Perder peso... ¡No con dietas milagro!

Comentarios 0 11 -/-
FacebookTwitterEmail

¡Hola a todos!

Seguro que a más de uno le habrá llamado la atención alguna vez este tipo de dietas y se habrá hecho varias preguntas: ¿Qué son? ¿De qué tratan? ¿Son efectivas? ¿Pueden ser perjudiciales? Hoy os presentamos algunos datos sobre dietas milagro y en especial de las dietas que restringen mucho la variedad de alimentos a consumir en el día a día.

Hay cantidad de DIETAS MILAGRO circulando por Internet, en blogs, foros, e incluso del boca a boca. Su duración es muy corta, de unas 2 semanas aproximadamente, y se realizan para perder unos quilos  de manera rápida y en ocasiones puntuales. Pero...¿Qué ocurre cuándo se adelgaza bruscamente? Hay una caída de la leptina, hormona que avisa a nuestro cerebro de que se ha comido suficiente. Este es uno de los motivos por los cuales se puede ver incrementado el apetito durante estos periodos.

Unas de las dietas milagro más conocidas son las llamadas ‘MONODIETAS’, en las que sólo esta permitida la ingesta de un único alimento que generalmente son frutas y/o verduras. Todos hemos oído hablar de la ‘dieta de la alcachofa’, la ‘dieta del sirope de arce’, la ‘dieta de la piña’, la ‘dieta de la manzana’, etc. Dietas que aparentemente no parecen tan perjudiciales por el consumo de frutas y verduras, pero que en realidad no aportan los nutrientes necesarios que necesitamos en el día a día. Son dietas monótonas, sin posibilidad de alternar alimentos, con el famoso efecto ‘yo-yo’ o ‘rebote’ y con las que, a la larga, te llevan a consumir un exceso de alimentos ricos en vitaminas, como por ejemplo la vitamina A, que puede acarrear una hipervitaminosis y llegar a tener efectos negativos para el organismo.

Las vitaminas son una parte vital de una dieta saludable y si se ingiere una dieta variada, la probabilidad de desarrollar una deficiencia de éstos nutrientes es baja. Las dietas muy bajas en calorías pueden ser muy deficitarias en vitaminas; y al contrario, un consumo de grandes cantidades de suplementos vitamínicos sin supervisión médica puede tener efectos perjudiciales.

Fruta

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), las recomendaciones de esta vitamina dependen de la edad, sexo y otros factores como embarazo y salud. Cuando hablamos de exceso en esta vitamina nos referimos a cuando es consumida 10 veces por encima de la recomendación diaria. De todos modos, la mejor opción es preguntar a nuestro médico cuál es la mejor cantidad en cada caso.

Aprovechando que estamos hablando de las famosas “dietas Express” para bajar de peso y de las vitaminas, os proponemos unos postres ligeros y muy veraniegos que podéis hacer en un momento y sobre todo sin pasarse con las calorías.

FRESAS CON GRANIZADO DE NARANJA 

  • 100gr de fresas
  • El zumo de 3 naranjas
  • 1 yogur desnatado natural o de sabores
  1. En una bandeja de metal con bastante fondo ,verter el zumo de naranja recién exprimido y taparla con papel film. Después meter al congelador ( se puede hacer el día anterior).
  2. Limpiar y cortar las fresas por la mitad.
  3. Batir el yogur y agregarle sacarina o azúcar moreno al gusto, lo justo para endulzarlo y mezclarlo con las fresas.
  4. Sacar del congelador el granizado y con ayuda de una cuchara o un tenedor rascar la superficie y mezclarlo con las fresas.

LICUADO  DE FRUTAS Y VERDURAS

  • 2 zanahorias.
  • 2-3 naranjas (al gusto).
  • 1 manzana.
  • 4 cubitos de hielo.
  1. Lavar, y cortar los ingredientes.
  2. Introducirlos en la licuadora.
  3. ¡Listo para tomar!

Estas recetas son ricas en vitaminas de tipo hidrosoluble, vitaminas del grupo B y C, y cuyo exceso se podría eliminar por orina o sudor. Otro grupo es el de las vitaminas liposolubles, como podrían ser la vitamina A, E o D que pueden llegar a acumularse en algunas zonas del organismo.

Si os ha parecido interesante este post, en el siguiente hablaré más a fondo sobre cada una de las vitaminas: cuáles son sus fuentes, para qué sirven, qué ocurre si hay déficit y datos curiosos sobre éstas. 

Recordad que para fomentar una pérdida de peso saludable y que perdure en el tiempo, es necesario un cambio de hábitos alimenticios progresivo, que es el que ayudará a mantener y no volver ganar el peso perdido.


Contenido elaborado junto a apasionados del fitness-cardio de Decathlon. 

: