Menú

Cómo cuidar mis guantes

0 15
-/5

Antes de ponernos a pensar en qué debo hacer para que mis guantes estén en condiciones óptimas el mayor tiempo posible, lo primero que debemos hacer es elegir el material que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Cuando elegimos el guante con mayor agarre pero para un terreno sintético podemos tener problemas con la estructura del guante en la palma. Por lo general los guantes se desgastan en la zona de las yemas debido a los blocajes, desvíos, subirse las medias continuamente, etc. Cuando nos equivocamos en la elección lo más probable es que tengamos un guante sin cuerpo en la palma. 

En este caso tenemos dos posibilidades, elegir otro producto más acorde a nuestras necesidades o prestar mucha atención en las incorporaciones, es decir, no apoyar la palma de la mano al levantarnos. Una vez superada esta primera barrera un buen cuidado será clave para mantener el guante y aumentar la durabilidad de la palma, que es a la postre la que nos da el agarre.

Muchos de vosotros habréis notado que el primer día el látex no agarra del todo bien, eso es debido a las condiciones en las que se empaquetan los guantes para que lleguen en las mejores condiciones a nuestras manos. Con un entrenamiento será suficiente para eliminar esa capa. Es recomendable usar los guantes en al menos un entrenamiento antes de usarlos en un partido, más aún si el partido se juega en condiciones húmedas.

El mantenimiento del látex no es tarea fácil, cuanto más porcentaje de látex natural tengan nuestros guantes más complicado será. Existen varios tipos de geles y sprays; unos para el lavado de los guantes y otros para reactivar el látex. Yo personalmente prefiero usar agua

Es importante saber que la saliva no es lo más adecuado a la hora de mejorar el agarre, la mayoría de las veces es lo más cómodo pero la saliva contiene enzimas que inician el proceso digestivo, por tanto, no es la sustancia más adecuada. El agua, sin embargo, es inocua para el látex por lo que la botella de agua será nuestro fiel aliado en la portería.

Para los maniáticos como yo, el olor de los guantes después de un tiempo puede llegar a ser insoportable. Nunca deben lavarse a máquina. Como ya he comentado antes, existen geles especiales para lavar los guantes pero he de confesar que yo no los uso. A continuación os explicaré detalladamente el proceso de lavado que he ido perfeccionando con el paso de los años.

Primero al meternos en la ducha dejaremos los guantes debajo del agua con la palma hacia arriba y, suavemente, con la planta del pie los pisaremos hasta que el agua deje de salir sucia, algo parecido al pisado de uvas a la hora de hacer vino. Una vez la palma esté limpia, escurriremos los guantes a mano. 

Si los dejamos así los guantes tienen tanta humedad que será difícil que se sequen a tiempo y mantendrán el mal olor, el truco está en centrifugar los guantes de manera casera: ponemos una toalla en el suelo y extendemos los guantes sobre ella, como se ve en la imagen, después poco a poco enrollamos la toalla alrededor de los guantes. 

Es importante que el máximo posible de toalla esté en contacto con la palma para que el secado sea óptimo. Una vez enrollado, pisamos un extremo de la toalla y comenzaremos a retorcerla hasta que ésta no dé más de sí. No os preocupéis por retorcer el guante, el látex es muy flexible y este proceso no le afectará en absoluto. Aguantamos así unos segundos para que la toalla absorba bien el agua de los guantes, después los sacamos y los dejamos secar al aire, lejos de cualquier fuente de calor.

Este es mi pequeño truco, un centrifugado casero y suave para poder lavar los guantes sin que acaben oliendo a humedad, espero que te haya ayudado. Si tú tienes otros trucos, ¡cuéntamelos!, nunca es tarde para aprender.

Un saludo. 


Contenido elaborado junto a apasionados del fútbol de Decathlon.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.