Menú

¡No te olvides del dentista!

0 8
-/5

A menudo, ya sea por ignorancia o desconocimiento, no somos conscientes de la importancia que tiene la revisión del estado de la boca de nuestros caballos. 

La situación en la que esta se encuentre influye drásticamente en la salud del caballo y en su rendimiento, por tanto, es IMPRESCINDIBLE hacer una revisión periódica a todos los caballos sin excepción y siempre debe llevarse a cabo por un veterinario especialista en odontología equina.

Tenemos que tener en cuenta algo muy importante: para el caballo la boca es un instrumento esencial; la utiliza para comer, defenderse, coger cosas y rascarse, además de ser nuestro “volante” a la hora de montarlos.

Para poder detectar a tiempo cualquier tipo de anomalía y poder tratarla, la inspección de la boca debe realizarse lo antes posible, ya que muchas veces los caballos no presentan ningún tipo de síntoma hasta que la alteración que presenta es grave y complicada de arreglar. 

Además, si se trata de un caballo que vamos a montar, es importante hacer un control de la boca antes de empezar a domarlo, tanto si se usa embocadura como si usa “bitless bridle”.

¡No te olvides del dentista! | Blog Equitación Decathlon La inspección de la boca debe realizarse lo antes posible.

Dependiendo de la edad de nuestro caballo los cuidados deben ser:

En caballos de menos de 5 años:

Se deben examinar con mayor asiduidad (con 4 a 6 meses de intervalo), ya que entre los 2 y medio y los 5 años cambian los dientes deciduos o “de leche” por la dentición permanente. Normalmente lo que se controla en esta etapa es la erupción de los dientes “de leche” y su reemplazo por los permanentes, así como la erupción de los molares, de los colmillos y del primer premolar o “diente de lobo”. 

En caso de que fuese necesario habría que limar los premolares y molares de forma adecuada dependiendo del caballo (edad, uso, anomalías, etc.)

En caballos de más de 5 años:

En estos casos la revisión de la boca debe realizarse con un intervalo de entre 6 y 12 meses dependiendo de la edad, si presenta alguna irregularidad, si es para uso deportivo paseo, cría, etc.

En caballos mayores de 18 años:

Hay que controlar las posibles alteraciones, ya que se pueden encontrar en un estado más avanzado. También a partir de esta edad es habitual que empiecen a perder los dientes y la aparición de enfermedad periodontal, que puede variar desde una simple inflamación de las encías, hasta una afección que dañe los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes. En los casos más graves, los dientes se caen.

Problemas dentales comunes:

A todos los caballos sin excepción se les generan unas puntas esmaltadas muy afiladas como consecuencia de su anatomía y la forma de masticar que tienen realizando movimientos circulares hacia ambos lados. Estas puntas se forman sobre el borde  exterior de los premolares y molares en el maxilar y sobre el borde interno de los premolares y molares de la mandíbula, así causan cortes y heridas en la mucosa de la cavidad oral que pueden llegar a tener gran tamaño , y en la lengua. Estas puntas deben limarse periódicamente para prevenir daños y alteraciones más graves.

¡No te olvides del dentista! | Blog Equitación Decathlon Problemas dentales comunes.

Además de las puntas, los caballos pueden presentar alteraciones más específicas como:

  • Alteraciones en el número normal de dientes : polidoncia u oligodoncia (más o menos dientes de lo normal)
  • Irregularidades en la forma de la superficie oclusal
  • Alteraciones en la colocación de los dientes que podrán dar lugar a una limitación en la movilidad de la mandíbula (y como consecuencia de ello del cuello y/o dorso)
  • Sobrecrecimientos : dientes que en su totalidad o parte tienen un tamaño mayor de lo normal por un desgaste irregular de ellos
  • Fracturas y/o traumatismos dentales por golpes
  • Caries
  • Enfermedad periodontal
  • Presencia de sarro
  • Presencia de tumores
  • Dientes “ciegos” que están en la encía pero no salen al exterior.
  • Presencia de primer premolar o “Dientes de lobo” que podrán molestar al caballos cuando se monte con algún tipo de embocadura en la boca.

¡No te olvides del dentista! | Blog Equitación Decathlon Alteraciones específicas de los caballos.

¿Cómo reconocer los problemas dentales?

Problemas digestivos:

  • No come nada
  • Se le cae la comida de la boca
  • Le cuesta comer
  • Come muy despacio o muy rápido (sin masticar)
  • Solo admite un tipo de comida
  • Moja la comida para poder masticarla
  • Pierde su buena condición física (adelgaza o engorda)
  • Cólicos
  • Halitosis
  • Comida no digerida en las heces
  • Salivación excesiva al comer

Problemas de comportamiento montado o enganchado:

  • Ladeo o inclina la cabeza
  • Rechaza la embocadura y/o la cabezada
  • Baja su rendimiento
  • Muerde la embocadura , lucha contra ella
  • Tiende a ir hacia un lado o se niega a ir a un lado
  • Tiene dificultad para reunirse
  • Presenta irregularidad en los aires
  • Tiene mal carácter

                 

Gracias al equipo de Veterinarios Especialistas en Odontología Equina, en especial a Carla Manso, sin la que no habría sido posible la realización de este artículo, habiéndonos cedido imágenes de sus pacientes y, sobre todo, sus conocimientos.

Carla Manso  Veterinarios Especialistas en Odontología Equina  Veterinaria colegiada nº 4468  Especialista en odontología y cirugía maxilofacial veterinaria U.C.M.  Colaboradora departamento de cirugía Hospital Veterinario U.C.M.  Presidenta S.E.O.V.E.


Contenido elaborado junto a apasionados de la equitación de Decathlon.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.