Menú

PIES DE GATOS. ELECCIÓN DE MODELOS. PRESTACIONES TÉCNICAS.

Comentarios 1 110
FacebookTwitterEmail

Puedes elegir un pie de gato polivalente, pero la excelencia en ciertas prestaciones no son compatibles con otras.

El pie de gato, parece un concepto sencillo, pero puede ser una difícil elección, si solo queremos adquirir un solo par.  Sí, un escalador con cierto nivel mínimo tendrá tres pares con prestaciones diferentes, en el mejor de los casos dos, si no es muy dado a cambiar de estilos de escalada. Intentemos profundizar lo justo, para que el post sea una herramienta al alcance de la mayoría.

Abordemos, de forma muy ligera, las hormas. No es más que la forma y la construcción (materiales y goma), que el fabricante usa en el pie de gato atendiendo a la distribución del peso hacia el dedo gordo, la actividad concreta a la que se dirige, la rigidez que busca, etc. Diferenciarnos dos características fundamentales para clasificar las hormas: la simetría y la rigidez

Atendiendo a la simetría, y observando la planta del gato y la vista lateral del mismo apoyado, diferenciamos tres tipos:

  • Clásico, recto o simétrico, y plano, apoyado totalmente en la vista lateral.
  • Semi técnico o asimétrico, considerando el apoyo más marcado hacia el dedo gordo, y curvo, ligeramente cóncavo en la vista lateral.
  • Técnico o muy asimétrico, y muy curvo.

Atendiendo a la rigidez:

  • Blandos.
  • Rígidos.

Ahora tenemos que considerar la forma del pie. Habrás oído hablar del pie egipcio o aquel pie con el dedo gordo  mas largo que los demás; el pie cuadrado con todos los dedos muy parejos; y el pie griego en el que el dedo anular es mas largo que el gordo. También hay que considerar si el pie es estrecho o ancho. El gato debe adaptarse al  tipo de pie, y no al revés. 

Añadir a la ecuación la goma, y sus espesores y durezas. El espesor da rigidez, y la dureza adherencia y durabilidad. A diferentes temperaturas , diferentes rendimientos de la goma. Como  si de un neumático de carreras se tratase, a diferentes temperaturas, diferente degradación y agarre. La conocida gama de Vibram, cubre las necesidades de nuestros modelos más exigentes, como la XS grip con una adherencia alta y espesores que le confieren una durabilidad media.

 El nivel del escalador,  la duración de la actividad, y la exigencia de la presas de pie, determinan cuál es el mejor gato a elegir. El factor limitante, la fatiga del pie. Las prestaciones en juego, sensibilidad, canteo y adherencia

  • Un gato flexible, sensible y adherente, con gomas de durezas medias-bajas y espesores entorno a los 3 mm., que al deformarse permiten mayor superficie de contacto. Un gato que nos dará mucha información para escalar a vista, competir, rocódromos, chorreras, etc., pero penalizará en presas muy pequeñas romas, cuando se fatiga el pie, en ciertos canteos, en días largos de escalada. 
  • Y en contra, un gato rígido, con durezas medias-altas para evitar deformaciones y espesores de goma 4-5 mm., una rigidez que confiere una gran capacidad de transferencia del empuje y de canteo al gato, hará parte del trabajo de sustentación por nuestro pie. Un gato que nos permitirá hacer jornadas maratonianas de pared (entre 300 y 900 metros día), realizar secciones o vías sostenidas en regletas pequeñas, etc., pero en contra penalizará en escalada vista (contra más espesor y rigidez menor sensibilidad), y también en ciertas adherencias y chorreras.

La sensibilidad es la información que manda el pie de la presa y el apoyo. Por ejemplo, con un gato muy flexible notaremos que estamos resbalando en la presa, y podremos corregir el apoyo; pero con un gato muy rígido a veces ni notamos que hemos resbalado, y habrá sobrevenido la caída, siendo demasiado tarde  para rectificar.

Las marcas juegan con los  espesores de 3 - 6 mm. y las durezas de las gomas; la rigidez, con bailarinas, velcros y cordones; los materiales como la piel o sintéticos; etc., para conseguir prestaciones intermedias. Así que la rigidez juega en contra de la adherencia y sensibilidad;  y la adherencia y sensibilidad en contra del reparto de la carga al pie al gato, el canteo y la durabilidad.

En los niveles iniciales, donde el pie no está hecho y la fuerza-resistencia del pie son bajas, los tiempos de escalada se alargan, elegiremos gatos cómodos con hormas clásicas, construcciones más rígidas para ayudar al pie.


Pies de Gato Escalada Simond Rock+ Gris / Amarillo

Una buena idea es tener un gato de construcción diferente, para el rocódromo, y favorecer el fortalecimiento del pie en un medio en el que los tiempos de escalada son menores sobre mejores presas por regla general, como podría ser una bailarina básica. La adaptación progresiva, es casi  una necesidad. En función de nuestro desarrollo deportivo, podremos apostar por modelos más semi técnicos, como el Simond Edge I de cordones.

Pies de Gato Escalada Simond Edge 2 Cordones Amarillo / Azul Adulto

El número del pie de gato, es sin duda el eterno debate. Eprimer paso debería ser probarse el gato, calzárselo y "estar cómodo". Sí, habrás escuchado que no tiene que estarlo, incluso debería doler, pero calzarse el gato y no poder tan si quiera mantenerte de puntillas en el suelo no es buena señal. El dolor no puede ser limitante ni en la primera puesta. Si no puedo pisar, sin cargar el peso por el dolor, no podré transferir mi peso a una presa. 

Atención, que a veces no es problema de la talla y sí de la forma del gato. Una vez calzado, y pisando una regleta preferentemente, debemos estar atentos al reparto en los dedos, apoyando todos, con mayor incidencia del apoyo en el pulgar. Yo defiendo un concepto que es la regresión o progresión negativa. Aunque no lo parezca, un dedo del pie en posición de garra sobre una regleta o agujero, genera un tensión brutal pudiendo generar desgarros, incluso a nivel de inserción. 

Considera adaptarte al gato progresivamente, dando la oportunidad de generar adaptaciones a largo plazo a las estructuras del pie, como nuestros tendones, que necesitan de 2-3 años. La idea seria elegir una talla, no incómoda, para en un futuro bajar media, y así progresivamente. Lo ideal es hacer mínimo de 2-3 bajadas cuando damos con nuestro pie de gato. Por ejemplo, elegir en nuestro primer par el 39, el segundo 38'5 y el tercero 38. El pie se ha adaptado al gato, y podemos usar a 38 para rendir al máximo nivel ensayando, y 38'5 para un uso más polivalente. 

Así mismo nos servirá de orientación en modelos de la misma marca, siempre que tengamos clara la construcción de nuestro gato, y el gato que comparamos, pues si el gato es de construcción más rígida tenderá a media talla más, y si es mas flexible tenderá a media talla menos (hasta 5 números menos que el número de calzado de calle).



SIMOND CHAUSSON ROCK+ GRIS - 000 --- Expires on 29-05-2028
IMG_20190615_233633

Adquirir un nuevo modelo o elegir a distancia no suele ser fácil, recomendamos la elección in situ. Ahora bien, si te empeñas, con estas pautas, la aproximación sera más fácil.

Cruzando la información facilitada hasta ahora, y por lo que no quiero profundizar más en cuanto a la forma, concluimos que es muy difícil acertar a ojo que gatos nos estarían cómodos, y eso sin considerar las diferencias entre marcas, en patrones, tallajes, soluciones técnicas, etc. 

A grandes rasgos el pie egipcio es polivalente y puede llegar a perfiles muy asimétricos; el cuadrado es muy polivalente y tiende a adaptarse a la máxima tecnificación; y el griego no tiende a adaptarse bien a perfiles muy asimétricos. 

No obstante hay hormas para todos los gustos y todos los tipos de pie admiten las diferentes hormas, en mayor o menor medida jugando con la talla. En este punto, el tamaño, el ancho y largo del mismo, juegan un papel importante. Una palanca mayor, puede obligar a usar modelos menos agresivos, que los que puede soportar un pie más corto con la misma morfología y el mismo tipo de uso. Así mismo , la horma de un modelo puede limitar el tallaje pequeño por no ser compatible con nuestro pie. Y ni decir tiene, que se pueden alcanzar, sin hormas extremas, niveles altos de escalada.

Un mundo fascinante, donde tu experiencia es tu mejor aliada. Si te surge alguna duda no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de mi perfil.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales

Debes saber que tus datos sólo los compartes con Decathlon, tus datos no se ceden ni se comparten. Ten la seguridad que esta no es nuestra política. Tus datos en Decathlon son para poder darte un servicio apropiado y proporcional. Cuando contratamos un servicio queremos que sepas que no sólo es para lojar tus datos, sino para permitirnos informarte cuando publicas tus opiniones, o con fines de análisis. Las empresas que contratamos siguen nuestras instrucciones. Debemos ser capaces de proporcionar estos datos a las autoridades públicas pertinentes como parte de nuestras obligaciones legales, si es necesario.

¿Cuándo eliminamos tus datos relacionados con las opiniones? Automáticamente, después de 3 años.

Queremos que sepas que puedes consultar o rectificar tus datos personales enviando un email al delegado: delegadoprotecciondatos@decathlon.com

Conoce más sobre cómo tratamos tus datos

Los interesados tienen derecho a reclamar ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos www.agpd.es).

#1 IVÁN CASTRO
....y pensar que puede dar más de si el post...muy bueno.

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.