Recomendaciones para la escalada en bloque

Comentarios 0 7 -/-
FacebookTwitterEmail

En este post me gustaría comentar algunas recomendaciones para que todo@s podamos disfrutar de este deporte que nos apasiona, no sólo desde el punto de vista de la seguridad, que es importante conocer para minimizar los riesgos, si no que también me gustaría hablar sobre unas reglas básicas que tod@s los escaladores deberíamos cumplir al 100%.

1. Respeta siempre tu entorno. Esto es común en todas las actividades en la montaña, pero por desgracia, no está de más comentarlo, ya que es frecuente visitar zonas donde el comportamiento humano dista mucho del deseado. Lleva siempre una bolsa de basura para todos los desechos, incluidas las colillas que tardan en degradarse unos 10 años. Si tenemos que ir al “baño” tienes dos opciones, cavar un hoyo muy profundo y enterrar el papel, si no es muy profundo quemar dentro de ese hoyo tu papel, o la más fácil de todas que es tirar ese papel a tu ya inseparable bolsa de basura.

2. Respeta las restricciones de la zona. Existen muchas escuelas que tienen sus propias normas. Es común que existan sectores en los que está prohibido escalar en determinadas fechas del año, en otras no se puede escalar de noche, etc. Es muy importante cumplirlas para evitar que se prohíba la escalada en esas zonas como ha ocurrido en alguna ocasión. Es responsabilidad de tod@s los escaladores que se cumplan para seguir disfrutando del mayor número de escuelas posibles.

3. Toma conciencia de los riesgos. A la hora de empezar a blocar debes ser consciente de los recursos de los que dispones. Esta claro que la escalada en bloque conlleva unos riesgos que todos lo escaladores asumimos, pero esos riesgos se pueden minimizar.

Si un día sólo llevamos un par de crash pads pequeños, lo más sensato es que ese día no pruebe bloques muy altos, ya que la caída no estaría cubierta. Es mejor probarse sólo los pasos de abajo o mucho mejor, buscar para ese día bloques más bajitos.

Para evitar lesiones innecesarias tenemos que contar siempre con nuestro sentido común.

4. El porteo en el bloque es todo el sistema de “aseguramiento” del que disponemos. A diferencia de la escalada deportiva en la que llevamos arnés, cuerda, aseguradores, etc., que debemos comprobar todos y todos nos dan seguridad, en el bloque contamos con uno o varios colchones y un porteador o varios, según las circunstancias. Existen dos “fases” a la hora de hacer un buen porteo, en primer lugar estaría la colocación del crash pad y en segundo lugar está cómo debe comportarse la persona que portea:

4.1 Colocar bien el crash pad. Es imprescindible colocar bien los crash antes de blocar. Deben cubrir la superficie en la que podemos caer y siempre evitar que haya escalones. Si hay una piedra, intentaremos poner un colchón que la tape y encima otro para no caer directamente sobre ese. En muchas ocasiones tendremos que ir moviendo el colchón a medida que el escalador avanza en el bloque, siempre debemos pensar dónde va a caer y tener en cuenta las posibles puertas de movimiento para que en caso de caída siempre siempre se caiga sobre el crash pad.

colchonetas colocadas

4.2 Colocación del porteador. Una vez que nos aseguramos que tenemos bien colocadas nuestras colchonetas y están cubriendo la zona de la posible caída, siempre debemos estar con los brazos en alto o si el escalador está a baja altura, con las manos a la altura de la espalda o la cintura. En caso de caída intentaremos parar un poco esta con nuestras manos y si es necesario empujar al compañero hacia la colchoneta. Para evitar accidentes innecesarios es importante que la persona que portea tenga claro algunas recomendaciones:

- El objetivo final es que el escalador caiga sobre el crash pad. Siempre será menos traumática la caída si cae sobre nuestros colchones, de sobra preparados con varias espumas de diferentes densidades para amortiguar la caída, que sobre el cuerpo de alguien. Por esto es importante que no estemos debajo del escalador, aunque a priori puede parecer que estamos protegiéndole más, en realidad hay más posibilidades de que nos rompa la nariz y encima se haga daño, que de ayudarle en la caída. Si dudas entre mover la colchoneta o pararle con tus brazos, no lo dudes, siempre mueve la colchoneta para que caiga sobre ella.

- Después de tener claro que debe caer en la colchoneta, el porteador debe estar siempre pendiente del escalador, con los brazos en alto si este está por encima de nosotros y a la altura de la espalda o de la cintura si está por debajo de nosotros. En caso de caída nuestras manos empujarán al escalador hacia las colchonetas intentando parar un poco la velocidad del que cae y si es necesario dar un empujón para que caiga en nuestra zona de seguridad. Se pueden evitar muchas lesiones si caemos sobre el colchón.

5. Limpieza de los bloques. Esta medida es algo que creo que a todos nos cuesta mucho llevar a cabo. Lo correcto sería que todos cada vez que vayamos a probar un bloque lo limpiemos y siempre al terminar lo dejemos cepillado. Esta medida no es sólo por cortesía o educación a los futuros escaladores que probarán el mismo problema que tú, si no que también es una forma de que la roca no acabe por tener zonas como “escayoladas” por el magnesio y se pierda la “pureza” del agarre. 

En alguna ocasión puedes encontrarte bloques que de ser tan míticos y probados por tantos escaladores, cuando vas a darle y lo intentas cepillar para notar las sutilezas de sus agarres, hay tal milhoja de magnesio que resulta difícil adivinar cual fue su estado original. Otro de los motivos por los que debemos limpiar los bloques que probamos es minimizar el impacto visual que provoca en el paisaje. En este punto, yo como escaladora y a modo personal, me encanta dar un paseo por el campo y ver rocas con su magnesio y poder visualizar la línea del bloque, pero no todo el mundo piensa como nosotros y la mayoría interpreta esas manchas como un impacto visual fuerte en el medio.

limpieza del entorno

6. Caídas. En la práctica de boulder, inevitablemente las caídas están aseguradas. Lo ideal sería que todas las caídas fueran lo más controladas posible, pero siendo sinceros, en muchos casos estás dándolo todo por hacerte el bloque y lo luchas hasta el final, hasta que se te va un pie, o una mano, o los dos…¿Qué hacer entonces? Pues al igual que en la escalada deportiva que muchas veces se ensayan las caídas para perderle el miedo, por ejemplo a ir de primero, en el boulder también se debería ensayar. Lo importante es tener en cuenta que debemos intentar caer de la manera más controlada posible y doblando las rodillas para minimizar los daños.

7. Mi última recomendación es acerca de nuestro material estrella: el crash pad. En el bloque nuestras caídas son amortiguadas por nuestros crash pads y aunque es cierto que es un material que dura bastante tiempo, debemos de ser conscientes de su estado en todo momento. Al igual que para la escalada deportiva o clásica, la cuerda es un elemento vital y el estado de esta se revisa y la sustituimos por una nueva en cuanto detectamos que ya está pasada, en el caso de los colchones es lo mismo. 

Los crash pad están compuestos por varias espumas de diferentes densidades que varían de grosor y material dependiendo del fabricante. Estas espumas son las que amortiguan nuestras caídas y por tanto se van desgastando. La climatología también influye en su conservación y dependiendo de lo aisladas que estén, las espumas pueden deteriorarse antes o después. 

Si nuestro colchón está demasiado blando que se nota perfectamente que ya no va a cubrir igual la caída o el estado de las espumas es malo, debemos cambiar de colchón. Si la cordura de fuera está en buenas condiciones, puedes cambiar solamente las espumas y decidir de que manera te “rellenas” tu propio crash pad, esto es más económico que comprar uno nuevo, pero no sirve en todos los casos. Lo importante es tener claro que es nuestro elemento de seguridad y debemos tenerlo siempre en buenas condiciones.

Buenos amig@s espero haber trasmitido bien las recomendaciones que considero importantes a la hora de practicar boulder. ¡Hasta el próximo post tronchadores!


Sonia García

Apasionada de Montaña y Escalada  

Decathlon Alcobendas

: