El Psicólogo Deportivo en el Fútbol

Comentarios 0 11 -/-
FacebookTwitterEmail

El comienzo de temporada trae muchas caras no conocidas en los diferentes equipos, hay cambios de entrenadores, jugadores y cuerpos técnicos, pero una figura nueva comienza a tomar cada vez mayor partido dentro de los equipos de fútbol. 

La figura del psicólogo está estereotipada y prejuiciada sea en el ámbito que sea, ya que hablar de ir al psicólogo o relacionar al psicólogo con alguién es traducido como que no se está bien o que tienen algún trastorno, y nada más lejos de la realidad, el ir a un psicólogo no tiene porqué coincidir con ningún trastorno, o un mal estado de una persona o deportista, un psicólogo puede ayudar en muchas facetas, algunas de las que vamos a desarrollar a continuación.

El intento por hacer de psicólogo por parte de los entrenadores, delegados, demás cuerpo técnico y padres y madres es conocido. Pero han de saber que para poder ser Psicólogo Deportivo, se necesita:

  •  Titulación como Psicólogo ya sea por Grado o Licenciatura, dependiendo del plan de estudios al que se acoja. Se debe realizar una formación complementaria (postgrado) y específica para este campo.
  •  Máster de Psicología Deportiva.
  •  Estar colegiado como Psicólogo en el Colegio Oficial de Psicólogos (COP) y pertenecer a la División de Psicología del Deporte del Colegio Oficial de Psicólogos de España (COP-E), formalizada en 1992, o bien a través de la Federación Española de Asociaciones de Psicología del Deporte (FEPD) creada en 1987, que sería la otra opción.

Los estudios señalan que el rendimiento y resultado deportivo de un deportista es multifactorial. Tanto el éxito como el fracaso de un deportista o equipo proceden de una combinación de capacidades condicionales físicas (fuerza, velocidad, resistencia…), técnicas (la ejecución del drive en tenis, el golpeo del balón en fútbol…), tácticas (defensa en zona en baloncesto, ir junto al pelotón en ciclismo…) y psicológicas (personalidad, habilidades de afrontamiento…), así como de otras variables ajenas del mismo (árbitro, terreno de juego, rival…). 

En este sentido, se considera al deportista como una unidad funcional (emocional, cognitiva, social, fisiológica y comportamental) que necesita de una atención y entrenamiento global para obtener su máximo rendimiento (Morilla et al. 2003). Es en este punto donde entra el Psicólogo Deportivo junto con el resto de equipo técnico para llevar un desarrollo adecuado a conseguir los objetivos marcados al inicio de la temporada.

El psicólogo deportivo en el fútbol La psicología puede afectar en el resultado del equipo.

La labor del Psicólogo Deportivo dentro de un equipo de fútbol debería cumplir al menos tres aspectos básicos: planificar, informar y coordinar.

  • Planificar: en primer lugar, el desempeño del Psicólogo Deportivo debe suponer una minuciosa planificación a lo largo de una temporada del trabajo psicológico a realizar. Para ello, se requiere una planificación general (lo que habitualmente se debe abordar), un análisis de la situación concreta (qué necesidades tiene el deportista o equipo en este momento) y una adaptación al deporte e institución deportiva en cuestión (filosofía, tradición, idiosincrasia…).
  • Informar: en segundo lugar, la comunicación fluida con el resto de compañeros de trabajo (y con el propio deportista) es un prerrequisito básico para la aceptación (como profesional), intervención y el trabajo interdisciplinar.
  • Coordinar: y en tercer lugar, el plan psicológico debe estar integrado dentro de la programación general de actuación. Se requiere coordinar los objetivos (p.ej., formación o mejora del rendimiento), tiempos (p.ej., pre-temporada, períodos de más trabajo físico…) y las acciones, con el resto de profesionales que trabajan con el deportista o equipo.

A pesar de estos aspectos, el Psicólogo Deportivo también debe de estar preparado para situaciones no esperadas (p.ej., cambio de entrenador, lesiones…), que requieran una “cierta improvisación” dentro de la programación.

Otro aspecto a tener presente dentro de la planificación psicológica es el de cuantificar la mayoría de los datos que se gestionan desde esta área. Por ejemplo, se puede registrar el rendimiento y/o resultado del deportista antes y después de la intervención psicológica, realizar estadísticas a nivel académico de los deportistas, etc. 

El objetivo es hacer “visible” lo que a veces parece ser una labor “en la sombra” del psicólogo deportivo, desde el cumplimiento del código deontológico.

La figura del psicólogo deportivo ha saltado a la fama cuando un equipo de primer nivel hizo público que cuentan con una profesional dentro de su equipo técnico, como fue el caso del Real Betis, donde la psicóloga hizo un gran trabajo con los jugadores, quienes le reconocieron su labor dedicándole un gol como agradecimiento al trabajo hecho. 

O un equipo inglés de la zona alta cuyo presidente contrató a dos psicólogos cuando su equipo no iba bien en liga. 

Hay que tener en cuenta que un psicólogo no es un mago, y es necesario un tratamiento para obtener buenos resultados, por lo que con sólo una sesión y más si es con un equipo bastante mal de moral, es más complicado trabajar y obtener buenos resultados.

El psicólogo deportivo en el fútbol Los jugadores necesitan un entrenamiento completo para obtener su máximo rendimiento.

Un psicólogo deportivo puede aportar otra forma de ver los objetivos, de trabajar con el equipo poniendo en práctica ejercicios acordes a lo que se espera, y colaborar en la estabilidad de los jugadores cuando haya lesiones.

¡Nos vemos en los campos de fútbol! ¡Si tienes preguntas, dudas u opiniones, escríbenos!


Contenido elaborado junto a apasionados del fútbol de Decathlon. 


Bibliografía

García-Naveira, A. (2010). El psicólogo del deporte en el alto rendimiento: Aportaciones y retos futuros. Papeles del Psicólogo. Vol. 31(3), pp. 259-268. Pérez Córdoba, E. (2010). 

Competencias profesionales del psicólogo del deporte. Apuntes de Psicología. Vol. 28, número 2, pp 181-194. Sánchez Gombau, M. C. y Sánchez Eizaguirre, F.J. (2010). Funciones, Tareas y perfil profesional del psicólogo del deporte en las organizaciones deportivas. Papeles del Psicólogo. Vol 31 (3), pp 246-249.

: