Menú

¡La seguridad es lo primero!

0 17
-/5

Hay deportes que practicarlos no conlleva ningún peligro, y otros a los que denominamos "deporte de riesgo", aunque necesariamente no tienen por qué ser peligrosos, su práctica en determinados momentos o modalidades pueden conllevar cierto peligro.

La equitación es uno de estos deportes, no es necesario competir para tener una caída. Ya que los caballos o ponis no son como una bici, sino que tienen una mente propia, y tienen miedos, manías... Por eso en este post voy a hablaros del equipo de seguridad para el jinete.

¡La seguridad es lo primero!Existen determinados deportes denominados "de riesgo" aunque necesariamente no tienen por qué ser peligrosos.

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir tu material de seguridad es la homologación:

1) La garantía de calidad: el material de seguridad siempre debe ser conforme a la norma vigente en el país de uso.

Para los cascos de equitación en Europa, se trata de la norma CE EN1384. Es la única norma que regula las protecciones ecuestres. Es una de las normas de cascos más estrictas de todos los deportes. Es diferente de la norma del esquí, de la norma del ciclismo...

  • La resistencia al impacto garantiza que el poliestireno absorbe eficazmente la onda de choque que podría causar un traumatismo en el cráneo, y sobre todo en el cerebro.
  • El test de perforación verifica que el casco sea suficientemente sólido para resistir cualquier intrusión en caso de caída, sobre un reparo, una piedra...
La norma también obliga a comprobar la eficacia del sistema de retención, correa, hebillas… para garantizar que el casco permanezca en su sitio una vez ajustado.
  • Un último test verifica la buena flexibilidad de la visera para controlar que no se deforme con un impacto frontal.
  • En cuanto a los chalecos de seguridad, es la norma EN 13158: 2009 la que se aplica. También debe ser validada por un laboratorio acreditado.
 Esta norma impone 3 grandes criterios: la absorción de los impactos gracias a la espuma que forma el chaleco, el tallaje del chaleco y el etiquetaje.

Todos los cascos y los chalecos de seguridad Fouganza respetan estas normas y son controlados regularmente durante la producción para garantizar que no aparezca ningún defecto.

2) Las pruebas en laboratorio

El grupo Oxylane dispone de un laboratorio interno con sello de calidad, que permite realizar los controles más estrictos de acuerdo con las exigencias de la norma europea.

Los equipos de la marca de componentes OUTCHOC están especializados en el diseño de cascos y chalecos de protección.
 También participan en los comités de elaboración de la norma europea con el fin de garantizar que la norma se corresponde efectivamente con el uso del deporte en cuestión.
 Todos los desarrollos de cascos y chalecos son controlados por un equipo competente y riguroso. 

Casco:

Existen 2 tipos de cascos:

Los cascos ajustables
:

• Tienen una ruedecilla de ajuste que permite ajustar el contorno de cabeza.

• Las distintas tallas cubren generalmente los contornos de cabeza de 48 a 52 cm (S), 52 a 56 cm (M) y 56 a 60 cm (L).

• Son los más utilizados en la fase de iniciación, en equitación por ocio y en exterior (paseo, excursión, resistencia, tiro…), pero también se pueden utilizar en una equitación más técnica, puesto que pasan las mismas normas de seguridad y son igual de seguros.

Ventajas:

• Los niños pueden conservar el mismo casco durante varios años.

• El interior suele ser desmontable y lavable en la lavadora.

• Por lo general, son muy ligeros y están muy bien ventilados.


Inconvenientes:

• No todos son perfectamente estables. Por eso es importante elegir el modelo que mejor se ajuste al contorno de nuestra cabeza.

Los cascos talla a talla:

• Pueden tener un aspecto tradicional (revestimiento textil) o muy moderno (combinación de distintos materiales como la tela, el cuero, el plástico de aspecto metálico...)

• Suelen ser los más utilizados en equitación clásica o en competición.

Ventajas:


• Cuando la talla se corresponde bien con el contorno de cabeza, el casco es muy cómodo y muy estable en la cabeza.

• Envuelven bien la nuca.

Inconvenientes:


• Los niños tienen que cambiar de casco a medida que crecen, en general hasta los 11 ó 12 años.

Desventajas:

• A veces tienen una forma redonda u ovalada que no es adecuada para todas las cabezas.

La perfecta colocación del casco es la siguiente:

1) El casco tiene que envolver bien la cabeza y no deben quedar espacios libres u holgados entre la cabeza y el casco.

2) Tiene que quedar bien recto y cubrir la parte superior de la frente, unos centímetros por encima de las cejas.

3) La correa no debe quedar demasiado ajustada ni demasiado suelta.
 Para estar seguro de que el casco esté bien puesto, gira la cabeza de izquierda a derecha y luego de arriba abajo: ni el casco ni la correa tienen que moverse ni molestar.

Después de una caída con un impacto en la cabeza, es importante cambiar de casco, ya que la finalidad del casco de equitación es proteger la cabeza del jinete en caso de caída y cuando se produce un golpe, el poliestireno absorbe la energía y se deforma para proteger la cabeza. 

Las consecuencias no siempre son detectables a simple vista, ya que el poliestireno se deforma para proteger la cabeza, y en una segunda caída no podrá cumplir correctamente la absorción del golpe.

¡La seguridad es lo primero!Después de una caída con un impacto en la cabeza, es importante cambiar de casco[/caption]

El chaleco protector de espalda:

El chaleco de seguridad protege la parte superior del cuerpo (espalda y torso) durante la práctica de la equitación. Amortigua los golpes que afectan a la columna vertebral y las costillas y clavículas en caso de caída.

Este tipo de chaleco es obligatorio en el concurso completo. Debe estar fabricado en conformidad con la norma EN 13158 clase 2, que es la norma europea vigente.

Cualidades de uso del chaleco de protección:


  • Alta protección (espalda, columna vertebral y riñones).
  • 
Adaptación perfecta al cuerpo para una comodidad óptima.
  • Espuma gofrada.
  • 
Forro de malla que favorece la ventilación.
  • Cierre y ajuste sencillo a lo alto y en el contorno de pecho.
  • Limpieza fácil: desenfundable.

Para una comodidad máxima, hay que escoger un chaleco que se ajuste perfectamente: debe adaptarse a nuestra talla y a la práctica que realizamos.

Existen chalecos más ligeros que solo protegen la espalda, chalecos de protección integral que también protegen clavículas y costillas y chalecos Air-bag, estos últimos son muy ligeros y solo se hinchan en caso de caída.

¡La seguridad es lo primero!

El chaleco que escojamos debe estar adaptado a nuestra talla y a la práctica que realicemos.]

Ahora me despido hasta el próximo post haciendo lo que más me gusta, ¡Montar a caballo! Eso sí, con la máxima protección.


Contenido elaborado junto a apasionados de la equitación de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.