El esquilado del caballo

Comentarios 0 8 -/-
FacebookTwitterEmail

En consonancia a los servicios que ofrece Fouganza a sus clientes (lavado de mantas, desinfección de mantillas, arreglo de cinchas, etc.) hoy os queremos hablar del esquilado del caballo y, con ello, de otro de los servicios estrella de nuestra marca: el alquiler de esquiladora

Una manera fácil y cómoda de poder adquirir esta herramienta y poder esquilar a tu caballo en el momento que lo necesites.Antes de todo, es importante que conozcamos qué es esquilar a un caballo y para qué sirve. El esquilado del caballo consiste en cortar el pelo de nuestro caballo. 

Puede considerarse como una actividad antinatural ya que el pelo nace y crece con la función principal de protegerlo del frío durante el invierno y mantenerlo caliente durante el verano. No obstante, hay muchas razones por las que un caballo es esquilado:

  • El animal trabajará mejor, sin estrés y sin el peso del pelaje. Estará mucho más ágil y cómodo.
  • Evitará el exceso de sudor y todos los problemas que ello acarrean, como el frío, ya que la cantidad de pelo en invierno retiene el sudor y tarda mucho tiempo en secar lo que puede causarle enfriamientos.
  • Higiene y limpieza en zonas de heridas cuya ausencia de pelo contribuirá a evitar cualquier infección.
  • Razones estéticas: un caballo pelado luce más estético.

Partiendo de estas premisas, el esquilado del caballo debe realizarse con sumo cuidado ya que el caballo puede asustarse con el ruido de la esquiladora. Para ello, es necesario acercar la máquina poco a poco hacia el animal para que se familiarice con el sonido. 

En primer lugar, es conveniente hacerse con una esquiladora profesional, de calidad. Es importante cuidar las cuchillas para un rasurado limpio. No se recomienda esquilar al caballo durante más de dos horas ya que el peine se calienta y puede causarle daño. 

Si vemos que el animal está intranquilo, recomendamos comenzar a esquilar por zonas menos sensibles como el cuello o los hombros.Otro elemento importante es la orientación del esquilado, la mejor manera es a contrapelo y manteniendo el aparato paralelo a la piel. Para una esquila más uniforme, cada pasada debe superponerse a la anterior. 

En aquellos caballos con el pelo más grueso puede realizarse una segunda pasada. Una vez acabado todo el proceso, realiza una buena limpieza para eliminar todo el polvo y los pelos sobrantes cortados. Luego, cúbrelo con una manta cuando esté limpio. Puedes ponerle una manta fina para que luego se habitúe a la temperatura y corte realizado.     

esquilado-del-caballo-pasturando-equitacion   Consejos para el esquilado:

  • El día previo a esquilar a tu caballo, intente que el animal realice bastante trabajo.
  • Antes de esquilar, cepille a fondo al caballo para que le sea más fácil el proceso.
  • Pruebe la máquina antes de comenzar. Por ejemplo, bajo el cuello es una buena zona. La máquina funcionará correctamente si las cuchillas se deslizan con facilidad.
  • Esquile con suavidad para evitar enganches y posibles daños al caballo.
  • Es conveniente ir tapando la zona esquilada con una manta.
  • Tenga cuidado en las zonas delicadas de piernas y cabeza.  Ponga especial atención ya que un movimiento brusco puede causarle una severa lesión. En caso de que vea que se vaya a mover, sujételo de la cola.
  • Se recomienda esquilar primero, con la máquina en frío, las zonas más sensibles del animal como cabeza, bajo vientre y parte interior de las extremidades.

Acabado todo el proceso, limpie la máquina. Pero, sobre todo, las cuchillas.

Tipos de corte de esquilado:

  • Esquilado entero o completo: es aquel que suele realizarse en caballos que trabajan fuerte o compiten a lo largo del invierno.
  • Esquilado de caza o “hunter”: aquellos que son esquilados completamente salvo las patas y la zona de la montura. La razón es evitar los cortes y golpes que puede ocasionarse en las extremidades. Y, en el caso de la zona de la montura, para que actúe como sudadero. Para ello, se esquila al animal con la montura puesta.
  • En manta: esquilar de forma que se quede como una manta de invierno en el dorso, los riñones y la grupa.
  • Corte señalado o de enganche: el corte puede ser de diferentes formas (alto, medio, bajo, muy bajo...) adaptándolo a las zonas en las que más suda cada ejemplar. Este tipo de corte se usa tradicionalmente en caballos de enganche.   

Una vez conocido todo lo relacionado al esquilado del caballo, queremos recordar el servicio de la esquiladora en Decathlon. Todo jinete que lo precise puede pasarse por nuestras tiendas y disfrutar de este servicio que le ofrece Fouganza. 

La oportunidad de alquilar una herramienta y poder disponer de ella de 24 a 48 horas. Lo único que tienes que hacer es comprar un cabezal de cuchillas que, igualmente, vendemos en nuestra sección, y que es compatible con la máquina. 

La esquiladora es muy completa y de gran calidad. Siempre se le recuerda al usuario del servicio que el producto se devuelva en las mismas condiciones.Sin más, nos despedimos hasta el siguiente post en el que conoceremos un poco más sobre “Seguridad en ruta” y artículos reflectantes. 

¡¡OS ESPERAMOS!! Mientras, sigamos haciendo lo que más nos gusta, montar a caballo.  


Contenido elaborado junto a apasionados de la equitación de Decathlon. 

: