Menú

Insectos: los enemigos de tu caballo

0 30
-/5

Dermatitis estival y insectos

¡Hola a todos! Hoy vamos a tratar sobre un tema que nos preocupa a todos y más cuando se trata de la salud de nuestro caballo. En primer lugar, hablaremos sobre el por qué nuestro caballo se rasca llegada determinada época del año y por causas como los insectos. Posterior, qué es una dermatitis, cuáles son sus síntomas y, finalmente, cómo podemos evitar que esta patología se desarrolle en nuestro animal.

La alergia es la causa por la que muchos caballos se rascan compulsivamente y llegan a autolesionarse, aunque puede haber otros síntomas además del picor. Se puede decir que la alergia es un trastorno relativamente común y, además de ser molesta, puede llegar a ser muy peligrosa (puede provocar infecciones, incluso obstrucción pulmonar). Antes de ver la posible solución o remedio para esta afección, vamos a indagar en las causas y síntomas de la alergia en caballos:

Los caballos pueden padecer alergias por muchas causas. Las más comunes son la hipersensibilidad o las reacciones alérgicas a medicamentos, picaduras de insectos, alergias alimentarias y reacciones atópicas. Las causas que no tienen una base inmunológica pueden deberse al estrés, anormalidades genéticas y tanto a bajas temperaturas como al excesivo calor.

Hoy vamos a centrarnos en alergias por picaduras de insectos.

El primer paso para ello es encontrar los síntomas:

  • Lesiones en la piel, tales como ronchas, infecciones bacterianas, descamación, falta de pelo o pelo elevado, alteraciones en la pigmentación, heridas y costras. Estas lesiones suelen presentarse en diferentes zonas del cuerpo del caballo.

  • Picazón, comezón y urticaria, a veces extremadamente aguda, con lo que el caballo intenta calmarse frotándose con diferentes objetos o mordiéndose la piel, autolesionándose. Es uno de los síntomas más frecuentes en la alergia en caballos.

  • Trastornos del aparato respiratorio, muchas veces con inflamaciones del sistema respiratorio o problemas en los pulmones, con lo que al caballo en ciertas ocasiones le cuesta respirar y puede acarrear peligrosas complicaciones si no se trata la alergia adecuadamente.

  • El nerviosismo, la tristeza o el deterioro del estado general del animal es uno de los posibles síntomas causados por la alergia en los caballos.

  • Al igual que las personas, los caballos pueden padecer alergias estacionales, y pueden padecer congestión y secreción nasal clara y ojos irritados. Una tos persistente que se exacerba por el ejercicio es uno de los síntomas más comunes que conducen a un diagnóstico de alergia estacional.

Una vez que hayamos encontrado algunas de estas causas, podemos decir que nuestro caballo puede sufrir una alergia o dermatitis estival.

Insectos: los enemigos de tu caballo

¿Qué es la dermatitis estival?

La Dermatitis es una inflamación de la piel, relativamente común en caballos, provocada por reacciones alérgicas principalmente, infecciones fúngicas o bacterianas. Dentro de las reacciones alérgicas, la hipersensibilidad a los insectos es la causa más común de prurito en los caballos hoy en día y de los insectos, los más problemáticos son los mosquitos.

El entorno del caballo tiene mucho que ver con la presencia del mosquito, ya que estos insectos necesitan una temperatura cálida para poder subsistir y reproducirse. Las alergias se desarrollan principalmente en la primavera tardía y verano, siendo el calor, la humedad y la poca ventilación el ambiente ideal para los Culicoides.

Insectos: los enemigos de tu caballo

La clave está en la prevención

Sabiendo que tenemos un caballo alérgico, y que ésta seguramente le acompañará toda la vida, la medida más eficaz consiste en prevenir su desarrollo antes de la primavera y paliar sus síntomas en cuanto aparece.

Esto lo podremos hacer usando el Bálsamo para la piel “Crinequin Protect 200 G Prince Equitation” para evitar esa picazón en las zonas de peligro o dónde se rasca nuestro caballo.

Es necesario comprender que la salud dermatológica del caballo depende en gran medida de lo que come. Las deficiencias inmunológicas son deficiencias internas, por tanto, si podemos sanear su sistema digestivo, podremos reforzar sus defensas internas.

Combinar la dieta con suplementos nutricionales tan beneficiosos para la salud como el ajo pueden llegar a evitar el desarrollo de la alergia, pues el ajo tiene propiedades repelentes que evitan que moscas y mosquitos se acerquen al caballo. Además de ofrecer una protección externa hacia los parásitos, el ajo es rico en azufre, y éste ejerce un efecto reforzante del sistema inmunológico.

El intenso sudor del caballo, produce un olor característico que resulta muy atractivo para los mosquitos. Con una limpieza a menudo reduciremos este olor tan irresistible para los Culicoides. Utilizar repelentes, como Tri-tec Spray, previene un acercamiento de los mosquitos, especialmente en aquellas horas donde más actúan.

Y por supuesto, podremos evitar que los insectos se acerquen a nuestro amigo utilizando una manta antimoscas, como ésta, que podrás encontrar en Decathlon.

Espero que este post os haya servido tanto para prevenir o curar la dermatitis en nuestros caballos. Cualquier otra duda o sugerencia que tengas no dudes en dejar un comentario o visitar nuestro catálogo de Equitación


Un saludo jinetes. 


María Vidal 

Apasionada de la Equitación 

Decathlon Huelva

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.