Menú

¿Es la biomecánica una alternativa al doping? (parte I)

0 21
-/5

La tecnología y la ciencia nos rodean y muchas veces no somos conscientes de lo importantes que puede llegar a ser también en el mundo del deporte, pero pueden llegar a  ser el sustituto legal del doping.

La biomecánica es una gran incógnita aún a día de hoy para muchas personas. Hay un desconocimiento sobre ella que no nos permite darnos cuenta de cómo de importante puede llegar a ser en nuestro día a día.

La biomecánica estudia los movimientos del hombre y los seres vivos (fuerzas y equilibrio) desde el punto de vista mecánico y con un apoyo multidisciplinar. Es una disciplina que está en pleno desarrollo y se considera joven, pero con un gran campo de acción y un potencial evolutivo impresionante.

En este primer artículo, hablaré de forma generalizada. Intentaré asentar una base y unos conceptos genéricos que se desarrollarán, con algunos ejemplos más concretos al final. 

En un próximo artículo entraré más al detalle centrando la biomecánica en el fútbol, y viendo más en concreto cuáles son las claves que pueden ayudarnos a mejorar nuestro potencial tanto técnico como físico (en referencia a nuestras capacidades físicas), veremos por qué algunos expertos la han catalogado como una solución frente al doping, pero ese ya es otro artículo. Vamos a lo que nos concierne hoy.

Algunos la consideran ciencia, otros no. Veamos qué postura te convence más. La biomecánica no es una ciencia ya que tiene un carácter más tecnológico que científico, por la complejidad del estudio de lo biológico, lo vivo. Sus conocimientos son fundamentalmente prácticos y las técnicas de investigación son muy jóvenes. Por otro lado, la biomecánica sigue el método científico, por lo que para mí debería ser considerada una ciencia: observación – interferencia – predicción – prueba – reorganización. 

Es decir, plantea una hipótesis, sigue una medición/observación para finalmente llegar a una conclusión.

En cualquiera de los casos, nunca podemos olvidar la relación de la biomecánica con otras disciplinas de las que bebe directamente como son: biónica, cinesiología, análisis cualitativo, control motor, entrenamiento, fisiología del ejercicio, aprendizaje motor y otras disciplinas de las ciencias del deporte.

La especialización de la biomecánica comienza en el siglo xx, aunque vemos con claridad de dónde proviene la inquietud años antes: en el conocido como “siglo de la marcha” (1800-1900) durante el cual se crean algunos de los primeros instrumentos de análisis biomecánico como la fotografía, la filmación y la localización del centro de gravedad.

La  especialización la divide en tres grandes campos: médico, deportivo y ocupacional/ ergonómico.

  1. La biomecánica médica proviene principalmente de la Universidad de Berkely, en la que principalmente se diseñan y prueban las primeras prótesis en amputados por heridas de guerra, y por ello, realizan también un extenso estudio de la marcha humana.


2. La biomecánica ocupacional se centra en la ergonomía, el estudio del confort en las actividades cotidianas. Desde la comodidad que aporta una silla, hasta cualquier tipo de confort en los diferentes puestos de trabajo. Su mayor desarrollo se sitúa durante la revolución industrial.


3. Y por último, pero para nosotros la más importante, la biomecánica deportiva. Surge por cuestiones políticas originadas en la Guerra Fría. Ambas potencias empujaban para obtener un mayor rendimiento de sus deportistas. En 1930 se dieron en la URSS y RDA las primeras conferencias biomecánicas en los INEF (Institutos Nacionales de Educación Física) y G. Hochmuth (RDA) publica el primer libro sobre biomecánica deportiva. El último dato que impulsa a nuevas cotas la disciplina es un comunicado en el que el COI (Comité Olímpico Internacional: http://www.olympic.org/ioc) califica a la biomecánica como una clara alternativa al doping.

Precisamente él fue quien creó los cinco principios básicos de la biomecánica:

  • Principio de fuerza inicial: “Un movimiento con el que debe lograrse una elevada velocidad final debe ir precedido de un movimiento impulso en sentido contrario con el objetivo de disponer de una fuerza inicial”. Claro ejemplo en el chut de fútbol, al flexionar la pierna antes de lanzar el golpeo.


  • Principio de recorrido óptimo de aceleración: “El recorrido de aceleración de una masa debe ser lo más recto posible, o en su caso perfectamente curvilíneo, pero nunca ondulado. La aceleración rotatoria aumenta el trayecto de aceleración; la relación con el rendimiento del gesto debe ser óptima”. Podemos tomar como ejemplo el atletismo, en el que todas sus disciplinas de lanzamiento son con trayectorias completamente rectas (jabalina) o perfectamente curvas (martillo).
  • Principio de coordinación de impulsos parciales: “Los movimientos que pretenden alcanzar una elevada velocidad final presentan una sucesión temporal (coordinación) de impulsos parciales desde los segmentos proximales a los distales”. El efecto que comúnmente llamamos “látigo”. Como ejemplo aclaratorio podríamos hablar del saque de banda, en el que todo el cuerpo saca la fuerza desde la punta de los dedos de los pies hasta las yemas de los dedos de las manos que son la última parte que toca el balón.


  • Principio de reacción o contraefecto: Ley de acción-reacción (3ª Ley de Newton).”Si un cuerpo actúa sobre otro con una fuerza (acción), éste reacciona contra aquél con otra fuerza de igual valor y dirección, pero de sentido contrario (reacción)”.
  • Principio de conservación del impulso y la cantidad de movimiento: “En cualquier sistema o grupo de cuerpos que interactúan, la cantidad de movimiento total, antes de las acciones, es igual a la cantidad de movimiento total después de las acciones”.

Los estudios suelen realizarse en base a medios tecnológicos, los más comunes son: plataformas de fuerza, sistemas de vídeo y grabación (2D Y 3D), células fotoeléctricas y diversas máquinas de gimnasio adaptadas entre otras muchas herramientas específicas.

A continuación, para clarificar un poco tanta información, hablaremos de algunos ejemplos concretos en los que la biomecánica es una apuesta clara en el fútbol.

El nuestro, al ser un deporte de equipo en el que existe un enfrentamiento directo con el oponente, la perfección del gesto técnico no siempre es lo más importante. Si quieres engañar a tu adversario tendrás que modificar las señales que estás enviando. Por ese motivo, el análisis del gesto técnico para nosotros es muy importante sólo en contadas ocasiones.

Un ejemplo claro es el lanzamiento de una falta o cualquier balón parado. En ese caso, si es un tiro directo, el portero obviamente ya sabe que el balón va a dirigirse a la portería intentando librar la barrera, por lo que no tenemos porqué esconder nuestras intenciones y podemos realizar el gesto más perfecto posible. 

En este caso, un análisis biomecánico nos revelará la mejor colocación de nuestro cuerpo, velocidades y ángulos de ataque posibles para hacer el tiro más fuerte posible dentro de la trayectoria que queramos darle. Como contrapunto negativo, debemos ser conscientes de que cada falta será situada en un lugar diferente del campo, cada barrera será distinta y cada portero, por lo tanto, también, de manera que es útil en base a un entrenamiento generalizado por zonas.

Sin embargo, otro caso parecido como es el lanzamiento de un penalti, puede tener mucha más fiabilidad. En este caso, la situación y distancia siempre será la misma y por lo tanto, puede hacerse un análisis y una preparación mucho más fiable

Mi recomendación sería que los jugadores especialistas en penaltis puedan participar en un estudio de este tipo y una vez realizado, a la hora de efectuar el tiro ellos decidan cuándo actuar con una técnica perfecta y cuándo buscar un engaño gestual hacia el portero a cambio de sacrificar cierta tecnicidad.

Un caso que poco tiene que ver en apariencia con el anterior es el relacionado con el saque de banda, pero que en esencia es exactamente igual. Recomiendo que los jugadores que habitualmente juegan en las bandas y serán los encargados de hacer los saques habitualmente se presten a hacer un análisis biomecánico de su saque de banda. 

De esta manera aprenderán a maximizar su potencia para efectuar saques más largos y posteriormente en el terreno de juego podrán decidir en qué momento conviene engañar y en qué momento es preferible un saque claro pero con una longitud máxima.

En todos los casos anteriormente mencionados, hay que tener en cuenta que me refiero a jugadores profesionales. Siempre que estemos ante un jugador novel o en desarrollo, es muy recomendable realizar un análisis biomecánico de su técnica, ¿por qué? La respuesta es simple, para ser capaz de realizar un gesto técnico “encubierto” con éxito, tengo que ser capaz primero de dominarlo a la perfección en su estado más puro.


Por último, pero en ningún caso menos importante, está el análisis biomecánico de los instrumentos que utilizamos para desarrollar la actividad, así como el del propio terreno (ya sea hierba natural, césped artificial, arena, pavimento, etc). 

En el caso del fútbol, los más importantes serían el balón, el calzado y los guantes del portero, así como el terreno de juego. Desde mi punto de vista éste es el campo en el que más puede ayudar la biomecánica a nuestro deporte, haciendo estudios de las zapatillas que evitan más lesiones y el tipo de tejido que aporta un mayor control, los balones que poseen el peso y la forma que permita unos efectos controlados, los guantes que mejor agarre aporten con la mayor comodidad y control de lesiones posible y el tipo de taco/suela que disminuye las lesiones en función del terreno en el que se vaya a utilizar.

En el próximo artículo, ya centrado en la importancia de la biomecánica en el fútbol, entraré más al detalle en los ejemplos específicos que nos atañen.

En la nueva era de las tecnologías, la filmación de nuestra técnica está al alcance de todos. Te invito a que te grabes y pongas el primer granito en la montaña biomecánica, aún sin formación previa te ayudará a ser consciente de las posibilidades de mejora técnica que tienes. 

La imagen mental del movimiento que nos creamos a veces dista mucho de la real, y es un campo de trabajo sencillo en el que no necesitamos más ayuda que una cámara.


Contenido elaborado junto a apasionados del fútbol de Decathlon.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.