¿Conoces lo que es el imprinting?

Comentarios 0 9 -/-
FacebookTwitterEmail

Imprinting es el término que usamos coloquialmente para referirnos a la doma que se realiza sobre el potro lactante y después del destete hasta los dos años. El momento en el que el potro tiene una mayor capacidad de absorción es en las dos primeras semanas de vida. 

Este tipo de doma es muy beneficiosa, tanto para el caballo como para el hombre, ya que facilitará la relación de ambos al disminuir los miedos, el rechazo, el instinto de huida y le dará confianza en el hombre. Todo esto disminuirá y facilitará la doma posterior.

Los potros recién nacidos aprenden deprisa. Por eso, es importante hacer toda la doma bien y con tranquilidad. Los errores que cometamos durante el imprinting quedarán como parte de su aprendizaje y para ellos será normal a lo largo de sus vidas.

¿Conoces lo que es el imprinting? | Blog Equitación Decathlon El imprinting favorecerá la confianza del caballo en el hombre.

El primer estudio sobre este tipo de relación con animales lo llevó a cabo en el año 1935 Konrad Lorenz, por el que obtuvo un premio Nóbel. Con él demostró que, al estar en el nacimiento de ocas y patos y manipularlos desde las primeras horas de vida, estos le aceptan mejor. Con el tiempo fue llevado a otros animales y, cómo no, a los caballos.

El imprinting no es una ciencia exacta, ya que en los animales y su manipulación no existen las certezas, pero si te interesa este tipo de acercamiento a los potros te doy algunos consejos:


    • Lo primero de todo es contar con un ayudante, por si en algún momento necesitamos asistencia.
    • Es importante asegurarnos de que la madre está tranquila y que acepta nuestro acercamiento al potro. Si no es así, nuestro ayudante puede sujetarla con una cabezada de cuadra y un ramal, pero permitiendo en todo momento que vea al potro y lo pueda olfatear para evitar estrés, ya que el fin último del imprinting es que el potro no lo interprete como una agresión o algo traumático, sino como algo positivo.
    • Los movimientos deben ser tranquilos, pero firmes y con seguridad. Si el potro intenta huir, no podemos dejar que se escape, lo aprendería como algo normal. Cuando esté tranquilo podremos acariciarle la frente para tranquilizarle, la nariz, quijada, espaldas, grupa... Hablarle mientras hacemos estos ejercicios es muy importante para que se acostumbre a la voz.
    • Cuando el potro adquiera cierta confianza, podemos tocarle la crin y las orejas para que, posteriormente, no se queje cuando se le cepille y trence.
    • El siguiente paso es tocarle la cruz y el dorso ejerciendo cierta presión. Utilizar una mantilla es la mejor opción para que se acostumbre a ella. Luego pasaremos a las extremidades empezando por las manos, tocando el casco y dando pequeños golpecitos en la palma y la ranilla para acostumbrarle a los futuros herrajes.
    • Cuando el potro se tumbe, es un buen momento para continuar con otra sesión de imprinting.
    • Debemos mantener una postura lateral frente al caballo y, en la medida de lo posible, repetir todo lo anterior sin dejar que se levante, para que no aprenda a evadir la manipulación.

¿Conoces lo que es el imprinting? | Blog Equitación Decathlon Es bueno tocarle la crin el dorso ejerciendo cierta presión.

Es recomendable manipular al potro 15 minutos diarios cada dos o tres días, durante el primer mes y, posteriormente, una vez al mes cada cinco o seis meses, hasta los dos años. Es interesante, según hagamos las sesiones, ir incorporando objetos, como una cabezada, un ramal, mantillas, cepillos, aros, pelotas, bolsas...

Hay quien afirma que practicándolo solo en las primeras horas de vida es suficiente, pero como decíamos antes, no es una ciencia exacta y esta práctica esta abierta a interpretaciones.

                                     

Y ahora me despido hasta el próximo post haciendo lo que más me gusta. ¡Montar a caballo!


Contenido elaborado junto a apasionados de la equitación de Decathlon. 

: