Menú

Rutas a caballo por España

Comentarios 0 31
FacebookTwitterEmail

¡Hola jinetes y amazonas!

Estamos en verano y con él llega el calor y las ganas de salir con nuestro caballo a pasear y disfrutar de nuestro entorno; ya sean pequeños paseos cerca de nuestras cuadras o hacer grandes rutas.

En ocasiones, con las altas temperaturas no nos apetece salir por la mañana y lo ideal es salir por la tarde disfrutando del fresquito y de la puesta de sol. Por ello, os quiero comentar una ruta accesible para todo el mundo y que se puede hacer desde nuestras respectivas cuadras. Se trata de dar un paseo a la luz de la luna.

Lo único que tenemos que hacer es:

  1. Informarnos de qué día va a haber luna llena.
  2. Plantearnos un recorrido que conozcamos por nuestra zona.
  3. Preparar a nuestro caballo con reflectantes (si pasamos por carreteras) para garantizar nuestra seguridad con reflectantes y chalecos y la de nuestro caballo.
  4. ¡Ponernos en marcha!

Estos paseos pueden durar el tiempo que vosotros queráis, y podéis hacer los kilómetros que veáis convenientes ya que están hechos para todos los tipos de niveles de equitación; y lo más importante disfrutar del paseo y de nuestro compañero.

Según qué rutas hagamos, hay que prestar atención a la preparación física del caballo, sobre todo, si son rutas de una semana o más ya que nuestro compañero debe estar en plena forma para que no se resienta después de hacer muchos kilómetros. Para que nuestro caballo reponga fuerzas sería conveniente llevar electrolitos para proporcionarle ese aporte de sales tan necesario en aquellas rutas de larga distancia.

Aquí os quiero detallar unas rutas que a todo jinete y amazona les puede gustar:

Camino de Santiago

Una de las rutas más famosas y conocidas tanto en travesía como a caballo es la del Camino de Santiago. Este camino podemos empezarlo desde varios puntos de nuestra geografía, dependiendo siempre de cuántos días queramos hacer a caballo y cuántos kilómetros por día estemos dispuestos a realizar. 

Para ello, deberíamos informarnos de las diferentes etapas en webs o puntos de información destinados para realizar este viaje. Hay que tener en cuenta que, con este tipo de ruta, como mínimo vamos a estar montando una semana (según la ruta que elijamos) y, como he dicho anteriormente, nuestro compañero debe estar en plena forma.