Disciplinas de equitación: el raid

Comentarios 0 4 -/-
FacebookTwitterEmail

El raid se trata de una disciplina muy exigente que provoca un gran desgaste físico y mental por parte del caballo y de su jinete, ya que pone a prueba la velocidad, la destreza y la resistencia de uno y otro. Esto hace imprescindible un entrenamiento riguroso e intensivo para ambos.

Durante la competición, la pareja debe recorrer largas distancias en uno, dos o tres días (dependiendo de la modalidad), a contra reloj, con tiempo climático diverso, por un terreno muy variado y con obstáculos naturales.

El jinete ha de ingeniárselas para administrar el esfuerzo del caballo, valorando el cambio de aire y la intensidad del paso en el transcurso de la carrera.

Todo el recorrido consta de varias etapas o fases con una cantidad de kilómetros determinados.

Después de cada etapa un veterinario toma las pulsaciones del caballo y, si no detecta ningún problema, da permiso a los participantes para continuar la prueba, si, por el contrario, las pulsaciones están por encima de lo permitido, el jinete es descalificado.

Las categorías se determinan en función de la experiencia de los inscritos en la prueba y la distancia del recorrido. Pueden ser de 40 km, 60 km, 80 km, 120 km y 160 km.

: