Trampolines: diversión asegurada para niños y no tan niños

Comentarios 0 20 -/-
FacebookTwitterEmail

Antes de empezar ¿Cómo montamos nuestro trampolín? Es muy sencillo siguiendo los pasos que veremos a continuación:

                 

La iniciación en el mundo de las acrobacias es una actividad muy recomendable para los niños ya que mejoraran su propiocepción, coordinación y agilidad mientras se divierten.

La mejor forma de iniciar a los niños en las acrobacias es a través de juegos. Lo primero es tomar contacto con las nuevas sensaciones que produce saltar en un trampolín, para conseguir una fase de vuelo o salto estable y una recepción o vuelta al trampolín controlada y segura.

Una muy buen idea para mejorar este control es realizar diferentes formas o posiciones en el aire, por ejemplo:

1. Salto y bloqueo uniendo piernas y brazos en el aire.

2. Salto y abro brazos y piernas.

3. Salto y subo rodillas al pecho.

4. Salto y giro en el aire en el eje longitudinal.

5. ¿Qué movimiento se te ocurre?

Luego intentamos hacer la serie completa seguida, sin dejar botes intermedios y controlando la fase aérea y la recepción.

Trampolines: diversión asegurada para niños y no tan niños Cama elástica grande Domyos.

Otra opción para divertirnos y mejorar nuestra propiocepción en las camas elásticas de 240m, 365m o 420m es hacer diferentes recepciones tras el salto, por ejemplo:

1. Salto y recepciono sentado/a.

2. Salto y recepciono de espaldas.

3. Salto y recepciono en cuadrúpeda, con manos y rodilla.

4. Salto y recepciono de pecho, extendiendo la espalda, brazos y piernas.

5. ¿Qué recepción más se te ocurre?

Al igual que en el anterior podemos combinarlos y darles continuidad para añadir dificultad siempre de forma segura y controlada

Y ahora viene lo mejor, porque si piensas que las camas elásticas son solo para niños estas equivocado, con los trampolines MT­ 100 puedes montar tu propia sesión de Body jump sin salir de casa, solo necesitas música, tu trampolín y conocer algunos de los movimientos básicos de esta divertida actividad:

Cambio de piernas: Vamos alternando la pierna delantera cada dos saltos o de forma continua al ritmo de la música y acompañando el movimiento con un giro de cadera.

Trampolines: diversión asegurada para niños y no tan niños Cambio de piernas.  

Abrimos y cerramos piernas: Al igual que el anterior, al ritmo de la música vamos abriendo y cerrando piernas, muy importante mantener bien contraída la zona abdominal y conseguir un bote controlado.

Trampolines: diversión aseguradora para niños y no tan niños Piernas abiertas.2-trampolines-diversion-asegurada-para-ninos-y-no-tan-ninos-blog-fitness-decathlon-14072015 Piernas cerradas.  

Rodilla arriba: Elevamos una rodilla y luego la otra, nuestro centro de gravedad se desplazara ligeramente a izquierda y derecha por lo que es muy importante conseguir un bote estable.

Trampolines: diversión aseguradora para niños y no tan niños Rodilla arriba. 

Isquios: Elevamos los talones llevándolos cerca del glúteo mientras flexionamos la rodilla, al igual que los anteriores seguimos el ritmo que nos marca la música.

Trampolines: diversión aseguradora para niños y no tan niños Isquios.

Por último podemos combinar todos los movimientos, pasando de uno a otro mientras que nos mantenemos al ritmo de la música. Ya seas niño o no tan niño: ¡no pares de saltar este verano!


Contenido elaborado junto a apasionados del fitness-cardio de Decathlon. 


: