Menú

Biking, ciclo indoor, spinning... Diferentes nombres, un solo ejercicio

0 44
-/5

¡Hola a todos! 

En nuestro primer post vamos a tratar de una de las prácticas deportivas que más de moda se han puesto en los últimos años. ‘Biking’, ‘ciclo indoor’, ‘fitbike’, ‘spin bike’, ‘body bike’, ‘spinning’… Lo conocemos con diferentes nombres y es uno de los ejercicios físicos que más han proliferado en los gimnasios.   

¿Por qué gusta tanto el ‘Biking’? 

Porque es un ejercicio físico que ayuda a mejorar la condición cardio-respiratoria de quien lo practique. Entre otros beneficios, desarrolla la resistencia en el ejercicio, mejora la circulación sanguínea, ayuda a controlar nuestro peso, previene enfermedades cardiovasculares… 

Y por qué no decirlo, es uno de los ejercicios más efectivos para tonificar piernas, glúteos, gemelos, bíceps, tríceps y abdomen… Perfecto para las personas con problemas de celulitis. Dejando a un lado las demás actividades físicas relacionadas con los gimnasios, como puede ser la musculación o las clases colectivas, el ‘Biking’ permite moldear nuestra figura, mejora la capacidad de concentración y coordinación reduciendo nuestro nivel de estrés, aportando una gran dosis de energía y bienestar. 

En cada sesión de ‘Biking’ (que oscilan entre 45 minutos y una hora), se pueden quemar entre 500 y 900 calorías, y gracias a la constante sudoración en el ejercicio hace que eliminemos toxinas de forma contínua. 

Trucos para practicar ‘Biking’ de una forma saludable y para evitar las lesiones Sí, no es imposible que esta actividad física pueda causar lesiones. Para ello os proponemos algunos consejos para pedalear con eficiencia y no dejaros la salud en el intento. ¿Quién puede practicar ‘Biking’? 

Este ejercicio no entiende de distinciones, ni de edades ni de sexo. Se trata de un ejercicio de bajo impacto, y aunque se trate de una clase dirigida siempre existe la posibilidad de que cada uno se ajuste la actividad a sus capacidades. 

Si bien es cierto que quiénes tienen problemas en las articulaciones o artritis no pueden practicar jogging o running, sin lugar a dudas y sin someterse a ningún riesgo, pueden sumarse a la práctica del ‘Biking’. Así pues, esta actividad, además de divertida, es ‘Apta para todos los públicos’.   

¿Y qué me pongo para practicar ‘Biking’? 

Es cierto que esta actividad es una de las que más tecnicidad y materiales requiere, puesto que hay que el practicante necesita vestir una indumentaria básica. Los accesorios esenciales para practicar esta disciplina son las zapatillas de ‘Biking’ (o más conocidos como automáticos) y el cullote. Lo demás es secundario, aunque no debemos olvidarnos de nuestro imprescindible aliado contra la deshidratación: el bidón de agua, que nos ayudará a recuperarnos durante y después del ejercicio. 

Por tanto, es muy importante acudir a una sesión de ‘Biking’ con un calzado y un conjunto acorde a esta actividad. Zapatillas de ‘Biking’

Junto a la cadera y las manos, los pies forman el tercer punto básico de apoyo cuando estamos pedaleando. Por eso, debemos utilizar un calzado acorde, que permita mover libremente el tobillo, que la suela esté lo suficientemente rígida y que no se deforme a la hora de realizar el pedaleo, haciendo que el movimiento sea enérgico y eficaz. 

Utilizar unas zapatillas de ‘Biking’ es importante, puesto que el pie es el principal punto de empuje y tracción, y gracias a las calas automáticas que están encajadas al pedal de la bicicleta de spinning permite que la fuerza ejercida en el pedaleo sea adecuada y no haya sobrecargas ni lesiones. 

El pie tiene que estar correctamente colocado sobre el pedal con el metatarso presionando y ejerciendo fuerza directa sobre el eje del centro del pedal, si no realizamos este movimiento, podremos sufrir un claro riesgo de lesión, puesto que no sería adecuado pedalear con apoyo del arco plantar o con la punta del pie, incluso pedalear con una rotación en el pie, lo que implicaría que nuestra tibia esté mal dirigida y que al apoyar el pie sobre el pedal se distorsione el pedaleo. 

Así, recomendamos a los practicantes de ‘Biking’ que utilicen el calzado adecuado para esta disciplina, puesto que muchas incomodidades que sufren muchas personas, como dolor de pies y rodillas, adormecimiento o entumecimiento en los pies, no es sino por un mal apoyo del pie o del uso de una zapatilla con exceso de flexibilidad. 

Resulta que este calzado es el mismo que se utiliza en ciclismo, por lo que no es muy difícil encontrarlo. Aún así, cada vez es más frecuente encontrar zapatillas específicas para la práctica del ‘Biking’, con un tejido más transpirable. 

Cullote

Posiblemente sea la prenda deportiva menos estilosa del mundo, pero sí la segunda más importante a la hora de practicar ‘Biking’. Se trata de unas mallas que tienen una zona acolchada en la zona del perineo, que justamente coincide con la zona que está constantemente en contacto con el sillín de la bicicleta. El cullote da comodidad y ayuda a evitar rozaduras, muy comunes en las personas que no están muy habituadas a montar en bicicleta. 

El acolchado del cullote puede ser de tres materiales: algodón, lycra o gel. Estos dos últimos son los que aportan más confort. Cabe aclarar que cuando usas un short especial para 'Biking', debe usarse sin ropa interior ya que las costuras ocasionan molestias y la badana está diseñada para que no causen molestias. 

Si decides utilizar un short de 'Biking', procura que sea lo más elástico y esté lo más ajustado posible, para que no se atasque en el sillín a la hora de realizar los desplazamientos y te dé la libertad de movimientos necesarios para disfrutar de la clase.

También es importante destacar otros accesorios que completarían nuestra indumentaria, como puede ser una toalla, unos mitones, una buena camiseta transpirable o un pulsómetro codificado.

Toalla y accesorios para el sudor

Es recomendable llevar siempre una pequeña toalla para poder secarnos el sudor mientras practicamos esta actividad. No está de más recalcar que además de la toalla existen otros accesorios que pueden resultar cómodos para evitar que el sudor sea una incomodidad para nuestro ejercicio, como pueden ser las bandas para la cabeza y muñequeras. 

Mitones

No son imprescindibles, pero sí sirven de ayuda en el apoyo de las manos en la posición de escalada en la bicicleta. Los guantes específicos tienen acolchada la palma y libera a la mano del dolor y rozaduras que se pueden forman durante la clase, además recogen el sudor y evitan posibles resbalones con el manillar. También pueden utilizarse en ejercicios de musculación con máquinas y accesorios. 

Camiseta

Esta elección es ‘a gusto del consumidor’. Lo recomendable es que sea ligera, ajustada y, sobre todo, transpirable. Esto último es importante recalcar puesto que en la práctica del ‘Biking’ la sudoración es constante, y la transpirabilidad de la vestimenta es esencial para estar cómodos y para tener libertad de movimientos. 

Pulsómetro codificado

Este aparato es muy útil si haces un entrenamiento programado , si quieres trabajar directamente con tu frecuencia cardíaca, si prefieres darle más intensidad a la actividad o te interesa conocer el consumo calórico que está ejerciendo tu cuerpo con la práctica del ‘Biking’. Es importante que el pulsómetro tenga una señal codificada, así evitarás las interferencias con otros compañeros que también estén utilizando este accesorio en su entrenamiento.  

No tengo ni idea de cómo elegir una zapatilla para ‘Biking’, ¿cómo lo hago?

Siempre debes elegir un calzado de velcro o cierre rápido. Nunca cordones, puesto que no sólo no sujetan mejor el pie, sino que puedes correr el riesgo de enredarse en alguna parte de la bicicleta. En definitiva, los cordones suelen ser un peligro potencial en la práctica del ‘Biking’.

Como hemos comentado anteriormente, la suela debe ser rígida para ayudar a transmitir mejor la energía de tu pedalada a la rueda de inercia, y así podremos evitar el común dolor plantar al final de clase.

¿Qué talla elijo? El calzado de ‘Biking’ debe ser justo, pero sin apretar, puesto que al pedalear se suelen hinchar un poco los pies a causa del aumento de la temperatura corporal. Tampoco ha de quedar muy suelto, porque pueden producirse rozaduras.

Generalmente las zapatillas de ‘Biking’ son de materiales sintéticos, esto significa que nunca se darán de sí ni se ajustarán a nuestros pies como las de piel. Es más, nunca hay que comprar un calzado de este tipo pensando que con el uso se ajustará a nuestro pie, más que nada porque eso nunca sucederá. Si hace daño al principio, hará daño siempre.

Otro aspecto importantísimo a la hora de elegir un buen calzado para esta práctica es la correcta ubicación de la cala (lo que enganchará al pedal de la bicicleta). Este acople debe estar exactamente debajo de la bola del metatarso plantar y la punta de la cala debe estar apuntando hacia el centro de la punta de la zapatilla (la suela siempre lo indica).

Si lo que buscas es un ajuste más preciso, existe el servicio de Fitting service en tiendas especializadas, donde proceden a un ajuste más adecuado de la cala, estudiando la morfología del cuerpo y la forma de pedalear.

¿Cuánto ‘Biking’ hay que practicar para percibir sus beneficios?

La cantidad está ligada al objetivo que nos hayamos fijado. Pero como norma general, como las clases de ‘Biking’ son muy intensas se recomienda un máximo de 3 días de entrenamiento de este grado de intensidad por uno de descanso.

Un buen entrenamiento de ‘Biking’ para percibir con rapidez sus beneficios podría ser de entre 3 y 4 clases a la semana, según la condición física de cada uno y la intensidad de entrenamiento que se desee hacer.

Es importante conocer que no es recomendable permanecer más de una hora encima de la bicicleta de spinning, aunque también es bueno saber que con menos de 30 minutos de práctica de ‘Biking’ el entrenamiento no es efectivo. Por eso, lo más efectivo es realizar sesiones de entre 40 y 50 minutos, que normalmente están divididas en 5 minutos de calentamiento, 40 minutos de ejercicio intenso y 5 minutos de estiramientos.

¿Y si quiero continuar con otro entrenamiento después de practicar ‘Biking’?

Probablemente sea el caso de muchos practicantes. Por eso, además de los imprescindibles para esta actividad (zapatillas de ‘Biking’, cullote, camiseta…) te aconsejamos que lleves en tu bolsa de deporte una camiseta extra, calcetines de cambio y otros deportivos para cambiarte y continuar con tu entrenamiento. 

Como accesorios te recomendamos que lleves unos mitones, para ejercicios de musculación; toalla para el sudor; bidón de hidratación y bolitas desodorantes perfumadas para poner en tu calzado de ‘Biking’, así aumentará la duración de tu calzado y te evitará tener olores incómodos en tu bolsa de deporte.

Ahora que ya sabes todo el intríngulis del ‘Biking’, ¿a qué esperas para empezar a rodar?

¡Buen entreno y feliz FITNESS!


Melanie Casasus

Apasionada del Fitness 

Decathlon Alicante


Laura Velayos

Apasionada del Fitness 

Decathlon San Sebastián de los Reyes

 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.