Menú

¿Conoces tu nivel de activación óptimo?

0
5/5

En este último mes, con ocasión de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, diferentes deportistas de alto nivel han mostrado públicamente la importancia del manejo de las habilidades psicológicas para el rendimiento deportivo. Por ello, hoy hablaremos brevemente (ya que da para un post mucho más largo) sobre el nivel de activación óptimo, una habilidad fundamental para ayudarnos a dar nuestra mejor versión en nuestra actividad deportiva.


¿Qué es el nivel de activación óptimo?

El nivel de activación óptimo es el estado que conduce a la mejor función física y mental en cada situación específica, por lo que se alcanza el máximo rendimiento deportivo dentro del rango de posibilidades reales de cada deportista. Cuando el nivel de activación es más bajo o más alto que el nivel óptimo, causará un mal funcionamiento que perjudicará el rendimiento.


¿Mayor activación = mayor rendimiento?

El nivel de activación óptimo de cada deportista es específico y diferente, y varía con la tarea deportiva a realizar. Cuando la tarea requiere una movilización de energía alta (levantamiento en halterofilia), el nivel de activación óptimo será más elevado que cuando la tarea requiere de una menor movilización de energía (lanzamiento de un tiro libre en baloncesto).

Es fundamental que cada deportista adquiera los recursos suficientes con la ayuda de un psicólogo deportivo, para aprender a autoevaluar y controlar su nivel de activación y saber detectar su nivel de activación óptimo para cada situación.


Activación positiva y negativa

Tanto la motivación como el estrés (y la autoconfianza mediante su relación con éstas) pueden provocar activación. Cuando es principalmente la motivación la que provoca la activación (ej: interés por los desafíos, deseo de lograr metas, reconocimiento social...) se habla de “activación positiva”; mientras que si es el estrés (miedo al fracaso, temor a evaluaciones negativas, dudas sobre el propio rendimiento...) se habla de “activación negativa”.

La diferencia entre activación positiva y negativa se refiere al contenido psicológico (motivación o estrés) que provoca la activación, y no significa que la activación positiva tenga un impacto beneficioso y que la activación negativa tenga un impacto perjudicial en el rendimiento del deportista. Dependiendo del nivel en el que nos encontramos en cada situación, deberemos de actuar sobre una u otra.


Bibliografía

- Apuntes Máster Psicología Deportiva Uned



Si tienes alguna duda o quieres contarme tus impresiones al leer el post, no dudes en contactar conmigo.

Te agradezco mucho que hayas leído mi post. Un saludo y, ¡nos vemos en Decathlon!

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.