Botas de fútbol: ¿cuero o sintéticas?

Comentarios 0 39 -/-
FacebookTwitterEmail

¿Qué tipo de botas escoger?

Uno de los debates más encarnizados entre los jugadores son los que tratan sobre sus botas de fútbol. Son un producto imprescindible para los jugadores y con el paso de los años las innovaciones de las marcas se han centrado en los materiales de estas para seguir innovando en cualidades y estética.

Desde la salida al mercado de las primeras botas sintéticas, el avance en cuanto a la calidad de los materiales sintéticos utilizados ha sido abismal. Por otro lado, el cuero natural bien sea plena flor de vaca o de canguro, sigue teniendo su mercado y sus defensores más puristas y tradicionales. En este intenso debate, intentaremos dar una visión objetiva y neutral de las características de ambos materiales, de su evolución y de sus ventajas e inconvenientes.

1Botas de cuero natural

Las botas de cuero natural existen desde el nacimiento del fútbol. Este cuero se ha ido refinando y tratando hasta obtener las calidades de hoy en día. El cuero de plena flor, de vaca o de canguro, es tratado para que sea más resistente, más fino e incluso tintado para obtener botas de color.

Entre las principales características aceptadas del cuero, tenemos:

  • Mayor comodidad y adaptabilidad al pie: al ser un material “vivo” puede adaptarse perfectamente al pie, puesto que tiende a estirar o encogerse con el uso. De este modo, su adaptabilidad es mucho mayor que en una pieza sintética.

  • Mejor toque de balón: el cuero natural ofrece una menor fricción del balón y un mejor agarre o control del mismo. Además, al ser un producto más “denso o gordo”, nos da la sensación de tener una bota más formada, ayudando en los golpeos.

  • Mayor peso: por lo que comentamos anteriormente, las botas de cuero suelen pesar mucho más que las botas sintéticas, ya que tienen una mayor densidad del material. A su vez, las marcas intentan reducir la cantidad de cuero presente en la bota, limitando el cuero natural a empeine e interior, fabricando la parte trasera de la bota en cuero sintético, aligerando el cuerpo de la bota sin reducir su comodidad y toque. Por otro lado, sí que es evidente que una bota de cuero natural ante climatología adversa o en campos muy pesados, tiende a absorber agua, aumentando considerablemente su peso y modificando su forma, por lo que la comodidad de la bota se ve reducida drásticamente. Por ejemplo, unas botas de cuero natural de canguro, como el modelo Adidas Copa Mundial, está en torno a 320 gramos por bota, por lo que teniendo el par colocado, nos vamos a 640 gramos estando secas.

  • Menor durabilidad en terrenos sintéticos: con la llegada de los terrenos sintéticos, la abrasión que sufren nuestras botas al contacto con el césped artificial se ha visto aumentado. Por ello, los materiales más nobles como el cuero sufren en demasía esta abrasión, sobre todo en zonas de talón y sobretodo de puntera, despegándose con bastante facilidad la unión suela y cuerpo. Además, necesitamos hidratar, limpiar y secar nuestra botas tras el uso, puesto que al ser un material “vivo” requiere una hidratación con crema o  grasa.

Podemos decir que en las botas de cuero tenemos dos tipos: las 100% cuero natural, sea vaca o canguro (como las Kaiser 5) y las mixtas, 70-30%, teniendo cuero solamente en las zonas en contacto directo del balón y por lo tanto con menos peso, en torno a 80-100 gramos menos por bota. En este segundo grupo se encuentran las  Kipsta - Agility 900.

Éstas son botas pensadas para jugadores que tienen más contacto con el balón, como centro-campistas o jugadores que quieren unas botas más protectoras, más densas y armadas, como defensas ( pisotones, golpeos largos…). También son unas botas adecuadas para jugadores con una pie más ancho, que necesitan botas amplias y que se puedan “estirar” y adaptar al pie, cualidad que no obtendrían en unas sintéticas por su horma más estrecha.

Para concluir, son unas botas que funcionan muy bien en terrenos de hierba natural pero sufren más en terrenos sintéticos debido a la abrasión, por lo que es un punto a tener en cuenta si jugamos en hierba artificial.

Diferencia entre botas

2Botas de cuero sintético

Las botas de cuero sintético han mejorado sus prestaciones durante los últimos años, centrando las marcas todos sus esfuerzos por mejorar, añadir e innovar en los materiales. La razón es muy sencilla, el material sintético nos ofrece mayores posibilidades que el natural, no solo en estética, sino en características como la ligereza, resistencia, personalización, producción…

Las botas de cuero sintético actuales han mejorado tanto que ya son usadas por la mayoría de jugadores profesionales y también en jugadores amateurs donde gracias al cuero sintético podemos obtener unas botas a menor precio que siendo de cuero natural.

Entre las principales características del cuero sintético:

  • Ligereza: las botas de cuero sintético luchan por ser las botas menos pesadas del mercado, a mayor ligereza, menor peso en las piernas de los futbolistas, ganando en agilidad, velocidad, tracción… Por ejemplo, Kipsta - CLR 70 PRO (una de las botas más ligeras del mercado: 160 gramos en la talla 43).

  • Resistencia y cuidados: estos cueros sintéticos son mucho más resistentes frente a la abrasión del terreno sintético, por lo que las piezas tardan mucho más tiempo en separarse (puntera) y además no necesitan tantos cuidados como el cuero natural, con solo pasar un paño húmedo las tendríamos listas.

  • Condiciones climatológicas: el cuero sintético no absorbe agua, por lo que su peso no se ve aumentado. Aunque por otro lado, si puede llegar a absorber agua la plantilla interior o recubrimiento interno de la bota en gamas bajas. A tener en cuenta que al ser el cuero sintético un material repelente del agua, en condiciones adversas, podemos perder control del balón al estar este cuero mojado, disminuyendo el agarre.

  • Comodidad y adaptabilidad: el cuero sintético es un material mucho más rígido que el natural, por lo que su capacidad de adaptabilidad es muy limitada. Por ello, la horma y la capacidad interior de la bota nos tiene que ir perfecta puesto que no tenderá a “estirar”.  Debido a esto, tenemos un gran número de jugadores que su tipo de pie no encaja con algunos modelos sintéticos. Por otro lado, algunos modelos de gamas medias o altas, incorporan plantillas preformadas para mejorar la comodidad y sujeción de nuestro pie, cosa que en las botas de cuero solo ocurre en las gamas altas.

  • Toque de balón: la calidad del cuero sintético ha mejorado considerablemente. Por ejemplo, la nueva bota de Kipsta - Agility 500 tiene un cuero sintético muy realista.

Diferencia entre botas

3¡Más sobre las agility 500!

  Diferencia entre botas

El toque de balón ha mejorado muchísimo respecto a los primeros modelos sintéticos, siendo las características de ambos casi idénticas. Además, se incorporan modelados 3D, para mejorar la sensación con el balón y mejorar considerablemente el agarre y el toque.

  • Durabilidad: los materiales sintéticos son muchos más rígidos y resistentes frente a la abrasión. En hierba natural casi no sufren y en terrenos sintéticos resisten mucho más la abrasión que los de cuero natural. Además llevan recubrimientos en puntera de PU, sellados y otras formas de fabricación que le otorgan más resistencia.

  • Ligereza: podemos decir que las botas sintéticas son mucho más ligeras que las de cuero natural 100% y más ligeras que las mixtas. Por otro lado, su resistencia es mucho mayor en terrenos naturales y sintéticos. Son botas sin casi adaptabilidad con uso, por lo que tienen que quedar 100% bien al principio. Son botas más ligeras, con menor control del balón y menos armadas, por lo que son botas pensadas para jugadores rápidos, como delanteros o jugadores de bandas, aunque siempre dependerá del modelo de bota a comparar.

No es lo mismo unas Kipsta CLR 700 pro que unas Kipsta Agility 500, aunque las dos sean sintéticas, están pensadas para jugadores diferentes. Además, nos permiten tener una gama baja- media más asequible que las botas de cuero natural.

4¿Y tú, con qué prefieres jugar?

A modo de conclusión, decir que los cueros sintéticos han mejorado mucho, ganando terreno y superando al cuero natural tanto en alta competición como en competición amateur. Sus principales mejoras son la resistencia y la ligereza mejorando e igualando en comodidad y toque de balón al cuero natural.

Las botas de cuero natural, tienen un mayor peso y una menor durabilidad pero siguen manteniendo un toque de balón perfecto, por lo que seguirán existiendo en defensas y centrocampistas tanto a nivel amateur como profesional.

Os dejamos un enlace al catálogo de botas de fútbol de Decathlon, donde podrás ver y comparar las características de todos los modelos del mercado y para más información puedes dejar un comentario.

Alfonso Montero 

Apasionado del Fútbol 

Decathlon Vigo

: