívoros. Una de las razones para ello es que un depredador, sobre todo si es de gran tamaño, no debe preocuparse demasiado por si va a ser atacado. Por el contrario, para los herbívoros la vigilancia y la alerta son estrategias fundamentales de supervivencia. El caballo pasa la mayor parte del día de pie, hasta un 90 por ciento de su tiempo. Este comportamiento les permite estar preparados para, si las circunstancias lo exigen, huir con rapidez, algo que no podrían hacer si estuvieran tumbados.

En este hilo, otra curiosidad es que los caballos no duermen de manera continuada como los humanos sino que lo hacen en bloques por lo que, en aquellos casos que se esté trabajando con el animal, debemos cuidar no alterar sus estados de sueño.

Cómo duermen los caballos

Sueños

¿Los caballos sueñan mientras duermen? Como bien hemos comentados antes, cuando el caballo consigue llegar al estado de REM al igual que las personas, puede afirmarse que los caballos -con mucha probabilidad- sueñan, aunque el contenido de sus sueños siempre será una incógnita. En este estado de descanso profundo, el animal está tumbado, relajado y podría decirse que “desconectado” de la realidad tan necesaria para la vida y el correcto funcionamiento fisiológico. Su privación podría causar importantes alteraciones en el animal, llegando hasta la muerte.

Hay momentos en el que el caballo no puede entrar en sueño de total descanso si se le impide estirarse, hecho que puede suceder en transportes de larga duración o en otras condiciones donde su el espacio o la movilidad se ven reducidas. Aquí debemos cuidar que luego descanse lo suficiente para poder reponerse.

Cómo duermen los caballos

Horas de sueño

Según su condición de alerta y sus ritmos alterados de sueño, el caballo suele dormir -de las 24 horas que hay en el día- unas dos horas de sueño liviano acostados sobre el pecho o parados y 45 de sueño profundo repartidos en nueve periodos de cinco minutos a través del día. En cuanto a las demás, 19 horas y 15 minutos se mantiene en alerta y dos horas aletargados pero aún despiertos.

Haciendo un recorrido desde que nacen sería el siguiente:

  • En sus primeros meses de vida, el potro descansa media hora de cada una que hay al día permaneciendo acostado dos tercios de su tiempo de descanso.
  • Con lo cuál, por cada 12 horas está acostado ocho de ellas. Siempre bajo la atenta mirada de su madre.
  • Pasados los seis meses, su comportamiento de sueño va cambiando a unos 15 minutos por hora, permaneciendo acostado 5 minutos por horas y de estas seis solo duerme dos.
  • Llegando a la edad adulta, los tiempos de descanso pasan a ser una media de tres horas al día repartidas en diferentes periodos de tiempo.

Espero que os haya gustado este post sobre cómo duermen los caballos y lo compartáis con todos aquellos jinetes que conozcáis. No dudéis en dejarme un comentario o consultar nuestro catálogo de Equitación para más información.

Un abrazo a todos. 

Rocío Tinajero 

Apasionada de Equitación 

Decathlon Córdoba

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.