Menú

La curva, ejercicios de postura

0 16
-/5

¡Hola jinetes!

En este post vamos a tratar sobre el entrenamiento básico de nuestro caballo así como de ejercicios de postura. Para ello, y en primer lugar, tenemos que hablar de la escala de entrenamiento.

Enfocaremos el trabajo según la edad que tenga nuestro amigo ya que no podemos exigir  lo mismo al de 4 años que a uno de 7.

Empezamos con el ritmo y equilibrio, la base de nuestra pirámide. Nuestro objetivo es conseguir que un caballo mantenga el ritmo de un aire determinado en linea recta, círculos y esquinas. Para hacerlo debe estar equilibrado. ¿Cómo conseguimos eso? Haciendo que el  caballo meta los posteriores por debajo de su masa y del jinete; nos podemos ayudar de ligeras medias paradas con la rienda exterior o realizando transiciones paso-trote y viceversa.

En los ejercicios de postura también es importante trabajar la flexibilidad del caballo tanto lateral como longitudinalmente. Para flexionar lateralmente debe aprender a incurvarse alrededor de la pierna. Esto lo logramos con círculos, serpentinas, etc. En caballos más avanzados trabajos en dos pistas. Con estos ejercicios de postura también lograremos un buen apoyo en el contacto. 

Cuando tenemos los tres puntos bien trabajados Avanzamos un poco para tratar los tres últimos escalones: la impulsión, la rectitud y, por último, la reunión. 

La impulsión es la actividad provocada por el empuje de los posteriores. Debe continuar a través de un dorso flexible, que reaccionará contrayéndose o relajándose de forma elástica. Cuando el ejercicio funciona así, decimos que el caballo trabaja con el dorso "conectado". Y, cuando se trabaja con una buena conexión a través del dorso, los caballos se presentan con más armonía y una mejor coordinación de movimientos entre los anteriores y posteriores.

La rectitud es difícil conseguirla en un potro. Es decir, es complicado hacer un caballo verdaderamente recto hasta que esté capacitado para realizar el menor de los ejercicios para enderezar, la espalda a dentro, pista interior. Además, en esta fase los posteriores estarán más remetidos y las espaldas son más fáciles de controlar; por ello no se debe poner mayor énfasis en enderezar a un potro.

La reunión se convierte en un objetivo importante. Sólo se podrá lograr si el domador mantiene y mejora los demás objetivos de: impulsión, ritmo, flexibilidad, rectitud, aceptación de la embocadura, sumisión y aires correctos.

Importante: Esto se consigue por un mayor remetimiento de los posteriores y no al reducir la marcha.

Las ayudas principales para la reunión son las medias paradas, círculos cada vez más pequeños, serpentinas, transiciones dentro del mismo aire, transiciones crecientes y decrecientes y los movimientos laterales entre los distintos ejercicios de postura.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre ejercicios de postura, déjame un comentario. 

¡Un saludo aventureros!  

Jessica López 

Apasionada de la Equitación  

Decathlon de Barakaldo

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.