Menú

RIESGOS DE LA RESTRICCIÓN CALÓRICA

0
5/5

Para empezar tendríamos que definir que es una dieta hipocalórica, esta se basa en la disminución de la cantidad de calorías ingeridas que acostumbra a darse con la evitación de alimentos altamente calóricos con el objetivo de perder peso. Suelen ser dietas que hacemos sin consultar a un profesional, por ejemplo saltarse comidas aunque tengamos hambre o bien autoprohibirse ciertos alimentos. Todo esto conlleva unas consecuencias negativas tanto físicas como psicológicas.

RIESGOS FÍSICOS:

1.    Desnutrición: la disminución de alimentos conlleva en ocasiones la falta de macronutrientes y micronutrientes necesarios para el desarrollo de las funciones vitales.


2.    Alteración del metabolismo: el cuerpo sabe que dejamos de comer y se adapta a las calorías ingeridas, así que el  metabolismo se ralentiza. Esto quiere decir que nuestro cuerpo gasta menos energía para realizar las funciones vitales. Para tener una pérdida de peso la cantidad de calorías gastadas tiene que ser mayor que la de calorías ingeridas pero cuando hay una alteración del metabolismo esto se puede ver afectado porque se produce el efecto suelo. El efecto suelo consiste en el incremento de la restricción para que se siga perdiendo peso, ya que el cuerpo está disminuyendo el gasto energético para funcionar. Este efecto suelo es personal y cada uno tiene su punto, pero si se llega puede generar frustración y sufrimiento porque no se consigue el objetivo de bajar de peso.


3.    Desregulación hormonal: las mujeres en edad fértil pueden llegar a tener amenorrea hipotalámica. Se trata de la pérdida del período, ya que se produce una alteración hormonal que impide la segregación de hormona liberadora de gonadotropinas, necesaria para realizar esta función. La amenorrea hipotalámica no solo se puede producir con la restricción calórica, también en situaciones de estrés o por la práctica de deportes, situaciones que normalmente van acompañadas de la restricción. La buena noticia es que es reversible si se restablecen patrones de vida saludables.


4.    Disminución de masa muscular: para realizar las funciones vitales el cuerpo necesita energía que la extrae de la glucosa que ingerimos mediante los carbohidratos, si dejamos de consumirlos no hay glucosa disponible para generar energía de manera que se usa el glucógeno. El glucógeno es la reserva energética formada a partir de la glucosa que se encuentra en el hígado y en los músculos. Así que si se utiliza el glucógeno se ve afectada la masa muscular.


Nutrition live Q&A - 000 --- Expires on 10-11-2024

RIESGOS PSICOLÓGICOS:

1.    Ansiedad y culpabilidad: muchas veces hacemos dietas porque no nos sentimos bien con nuestro cuerpo, pero también porque controlar lo que comemos nos da sensación de control, control que no encontramos en otros ámbitos de nuestra vida. ¿Pero qué pasa si un día nos saltamos la dieta o comemos más de lo que queríamos? Nos sentiremos fracasados, culpables y sin autocontrol, cosa que refuerza la restricción de la alimentación.


2.       Atracones: hacer dieta es un factor de riesgo para desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria como por ejemplo los atracones. Un atracón consiste en la ingesta de una gran cantidad de alimentos normalmente autoprohibidos sin poder parar de comer, con sensación de perder el control de la conducta que genera culpa y vergüenza. Normalmente, se dan en un período corto de tiempo y cuando estamos a solas. Con la restricción se produce un círculo vicioso que se va repitiendo: dejo de comer porque no me siento bien con mi cuerpo, tengo ansiedad, tengo un atracón y me siento mal con mi cuerpo.

En otras ocasiones no se llegan a producir atracones, sino que se produce el efecto rebote de las dietas, se trata de volver a recuperar el peso después de realizar una dieta insostenible en el tiempo.


3.    Preocupación por la comida: el hecho de estar mucho tiempo pensando que se puede comer y que no y de que manera, produce que se dejen de hacer tareas importantes de nuestro día a día.


4.    Aislamiento social: si el seguimiento de una dieta restrictiva es muy estricto puede afectar la vida social, por ejemplo si dejamos de salir a cenar con los amigos porque no queremos comer ciertos alimentos. Esto conlleva sentimientos de incomprensión, pero también sobreprotección por parte de amigos y familiares que también podría generar ansiedad que se vería acompañada de más aislamiento social.

Screenshot 2021-12-10 6.08.16 PM

En conclusión, a veces creemos que estamos haciendo algo que nos puede beneficiar pero no nos damos cuenta del daño que nos estamos haciendo, por eso es importante consultar con un profesional. Es comprensible querer hacer una dieta hipocalórica si se piensa en todos los estímulos que nos hacen creer que la delgadez es lo deseable, el problema viene cuando se pierde peso y siguen habiendo sentimientos de inseguridad y fracaso. La pérdida de peso puede ser compleja, sin embargo la dieta solo es uno de los factores a tener en cuenta y comer es una conducta y como toda conducta esta es modificable. La clave es tener una dieta que funcione a largo plazo, que sea equilibrada, flexible y adaptada al estilo de vida de cada uno.

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!