CÓMO ELEGIR TU CINTA DE CORRER

Comentarios 0 1021 -/-
FacebookTwitterEmail

La cinta para correr es un aparato eficaz para mantenerse en forma y cuidar la salud o mejorar el rendimiento. Permite entrenar en casa, en cualquier momento del día, sin depender del tiempo que haga. 

¿Quieres comprar una cinta para correr pero no sabes cuál elegir? 

Una cinta para correr se elige principalmente en función del objetivo buscado: puesta en forma, pérdida de peso, desarrollo de la técnica. 

Para ello, son 3 los criterios que debes seguir para orientarte en tu elección: las prestaciones (velocidad, potencia del motor, inclinación...), el confort y el acompañamiento durante la práctica.


1. LAS PRESTACIONES

El primer criterio a considerar en la elección de tu cinta es la velocidad máxima. En efecto, tu necesidad será distinta si deseas andar a 6 km/h o correr más allá de 14 km/h (es decir, mantenerte en forma o ganar en rendimiento). 

Te aconsejamos que elijas un modelo con una velocidad máxima superior a tu velocidad media para progresar en tu práctica. No olvides que el sistema de inclinación de una cinta es una ventaja añadida para variar los recorridos y quemar calorías (¡objetivo: pérdida de peso!).


2. CONFORT

La cinta para correr debe estar adaptada a tu peso y a tu zancada. Para que así sea, observa la superficie de carrera y piensa que, cuanto mayor sea tu velocidad y más amplia sea tu zancada, más ancha y larga deberá ser la superficie de carrera que necesitas. 

Piensa también en probar los distintos sistemas de amortiguación presentes en los distintos modelos para elegir la sensación que más te convenga.


3. COACHING

En función de la cinta, están disponibles distintos niveles de acompañamiento: los programas de entrenamiento (como la pérdida de calorías, el desarrollo del rendimiento...) te permitirán variar las sesiones. 

Para seguir tus progresos y comprobar el pulso en tiempo real, podrás elegir entre 2 tipos de sensores cardíacos: el sistema hand pulse por contacto táctil en los manillares, o el cinturón torácico, más preciso. 

Has de saber que las aplicaciones compatibles con algunas cintas te permitirán realizar un entrenamiento personalizado en función de tus propias capacidades físicas y de tus objetivos deportivos. ¡Dispondrás de un auténtico coach a domicilio!


Consejo: antes de empezar cualquier programa de entrenamiento, te aconsejamos que consultes a tu médico. Ello es especialmente importante si tienes más de 35 años, si has tenido problemas de salud anteriormente o si no practicas deporte desde hace varios años. 

Una última cosa: no te olvides de andar o correr en una cinta con un par de zapatillas adaptadas y dotadas de una buena amortiguación. Piensa también en hidratarte bien durante la sesión. ¡Buen entrenamiento!

: