Consejos para practicar esquí de fondo por primera vez

Comentarios 0 633 -/-
FacebookTwitterEmail

1. CONOCER LOS TIPOS DE ESQUÍ DE FONDO QUE HAY.

Clásico:

  • Es la modalidad ideal para los principiantes. 

  • Consiste en desplazar los esquís por carriles previamente creados en la nieve en coordinación con el impulso de los brazos y bastones. 

  • Los esquís llevan pieles, escamas o ceras para un mayor agarre.

Skating o patinador: 

  • Es la modalidad para los que dominan el esquí alpino. 

  • Consiste en imprimir velocidad a un movimiento parecido al del patinaje, impulsándose alternativamente con cada pierna y usando los bastones como apoyo. 

  • Los esquís deben encerarse para asegurar un deslizamiento más fácil.


2. SABER DÓNDE PRACTICARLO.

  • Estaciones en el Pirineo Catalán: Aransa, Guils Fontanera, Lles de Cerdanya, Sant Joan de l’Erm, Tavascán, Tuixent - La Vansa, Virós - Vall Ferrera. 
  • Estaciones en el Pirineo Aragonés: Balneario de Panticosa, Candanchú - Somport, Linza, Lizara, Llanos del Hospital, Oza - Gabardito, Pineta.
  • Estaciones en el Pirineo Navarro: Abodi - Irati, Larra - Belagua.
  • Estaciones en la Cordillera Cantábrica: Vegarada.
  • Estaciones en el Sistema Ibérico: La Muela de San Juan.
  • Estaciones en el Sistema Central: Navafría, Puerto de Cotos.
  • Estaciones en el Sistema Penibético: Puerto de la Ragua.
Captura de pantalla 2018-11-06 a las 12.10.38

3. USAR LA ROPA Y EL EQUIPO ADECUADOS.

No debemos usar la misma ropa que para el esquí alpino porque nos abrigará demasiado, ya que lo primordial para el esquí de fondo es que sea ligera y transpirable además de proteger del viento y de la humedad. 

Estas características son aplicables también al resto de los accesorios como guantes, calcetines, gorros, camisetas térmicas...

Tendremos que elegir el tipo de esquí de fondo en base a la modalidad que queramos practicar, así como los bastones y las botas. 

Aquí tienes una selección con el mejor equipamiento para que puedas disfrutar al máximo del esquí de fondo.


4. CONTRATAR UN SEGURO.

Probablemente no te vaya a pasar nada, pero te recomendamos que contrates un seguro que cubra los siguientes puntos:

  • Asistencia médica.

  • Repatriación y transporte sanitario.

  • Muletas y prótesis.

  • Rehabilitación.

  • Material deportivo. 

  • Pérdida de servicios.


Ya sabes por dónde empezar. ¡Ahora a deslizarse por las pistas! 



Contenido elaborado junto a apasionados del esquí de fondo de Decathlon. 

: