Ansiedad al final de la temporada

Comentarios 0 7 -/-
FacebookTwitterEmail

Cuando aumenta la tensión de los músculos, el sudor se hace más pronunciado, las manos están más húmedas, la respiración se marca más entrecortada y el corazón late más fuerte ¿Sabes de qué situación estamos hablando? 

Estás ante un estado de ansiedad, o como es definido, “un estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo”. Tiene como finalidad: Luchar, huir, evitar situaciones, buscar apoyo y dotarnos de herramientas que nos permitan sortear riesgos y/o acceder a nuestros objetivos.

La ansiedad que puede surgir en la última fase de competición puede venir provocada por:

- Miedo al fracaso: no conseguir los objetivos de la temporada o no tomar bien las decisiones porque ese estado nos nubla la vista y no podemos seguir las pautas explicadas por nuestro compañero Albert en su entrada.

- Miedo a fallar: No marcar un gol con la portería vacía, no defender bien a un delantero o errar y dejar a tu equipo con inferioridad de jugadores por una expulsión.

- Preocupación.

- Obsesión.

- Desconcentración. 

La ansiedad no tiene porqué ser intrínsecamente negativa ni positiva, sino que depende del contexto y la función que tenga para nosotros esa propia conducta, es decir, un mismo estado ansioso ante unas personas puede tener un significado mientras que para otro determinado tipo de personas puede ser lo contrario. Es lógico que una persona eleve sus niveles de ansiedad durante el transcurso de un partido para obtener unos mejores resultados.

Pongamos un ejemplo: se acerca el final de temporada y se caracteriza porque los jugadores pueden tener ansiedad; pero mientras a unos esto les puede ayudar a definir mejor un lanzamiento de falta o el tiro desde el punto de penalti, a otros lo que ocurre es que les perjudica y fallan el tiro libre. Aquí es como comúnmente se conoce que los jugadores son buenos, cuando saben “controlar” su ansiedad ante las situaciones más comprometidas o difíciles de la temporada.

Ansiedad al final de la temporada | Blog Fútbol Decathlon La clave principal es aprender a meditar y a relajarnos.

Ahora bien, ¿cómo podemos enfrentarnos ante situaciones de ansiedad? Primero, podemos hacer frente a este estado haciéndonos conscientes de nuestras emociones, sintiendo ese estado de ansiedad sin que por ello tenga perjuicio alguno a nuestra conducta. 

Saber que la ansiedad está ahí, pero teniendo nuestra concentración en lo que debemos hacer (ya sea aplicando los principios defensivos de marcar a un contrario, que muy bien nos explicó nuestro compañero Luis Enrique, o el lanzamiento de un tiro libre o penalti,...), para esto podemos ayudarnos del Mindfulness o la atención plena, utilizar los ejercicios que se describen en la entrada. Aprender con nuestro cuerpo a meditar y a relajarnos nos puede aportar muchos beneficios frente a situaciones difíciles a final de temporada.

Otra opción para poder superar ese momento de ansiedad es ayudarte de ejercicios de respiración previamente practicados. Consiste en prestar atención a cómo fluye nuestro aire mientras lo inspiramos y expiramos, de tal modo que redireccionamos nuestra atención desviándola de un estado ansioso y llevándola a una concentración en lo que queremos, para poder conducirla a nuestro partido de fútbol. Para llevar a cabo un ejercicio de este tipo es conveniente haber practicado antes. Una forma de hacerlo es la siguiente:

- Primero busca un lugar cómodo, puedes acostarte o sentarte.

- Pon una mano sobre el estómago, para asegurarte de que llevas el aire a las zonas apropiadas.

- Cuando inspires, intenta visualizar cómo tu abdomen se expande y llena de aire.

- Inspira por la nariz, durante 4 segundos, cuando termines, mantén la respiración por unos segundos más.

- Expulsa el aire despacio a través de tu boca, puedes tomarte unos 7 segundos y siente cómo tu abdomen se desinfla, como si fuera un globo.

- Repite este proceso varias veces al día.

Ansiedad al final de la temporada | Blog Fútbol Decathlon Los ejercicios de respiración ayudan a superar la ansiedad.

Por último, puedes utilizar las auto instrucciones, es decir, el uso de frases o mensajes que te diriges a ti mismo para afrontar adecuadamente el pánico. Se trata de una técnica superficial, que no basta por sí sola para superar el problema, pero puede ayudarte a manejar la ansiedad anticipatoria y las crisis o amagos de éstos.

Si eres de los que se pone nervioso muy pronto y tiene ansiedad ante las situaciones, prueba con las pautas de respiración, auto instrucciones o el uso de ejercicios de mindfulness. La práctica esporádica no te ayudará, pero si lo haces de una manera continuada y constante, podrás observar cómo tu rendimiento progresa y y tendrás unos mejores resultados en la última fase de la competición.

Espero que te haya gustado la entrada. ¡Deja tus comentarios!


Contenido elaborado junto a apasionados del fútbol de Decathlon. 


Bibliografía

Aragón Arjona, Sergio (2006). La ansiedad en el deporte. Revista digital educación física y deporte Nº 95.

Gálvez Garrido, Alejandro José (2007). Aspectos psicológicos que influyen en el futbolista. Revista digital educación física y deporte Nº 106.

Schlatter Navarro, Javier. La ansiedad: un enemigo sin rostro. España: EUNSA, 2003. ProQuest ebrary. Web. 9 May 2015.

Reneau Z. Peurifoy. Cómo vencer la ansiedad: un programa revolucionario para eliminarla definitivamente (7a. ed.). España: Editorial Desclée de Brouwer, 2007. ProQuest ebrary. Web. 9 May 2015.

: