Menú
0 821
5/5
Entoces qué, ¿antes o después?

Si esperas la respuesta definitiva a este gran enigma, deja de leer. Apaga el móvil y sal a correr un rato, que esto siempre viene bien. No, no tengo al respuesta a esta pregunta. Pero ni yo ni nadie. Hay que partir desde la base de que cada cuerpo responde de una manera distinta al deporte.

Tenemos que conocernos a nosotros mismos de una manera mucho más profunda. Por lo tanto aquí no vas a encontrar la respuesta que quieres, pero si vas a poder leer mi experiencia. Y quizá con ella pruebes o compares tu rutina hasta encontrar el entrenamiento perfecto para tu cuerpo y mente.

  • Los defensores del cardio antes del entrenamiento de fuerza aseguran que realizar esto proporciona un buen calentamiento, reduciendo el riesgo de lesión e incluso mejorando el rendimiento debido a que se eleva la temperatura del cuerpo y bla bla bla.
  • Los defensores del cardio después del entrenamiento de fuerza afirman que si haces cardio antes, tus músculos no pueden llegar a su máximo esfuerzo, porque están fatigados y no les queda suficiente combustible. Por lo tanto seria más efectivo hacer cardio después y bla bla bla.

Insisto en la clave de esto: todo depende de tus objetivos, tus fortalezas, tus gustos, y sobre todo, depende de tu cuerpo y mente. Por lo tanto te invito a que experimentes y pongas en marcha a tu cuerpo. Por si no tienes ni idea de como empezar, te cuento mi experiencia personal y como adapto el cardio en mi rutina semanal:

¿Cuál es mi rutina de cardio?


  • Casi siempre dejo el cardio para el final. Me gusta llevar a cabo un cardio corto de muy alta intensidad y esto provoca que acabe agotado física y mentalmente al realizarlo. Por ello primero realizo mi rutina de fuerza y después hago la parte del cardio.
  • Rara vez hago el cardio al principio, pero cuando lo hago, llevo a cabo un cardio de intensidad baja y bastante corto (de unos 10 minutos). Esto me sirve para completar el calentamiento articular.
  • Si algún día de la semana no hago cardio, ya sea porque me encuentro más agotado de lo normal, o sea porque prefiero estar en el sofá viendo el capítulo de estreno de Juego de Tronos, intento en esa misma semana hacer una sesión de cardio a aire libre más de intensidad media y un poco más larga. En este caso casi siempre escojo la carrera, a la que siempre me acompaña mi perra.
  • Volviendo a mi rutina más frecuente, os voy a hablar de los ejercicios de cardio que más práctico:
  1. Golpeo al saco. Para mí es un ejercicio brutal. Por mi parte, los años que llevo a la espalda practicando kárate me permiten golpear con cierta técnica, pero creedme si os digo que esto no hace falta. Lo único que necesitas en golpear y golpear. Con pierna y puño. Sea como sea. Pero no seas bruto, tampoco hace falta que te lesiones. La finalidad es que aumentes tus pulsaciones a niveles altos. Por mi parte hago series cortas y alternas de puño y pierna con descansos frecuentes pero cortos también.
  2. Natación. Si tienes piscina en tu centro de entrenamiento no lo dudes y úsala. La natación es uno de los deportes más completos. Para mí es uno de mis preferidos. No solo me sirve para realizar el cardio al final de mi entrenamiento, sino que el contacto con el agua me relaja muchísimo y me hace acabar el entrenamiento con un relax mental muy recomendable.
  3. Esas son mis dos opciones favoritas y las que más práctico. Pero el abanico de posibilidades es enorme. Puedes correr, hacer bici, elíptica, comba, clases de todo tipo (zumba, cardio boxing, spinning, etc.). Mi consejo es que pruebes, pruebes y pruebes. Dale caña a tu cuerpo y escúchalo. Intenta analizar que es lo que tu cuerpo y tu mente prefieren y adapta tu rutina según estas necesidades.
¿Qué necesito para mi entrenamiento?

Sobre todo muchas ganas y fuerza de voluntad. En ese momento en el que no te apetece ir al gimnasio, desactiva tu mente, ponte las deportivas y vete rápidamente a tu centro deportivo.

Aparte de esto, y sin pasar por el tipo de ropa o calzado, te voy a recomendar tres productos que para mi son totalmente necesarios:

  • Guantes de musculación. Personalmente prefiero la media manopla, que además es lo más barato dentro de la gama de guantes. Si quieres conservar tus manos tan bonitas como siempre, necesitas unos guantes de entrenamiento.
  • Bidón o Shaker. La hidratación es fundamental, y más a un en la parte de cardio que es donde más liquido expulsamos. Yo prefiero el shaker porque me sirve como bidón y también como mezclador de mis batidos proteicos.
  • Toalla. Si, siempre todos conocemos al que no la usa en el gimnasio. ¿Recuerdas cómo lo miran? Pues eso, por respeto a los demás, usa una toalla. A mi, esta es la que más me gusta, con un tacto muy suave y una absorción de sudor perfecta.
Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.