Menú

Esquí en Guadarrama: ¡Comienza la temporada de esquí!

1 261
-/5

Al fin llegó el tan ansiado mando blanco que viste la sierra de Guadarrama, este año  mucho antes que la temporada pasada y de forma abundante. No podía desaprovechar la ocasión,  por supuesto ansioso y nervioso como todos los años, como si fuera la primera vez. ¡Empieza la temporada de esquí en Guadarrama!

Esquí en Guadarrama

La primera salida del año siempre es especial, llevaba esperando este momento desde la última vez que me calce las tablas haya por abril…. solo son unos meses pero parece una eternidad…. Y si encima ves la sierra desde casa como un merengue de nata los nervios aumenta, ¿habrá tanta nieve como parece? ¿Estarán tapadas las piedras? ¿Por dónde vino el viento cuando cayó la nieve?, ¿Qué bajadas estarán mejor y tendrán más nieve?.

A la carrera preparó el equipo, tablas, focas, gafas, cuchillas, bastones, furgoneta y para arriba. Mientras subo el puerto de Navacerrada se me ocurren varias rutas, el tiempo es bueno, solo hay que acertar con la ruta para disfrutar de las bajadas.

Cuando llego al final del puerto lo veo claro, las pistas de Bola del Mundo están muy bien, así que me preparo y en unos pocos minutos estoy foqueando, qué magnífica sensación.

Quiero subir tranquilo, pero el ansia por saber cómo estará la bajada al Ventisquero de la Condesa, me lo impide y subo lo más rápido que puedo, al llegar a la cima de la Bola del mundo me encuentro esta sorpresa.

La bajada del Venstisquero de la Condesa parece llena de trampas, sobre todo de piornos nevados pero huecos, me lo pienso y voy para abajo. 

Valdemartín está muy bien y Cabezas de Hierro…se ve perfecto. El primer tramos de bajada es muy incómodo, está muy venteado, hay muchos tiburones (piedras sin tapar de todo), y matorrales poco tapados, pasado el primer tramos por fin tengo hueco para poder hacer unos cuantos giros, esquivando trampas pero bien.

Busco un tramo para cruzar el río y pongo de nuevo las pieles de foca para subir a Valdemartín, esta zona está mejor, ha acumulado más nieve, esta vez subo más tranquilo, el ansia va bajando y disfruto del paisaje. 

La bajada siguiente está mucho mejor y puedo disfrutarla entera sin rascar los esquís, haciendo giros cortos en la pala todavía virgen desde la temporada anterior…

Después de una subida más llegamos a Cabeza de Hierro menor, el objetivo del día, hacemos foto de cumbre.