Menú

El fútbol sala un deporte de principio a fin

0 20
-/5

El fútbol sala o futsal, denominación actual de este deporte, es uno de los que mayor número de fichas federativas tiene en nuestro país, contando con más de 1.500.000. 

Un deporte que todos los amantes de un esférico hemos practicado, tanto hombres como mujeresen algún momento de nuestra vida, desde escuelas a parques, pistas exteriores o incluso pabellones. En pistas de asfalto, goma o parquet el futsal seguramente sea la modalidad de fútbol más practicada de nuestro entorno y en contraposición como institución o práctica profesional, en cuestión económica y social no deja de ser un deporte secundario.

Tal vez el fútbol 11, deporte rey de nuestro país y gran parte del panorama mundial, sea el mayor de los culpables de que todo esto suceda. Y aunque es innegable la tremenda difusión a nivel mundial de éste coloso que viste de verde acapare la atención de la mayoría de niños y niñas que tienen pasión por el deporte y la pelota, no es razón suficiente por la cual el futsal no tenga su hueco. 

Para ello hablemos de futsal como juego, aquel que divierte a nuestros jóvenes y seniors, muchas veces sin que ellos lo sepan, ese deporte de campo pequeño de tantas posibles superficies y que tanto nos gusta.

El futsal es un deporte en el que la cooperación es tan importante como la oposición. El equipo y su funcionamiento es la base del mismo, cinco jugadores en un campo de 40x20 metros coreografiando movimientos de defensa y ataque. 

Un deporte donde el físico aprieta en un pequeño espacio/tiempo. Se retoma sin límites en cada uno de los cambios, un deporte de mente donde en un segundo y hasta el último de estos la cabeza debe estar tan despierta como tus piernas, pues es normal perder y ganar partidos en este último segundo.

El fútbol sala un deporte de principio a fin El fútbol sala es el deporte que todo amante al fútbol a practicado alguna vez.

El impacto social y económico del futsal en España

Socialmente es importante, debido al alto número de fichas federativas que existen, superando el millón y medio de éstas, y siendo uno de los deportes más practicados de forma amateur en cada uno de los campos que hay en cada pueblo o ciudad. 

Sin embargo, la economía del futsal no es proporcional con respecto a la cantidad de fichas, esto es debido a que hoy por hoy las ganancias de los clubes, incluso de primera división, son escasas, haciendo que en la mayoría de los casos tengan que hacer encajes de bolillos para poder cerrar el ejercicio anual sin generar números negativos.

La crisis ha golpeado al futsal, motivado por la decadencia de la actividad constructora; muchos de los equipos han sido patrocinados durante muchos años por empresas de ladrillo y de alguna manera es inevitable que me haga pensar en cómo con tanto ladrillo no se ha conseguido alzar una estructura sólida para nuestro deporte en todos estos años.

El futsal a nivel deportivo

Se trata de un deporte mixto, debido a que se suceden procesos aeróbicos-anaeróbicos donde se trabaja continuamente por encima y por debajo del umbral anaeróbico, aunque tiene un componente anaeróbico muy elevado y requiere de una adaptación cardiovascular de entre el 85% al 90% de la frecuencia cardíaca máxima de cada persona (1). Convirtiendo este deporte en uno de los más exigentes, por el cual se entiende que los cambios sean ilimitados, para así poder mantener durante todo el partido un nivel de juego intenso.

A nivel mental la exigencia no es menor, la táctica es tan rigurosa como necesaria y las jugadas marcadas son movimientos que se entrelazan en un periodo de no más de cuatro segundos, donde tu mente no sólo debe estar puesta en lo que tus ojos ven, sino en la anticipación. Porque el esperar a verlo puede significar un tanto arriba un tanto abajo, ganar o perder.

La intensidad de este deporte y el nivel de alerta es máximo, debido a que la posibilidad de enmendar el error es compleja, así como la cualidad de provocarlo, por lo que como dijo Woody Allen: "El hombre consta de dos partes: cuerpo y mente. Sólo el cuerpo se divierte más".

Por todo ello amo este deporte, porque se practica de forma amateur, semi profesional y profesional. Cuenta con un gran número de clubes, torneos locales y de verano, donde los pabellones se llenan de aficionados para ver al hermano pequeño, que a pesar de que no acompañe el dinero, si lo hace el interés y el esfuerzo de todos los componentes de cada equipo de barrio o ciudad. 

En este pequeño campo se elevan colosos en un esfuerzo físico máximo y una concentración mantenida, donde los ojos se clavan en contrarios y compañeros de igual forma, tu mente trata de viajar al futuro para ver lo que los demás no ven, un deporte donde la ambición comienza en el segundo cero y la esperanza acaba en el último de éstos, un deporte de principio a fin.

¡Nos vemos en el segundo palo!


Contenido elaborado junto a apasionados del fútbol sala de Decathlon. 


Bibliografía:

Álvarez Medina, J., Giménez Salillas, L. et al. (2002). Necesidades metabólicas y cardiovasculares del fútbol sala. Revista de Educación Física y deportes, 67, 45-53.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.