Menú

La seguridad en pistas, asignatura obligatoria

0 21
-/5

Mi primer post en el blog lo voy a dedicar a un tema que considero de interés general para cualquier persona que acuda a una estación de esquí y que muchas veces se desconoce, y es, cómo movernos de manera segura en este entorno.

Lo primero que debemos hacer al acudir a una estación por primera vez, es hacernos con un plano de pistas para saber cómo es la estación, que zonas tiene y por qué zonas debemos movernos dependiendo de nuestro nivel de esquí.

Empezaré hablando del balizamiento de las pistas, señalización que debería conocer todo esquiador y que consiste en un código de colores igual para todas las estaciones del mundo y que nos permite distinguir las pistas según su nivel de dificultad.

El balizamiento tiene una doble función, de protección y de orientación incluso con malas condiciones de visibilidad, informando al mismo tiempo del nombre de la pista y el grado de dificultad.

Las balizas, se colocan en al menos uno de los lados de la pista y siempre fuera de ésta. Las balizas de una pista son del color de la dificultad de la pista, a excepción de la parte de arriba, que siempre será naranja de alta visibilidad para poder identificarlas en caso de malas condiciones atmosféricas. 

Además, podremos diferenciar las balizas del lado derecho y del lado izquierdo de la pista ya que el tramo naranja es mayor en las balizas de la parte derecha. Al inicio de la pista, siempre tendremos una baliza indicando el nombre de la pista.

la-cabana

Los colores que identifican las pistas, son en orden de menor a mayor dificultad, verde, azul, roja y negro. Esta clasificación se realiza en base a criterios topográficos y hay que tener en cuenta que las condiciones meteorológicas o el estado de la nieve puede aumentar la dificultad.

Las pistas verdes son pistas muy fáciles o de principiantes, su pendiente longitudinal y transversal no podrá superar el 15% de desnivel, con excepción de cortos recorridos en terrenos despejados.

Las pistas azules son pistas fáciles o intermedias, su pendiente longitudinal y transversal no podrá superar el 25% de desnivel.

Las pistas rojas son pistas difíciles, su pendiente longitudinal y transversal no podrá superar el 45%, con excepción de cortos recorridos en terreno despejado.

Las pistas negras son aquellas que exceden de los valores máximos señalados para las pistas rojas. Por regla general, no estarán balizadas ni pisadas.

Existen otro tipo de señalizaciones, de peligro, de advertencia, de cierre, de información y de orientación en pistas. También se señalizarán los cruces, las bifurcaciones, el acceso a zonas de principiantes y aquellos lugares que se consideren peligrosos o con riesgo de accidente.

precaucion-despacio

Siempre que veamos una señal (ya pude ser panel, cuerdas, balizas, mallas…) negra y amarilla es indicativa de peligro.

                       peligro-caida               pistas-seguridad

La Federación Nacional de Esquí (F.I.S.) ha establecido unas normas de conducta para esquiadores y snowboarders en las estaciones de esquí, y son las siguientes:

Respeto de los otros. 

El esquiador o snowboarder debe comportarse de manera que no ponga en peligro o perjudique a los demás.

Elección de la ruta.

El esquiador o snowboarder que viene de atrás debe elegir su camino de forma que no ponga en peligro al esquiador o snowboarder de delante.

Adelantamientos. 

El adelantamiento puede efectuarse por arriba o abajo, derecha o izquierda, pero siempre de manera que se deje espacio suficiente para prevenir las evoluciones voluntarias o involuntarias del esquiador o snowboarder adelantado.

Entrar en la pista, comenzar a deslizar y girar hacia arriba.

Todo esquiador y snowboarder que penetra en una pista, reanuda su marcha después de parar o evoluciona hacia arriba debe mirar arriba y abajo de la pista para asegurarse que puede hacerlo sin provocar peligro para él o los demás.

Parar en la pista.

Todo esquiador o snowboarder debe evitar estacionarse sin necesidad en los pasos estrechos o sin visibilidad de las pistas. En caso de caída en uno de estos lugares, debe apartarse y dejar libre la pista lo antes posible.

Subir y bajar a pie.

El esquiador o snowboarder que suba o baje a pie debe hacerlo por el lateral de la pista.

Respeto del balizaje y la señalización.

Todo esquiador o snowboarder debe respetar el balizaje y la señalización.

Prestación de ayuda.

En caso de accidente todo esquiador o snowboarder tiene la responsabilidad de prestar socorro.

Identificación. Todos los esquiadores o snowboarders que sean testigos de un accidente, sean o no responsables del mismo, deben identificarse e intercambiar nombres y direcciones.

Espero que después de este post de seguridad, podamos ir todos un poco más seguros por las pistas. ¡Buenas curvas a todos!

(Todas las fotos son de la estación de esquí de Alto Campoo, Cantabria)

(Fuentes: ATUDEM, FIS)


Contenido elaborado junto a apasionados del esquí alpino de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.