Los caballos como terapia del autismo

Comentarios 0 3 -/-
FacebookTwitterEmail

De sobra es bien conocido por todos los beneficios que provoca la equitación en niños con discapacidad. Pero mucho más si hablamos de aquellos que padecen el trastorno llamado autismo. ¿Y por qué concretamente con estos niños? 

Pues bien, los caballos estimulan mucho más a estos pequeños por su capacidad de interrelacionarse con ellos y transmitirle valores y sentimientos de amor, felicidad, vitalidad y armonía. Podría decirse que sirven como terapia emocional, social y psicopedagógica.

El autismo es un trastorno o perturbación psicológica que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su mundo interior y la pérdida paulatina del contacto con la realidad que le rodea. 

Las causas de la aparición son varias, sin embargo, la que predomina sobre todas estas es la causa genética (cambio o mutación de algún gen). Muchas veces es tan amplio el número de grados que se encuentran dentro de este trastorno que es complicado deducir lo que le está ocurriendo a ese niño. Por ello, es conveniente el trabajo de la atención temprana para tratarlo cuanto antes y ayudarle en su mejora.

Entre las numerosas actividades y talleres que se desarrollan con los niños autistas, de la que hoy os queremos hablar es de la “equinoterapia” o lo que, comúnmente, se conoce como la utilización del caballo para fines terapéuticos dirigidos a la estimulación y rehabilitación de las áreas cognitivas y emocionales de los autistas.

nina_con_caballo

Esta actividad consiste en un paseo a caballo -acompañado siempre de un monitor- que se realiza al aire libre y en contacto con la naturaleza  a través del cual el niño percibe distintas y diversas sensaciones:

  1. El movimiento del caballo se fusiona con el movimiento pélvico y de la columna del niño lo que le provoca su estimulación fisiológica y el desarrollo del movimiento coordinado. El trabajo de la psicomotricidad en los niños autistas en fundamental para que desarrolle partes de su mente y cuerpo que están “apagadas”. La emoción del avance y del impulso hacia delante restablece la confianza en sí mismo y provoca que el niño experimente nuevas reacciones con el entorno.
  2. El animal desprende calor lo que ayuda a relajar la musculatura del niño. Este calor beneficia al sistema circulatorio lo que supone una mejora del área psicoafectiva. Este punto ha obtenido excelentes resultados en la estimulación temprana.
  3. El caballo transmite al niño una locomoción tridimensional equivalente a la marcha humana que consigue que el cerebro estimule los movimientos motores del cuerpo a la par. Este movimiento de marcha adquiere gran importancia ya que ayuda al desarrollo de las afecciones psicológicas y pedagógicas como la tolerancia, responsabilidad, paciencia, respeto y compañerismo.

Y os preguntaréis por qué el caballo y no otro animal. La afectividad del equino es tan grande que es capaz de percibir las limitaciones mentales y físicas de los niños autistas lo que ayuda, considerablemente, a fomentar los elementos claves de equilibrio, concentración y autoestima.

El tratamiento asistido con caballos ha constatado su eficacia para mejorar la conducta y la comunicación de los niños autistas y, al mismo tiempo, optimizar su calidad de vida

Esta actividad recreativa, realizada en un entorno agradable, favorece la relajación de los autistas. Igualmente, la relación de afecto que establece el niño con el animal le permite desarrollar su capacidad de empatía, favoreciendo su disposición de adaptación a distintas situaciones que se le presenten y su integración en la sociedad.

nina_caballo

No obstante, antes de la realización de la equinoterapia con autistas, es conveniente un análisis y evaluación de cada caso en base a una serie de objetivos propuestos. Las particularidades de un niño u otro son inmensas por lo que hay que estudiar bien la utilización de las distintas terapias.

Por tanto, ha quedado claro que el vínculo que se genera entre el caballo y el niño es tan grande que muchos especialistas ven beneficioso esta relación que se crea para la mejora física, emocional y social del pequeño.

Con este post hemos querido acercar también la equitación a aquellas personas con  discapacidad que, al igual que los atletas que están participando estos días en los Juegos Paraolímpicos 2016 de Río de Janeiro, utilizan el deporte para superarse cada día.


¡¡Enhorabuena campeones!!


Contenido elaborado junto a apasionados de la equitación de Decathlon. 

: