Menú

La estadística en el fútbol

0 8
-/5

En la era digital en la que vivimos cada vez disponemos de más datos estadísticos, pero ¿son estos datos fieles indicadores de nuestro juego? ¿Cómo debemos interpretar la estadística en el fútbol?

Cada vez hay más gente especializada en datos que rodean a  los equipos de fútbol, en algunos casos hay personas que se dedican a analizar datos y ponerlos a disposición de los jugadores para que puedan utilizarlos en los partidos. 

Un caso claro es el análisis de los lanzadores de penaltis, muchas veces esta labor la hace el entrenador de porteros, pero en otros casos hay una persona dedicada única y exclusivamente a estas labores. 

A pie de calle, cuando escuchamos o leemos análisis deportivos, en la mayoría de los casos, una batería de expertos  comentan las  diferentes jugadas que de una forma u otra han influido directamente en el resultado de un partido. Este análisis es totalmente subjetivo y es lo que se dice un análisis cualitativo

A día de hoy la alternativa a ese tipo de análisis es una avalancha de números que en la mayoría de los casos no aporta información alguna sobre lo acontecido durante los 90 minutos, estos son los cuantitativos.

estadistica futbol

Mi intención con esta entrada es que retorciendo un poco más la estadística, intentemos sacar toda la información que nos sea posible.

Centrémonos pues en los datos cuantitativos, los más objetivos, e intentemos aprovecharlos al máximo. Por un lado, tenemos datos individuales como, por ejemplo, la efectividad en los pases, los goles marcados, la cantidad de balones tocados, etc. Y, por otro lado, los colectivos, de los cuales el  ejemplo más claro es el porcentaje de posesión  de balón. 

La estadística de pases realizados por un jugador nos puede indicar el porcentaje de acierto de dicho jugador, pero poco más. Sin embargo, si nos fijamos en con qué otro jugador contacta mas veces podemos sacar muchísima más información sobre el jugador y el juego del equipo. 

Me explico: pongamos que analizamos los pases efectuados por un defensa, y vemos que en el 80% de los casos ha conectado con otro defensa. Ese dato nos podría indicar un juego plano, sin profundidad. La popularmente llamada posesión estéril. Si analizásemos más aún esa posesión o pases, podríamos encontrar que el jugador con marcador favorable opta por el control de juego y prefiere un juego plano en  lugar del riesgo que supone el querer progresar. O, al revés, puede que el jugador sienta mayor confianza con marcador favorable y se atreva más en la creación de juego.

Si un defensa conecta en más de un 40% de las ocasiones con mediocentro, interiores o delanteros, indicaría un juego mucho más vertical. Como vemos, desde el prisma de un defensa las posibilidades son muchas.

Un mediocentro que cuando recibe balón vuelve a jugarlo, en la mayoría de los casos, con otro defensa es un jugador que no aporta progresión al equipo. Puede ser indicativo de una mala orientación del jugador a la hora de recibir balón o puede ser que reciba el balón en una mala posición para progresar, pero eso no nos lo pueden explicar solamente los números.

Si analizamos las veces que un jugador de banda, al recibir balón, lo pasa a un jugador más retrasado podría indicarnos la capacidad de desborde que tiene. Se trata de darle una vuelta a los datos y buscarles significados que nos ayuden a solucionar los problemas que se pueden encontrar a lo largo de los 90 minutos.

Hay miles de posibilidades de análisis de datos que nos pueden dar información sobre un jugador o un equipo. Como ya hemos visto antes, los pases son un dato individual de cada jugador, que bien analizado nos puede aportar mucha información sobre el juego del equipo.

No me gustaría terminar esta entrada sin dejar claro que las estadísticas por sí solas no nos pueden dar un análisis categórico de lo ocurrido, por muy objetivos que éstos sean. Nos pueden ayudar a ver cosas que se nos han escapado, pero, en el juego hay rivales, tomas de decisiones en milésimas de segundo  y unas reglas de interacción establecidas por la táctica planteada por el entrenador, que pueden dar al traste con todo este análisis.

En el fútbol dos más dos no son cuatro, y eso es lo que lo hace tan bonito. Espero que con esta entrada abráis la mente al uso de la estadística desde otro prisma,

Un saludo.


Contenido elaborado junto a apasionados del fútbol de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.