Menú

Escalada de varios largos fáciles (Primera parte): El Peñon de Ifach

0 17
-/5

¡Hola!

Para estrenarme en este blog he preparado una serie de 3 entradas con vías de escalada fáciles en España (dos de ellas deportivas y una clásica). En esta primera entrega os contaré mi experiencia escalando en el Peñón de Ifach, en la localidad de Calpe.

Aprovechando una semana de vacaciones en el trabajo, Emily y yo decidimos salir de la rutina y viajar un poco por el mediterráneo español, con la cuerda en el maletero, por supuesto. 

Después de algunos días de relax, mezclados con escalada y turismo, nos encontramos en Calpe para hacer lo que será la joya de la corona del viaje, la vía Diedro UBSA (abierta en 1977) en el Peñón de Ifach: una escalada de varios largos en deportiva con 250 metros de longitud y dificultades de hasta 6a. 

Como material llevamos 15 express, cintas planas y mosquetones para las reuniones, un juego de fisureros para reforzar los seguros que alejan un poco, dos cestas para asegurar y rapelar y una cuerda de 70 metros.

Llegamos a Calpe a eso de las 9 de la mañana y nuestra primera parada fue una cafetería cerca del paseo marítimo para desayunar y coger fuerzas. Una hora más tarde ya estábamos con todo el material en busca de la base del Peñón para empezar la ascensión

Para ello tuvimos que llegar al final del paseo marítimo y una vez allí subir durante unos 15 minutos por la base de la pared hasta llegar al comienzo de nuestra vía.

Asegurándonos que lo llevamos todo

Después de recuperar el aliento y ver por donde va la vía, comenzamos a subir hasta la primer reunión (R0) por una trepada de III, que conviene hacer con cuidado y que te mete de lleno en situación (existe la opción de empezar por la base del diedro en autoprotección).

Al llegar a la R0 nos encontramos con una cordada inglesa (padre e hijo) que ya estaban escalando. Tras esperar un poco nos pusimos manos a la obra y, como habiamos decidido, empece yo el primer largo (V+). Este comienza con una travesía a derechas para meterse en el diedro y de ahí para arriba. Nada más empezar ya se puede ver que la vía es una de las clàsicas por lo lavada que está la piedra (parece que algo menos que la vía “Valencianos”, la más asequible y repetida de esa cara del Peñón). Por lo general este largo no es excesivamente duro, pues hay buenos agarres si los buscas, pero tampoco es un paseo (si tu grado es mayor de 7a, posiblemente discrepes). 

Cuando llego a la R1 me encuentro de nuevo con los ingleses que van algo más lentos que nosotros por lo que nos toca esperar un ratillo hasta que Emily puede empezar a escalar. Cuando por fin lo hace no tarda mucho en llegar hasta la R1 donde compartimos sensaciones (esta es su segunda vía de varios largos y para mi la segunda liderando cordada, por lo que estamos bastante concentrados) y nos ponemos a preparar el inicio del segundo largo (V+).

A media subida del peñon

Este empieza con una placa con buenos agarres que le da el grado al largo, para una vez superada tirar a izquierdas para arriba hasta la R3, una reunión muy cómoda pero donde ya da el sol de pleno. En ella están de nuevo nuestros amigos británicos, que me ayudaran a ponerme bien moreno tomándose su tiempo para hacer el siguiente largo.

Este tercer largo (V+) empieza por una grieta para luego hacer una travesía y subir por el diedro de nuevo. A todo esto, ¡las vistas desde aquí son espectaculares! Cuando las fuerzas nos dejan, paramos a mirar el mar y disfrutar un poquito del entorno.

Vistas a media subida

El cuarto largo (V) no se presenta difícil pero si algo sinuoso pasando alguna chimenea y saliendo en la parte final a una gran roca encajada que sera la reunión desde donde empezamos el largo más exigente de la vía.

Tras mentalizarme, empiezo el quinto largo (6a) subiendo por una placa donde hay que ir buscando los buenos agarres (que los hay), pasada esta parte llego a una cueva donde puedo descansar antes de afrontar el paso. Una vez listo y tras chapar usando un cordino en un puente de roca, salgo por la cueva en desplome y busco a derechas una salida hacia una repisa. 

Cuando ya casi está superado, llego a un romo en el que por un segundo veo que voy para abajo. Por suerte y empleándome a fondo (prácticamente clavando las uñas) consigo quedarme y alzarme hasta la ansiada repisa. ¡El paso está superado! Para acabar el largo se hace una travesía ascendente a izquierdas y se llega a la R5. Decir que este largo se puede hacer yendo a derechas a la mitad de la placa, saliendo de V, pero yo recomendaría hacérselo de frente porque no tiene desperdicio. 

Una vez en la reu es el turno de Emily. La primera parte se la saca rápido, pero al llegar a la cueva empiezan las dudas. Con el cansancio acumulado de media mañana escalando al sol, le toca pelearse de lo lindo con la roca, pero con una buena dosis de coraje, acaba llegando a la reunión con cara de “para qué demonios te hago caso yo y me dejo liar para escalar esto”.

Pasado el momento clave,nos toca montar un rapel, en el que hay bajar haciendo una travesía a izquierdas para llegar a la siguiente reunión (R6). Esto nos lleva un rato (no se en tiempo de reloj, pero una hora fácil) ya que es algo complejo y nos espera un péndulo curioso en caso de caída. Finalmente acaba saliendo. En este punto decir que no hay que quedarse en la primera reunión que veamos, sino en la segunda, pues esto nos ayudar a enfrentar el próximo largo.

Cuando conseguimos juntarnos en la reunión empezamos el sexto largo (V/V+), el cual comienza con una travesía curiosa pero que luego se hace bastante sencillo y acaba tras pasar unas palmeras que preceden a la reunión y en las cual toca “frotarse” un poco para superarlas. A todo esto, desde la reunión que precedía al 6a, no hemos vuelto a ver a los ingleses que parecen haber metido la directa hacia la cima.

Con más cansancio y ganas de acabar que otra cosa le damos al séptimo y último largo (V/V+). Este comienza buscando una fisura que una vez alcanzada nos llevará al final de la vía. Es un largo bastante bonito, en mi opinión, pues da una sensación de exposición que hace más vistosa la escalada, ofreciendo una primera parte de fisura ancha y otra segunda de fisura para hacer en bavaresa que acaba saliendo por una placa que nos conduce a la reunión.

Arriba del peñon de Ifach

Una vez en la reu, suspiro aliviado y contento de haber podido encadenar la vía (aún falta otra pequeña trepada de III, pero ya sabe a victoria) y tras esperar unos minutos a Emily, subimos hasta el poste que marca el punto más alto del peñón.

Fotografiándonos con el paisaje

Allí, más celebraciones, las fotos de rigor y algo de comida. Por cierto, no lo había dicho pero sobrevivimos todo el día (a esas alturas deben ser la 8 y algo) con algunas barritas, agua y un gel (de esos de deportistas, no el H&S), por lo que el estómago empieza a despertarse. Tras un último vistazo desde la cima, disfrutando de la panorámica que mezcla el mar con la ciudad, nos disponemos a bajar, con el sol ya desaparecido.

Vistas a Calpe

Aquí empieza lo que por su dificultad podría ser un largo más de la vía, el camino de bajada, que no se muestra claro y menos con un frontal para dos y sin apenas luz natural. Después de varios pasos en falso, de discutir direcciones y de esquivar unos huevos de gaviota (que por cierto, estas aves tan majas han sido un elemento más del pasaje durante la escalada) encontramos una senda que nos lleva, no sin darnos un buen paseo, al túnel que marca el comienzo de una senda para turistas y que nos dejará a eso de las 9,30 de la noche de vuelta a nuestro coche.

Una vez recogidas las cosas y tras saciar nuestros apetitos con unas hamburguesas del burguer (para acabar bien), partimos en dirección a casa con la sensación de haber realizado una de nuestras mejores escaladas y tras haber pasado el dia #Enestadovertical :-)


Contenido elaborado junto a apasionados de la escalada de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.