Transiciones y medias paradas

Comentarios 0 53 -/-
FacebookTwitterEmail

Transiciones

¡Hola jinetes y amazonas! Hoy hablaremos sobre las transiciones. Descubriremos  en qué consisten, qué tipos hay, cómo hacerlas y los beneficios que nos pueden traer al incluirlas en nuestro entrenamiento diario.

Las transiciones consisten tanto en un cambio de aire como en un cambio de amplitud del tranco dentro del mismo aire.

Diferenciaremos 3 tipos de transiciones:

  • Ascendente: este tipo de transición trata en cambiar a un aire superior al que vamos.
  • Descendente: cambio de aire a uno inferior.
  • Parada: es la transición por excelencia. Consiste en parar por completo, independientemente del aire en el que estuviéramos antes. Durante este ejercicio, el caballo debe de estar cuadrado, es decir, aplomado en sus 4 extremidades, atento, remetido, derecho e inmóvil.

transiciones

Cuando preparemos transiciones dentro del mismo aire, debemos tener en cuenta que, aunque la amplitud del tranco varíe, el ritmo debe de mantenerse. Es decir, el caballo no puede ni precipitarse o correr en los alargamientos, ni deberá dejar los pies lentos en los aires más reunidos. 

Es importante destacar que, a pesar de lo que se pueda pensar en un principio, es en los aires más reunidos donde necesitaremos más impulsión ya que sino los posteriores irán perdiendo fuerza y acabarán por pararse.

transiciones


A la hora de realizar transiciones es importante que conozcamos la media parada. Esta ayuda consiste en que el jinete cierre las piernas alrededor del caballo y retenga las riendas ligeramente. 

Esto ayuda a aumentar la atención y el equilibrio antes de pedir un ejercicio o transición. Al hacer que el caballo pase su peso a los posteriores, remete más los pies, aligerando así su tercio anterior.

Es importante que la media parada sea imperceptible para el espectador, debe ser una comunicación sutil entre jinete y caballo. Debemos tener cuidado al hacer las medias paradas, ya que si el caballo protesta o se pone contra la mano del jinete, no remeterá los posteriores como se requiere. En su lugar, el dorso se hundirá y se volverá rígido, bloqueando los posteriores del caballo.

transiciones

El jinete debe usar la pierna para que el animal siga manteniendo el ritmo que llevaba hasta el momento, ya que si peca de usar solo la mano el caballo caerá bruscamente al aire inferior y las transiciones deben de resultar fluidas, nunca bloqueando el movimiento.

En caso de que a nuestro animal le resulte complicado hacer las transiciones en línea recta, podemos ayudarle haciéndolas en círculo, ya que ahí le resultará más fácil remeter los posteriores debajo de la masa y evitaremos que proteste tanto de la boca. ¡En caso de tener dudas de cómo hacer los círculos, podéis revisar el post anterior!

Muchas gracias por leer este post, en caso de tener cualquier duda puedes en contactar conmigo o también dejar un comentario. No olvides visitar nuestro Catálogo de Equitación.


Syra Aberasturi 

Apasionada de la Equitación 

Decathlon Vitoria- Gasteiz

: