¿Cuál es la diferencia entre un hierro forjado y un hierro fundido?

Comentarios 0 8 -/-
FacebookTwitterEmail

Muchos son los jugadores que nos preguntáis en las distintas secciones de golf de Decathlon cuál es la diferencia entre un hierro forjado y un hierro fundido o de cavidad. 

Para hablaros de ello en nuestro blog, quiero empezar por el principio… ¿Cómo se fabrica un hierro de golf?

golpe_golf

Los hierros se diferencian según el proceso de fabricación utilizado, distinguiendo entre fundido y forjado.

Imaginaros que estáis haciendo una tarta, mezcláis todos los ingredientes hasta obtener una masa líquida que vertéis en un molde para tartas y lo introducís en el horno. A los pocos minutos sacáis el molde del horno y… ¡tachan! Una rica tarta. 

Pues el concepto de un hierro fundido es algo similar (aunque no tan dulce). La aleación de acero utilizada para crear la cabeza del palo es fundida hasta convertirla en líquido, posteriormente vierten esta aleación sobre un molde con la forma de la cabeza del palo. 

Con el paso de los minutos, el material se enfría y pasa de estado líquido a sólido, desmoldan y realizan las acciones finales sobre la cabeza del palo para otorgarle el acabado final que vemos (pulido, lijado, etc).

hierros_golf

Ahora imaginemos que tenemos un bloque de plastilina en nuestras manos y queremos hacer una figurita de una estrella con ella. Extendemos la plastilina sobre la mesa, cogemos un molde con forma de estrella (como los moldes de plástico que sirven para hacer galletas), y lo presionamos contra la plastilina. Quitamos el material sobrante, desmoldamos y retocamos los bordes de nuestra sensacional figura. Pues algo “parecido” ocurre con los hierros forjados.  

Se coge un bloque de acero el cual se calienta (sin llegar a fundirlo). Posteriormente se golpea este material con un martillo neumático con la forma de la cabeza hasta que obtenemos la forma de la cabeza del palo. 

Por último, solo nos queda realizar un acabado manual de la superficie de la cabeza (pulido, estrías, estampado de letras,…).

¿Y qué aporta que un hierro sea fundido o sea forjado? Aunque parezca una cosa sin importancia, hay muchas diferencias entre un hierro fundido y otro forjado que debemos tener en cuenta.

El hierro fundido conlleva un proceso de fabricación mucho más simple, y una parte de acabado del palo menos laboriosa, que se traduce en unos hierros más económicos para el cliente. 

Los moldes utilizados permiten unos diseños más complejos que los forjados otorgándolos de cavidades traseras para llevar el centro de gravedad a la zona baja. De esta manera tenemos un palo con un punto dulce mucho más grande y más sencillo de elevar la bola.

Por lo general, el acero utilizado para los fundidos es más duro que en los forjados, limitando en cierta manera las modificaciones del lie del palo.

Ahora volvamos a pensar en la tarta de antes, al desamoldara y cortarla para comer, hay veces que vemos que en su interior han quedado burbujas de aire, donde nuestra masa por algún motivo no ha llegado de forma correcta. 

Lo mismo ocurre con los hierros fundidos, pero a una escala mucho más pequeña que en nuestra tarta. Podemos tener zonas en nuestra cabeza del palo con pequeñas burbujas de aire, que se traducen en un comportamiento distinto de la bola según golpeemos en una parte o en otra de la cara del palo. 

¿Nunca os ha pasado que habéis golpeado con un hierro y de repente hicisteis mucha más distancia de lo habitual? Pues el acero fundido puede ser una de las causas.

jugando_golf


Los hierros forjados necesitan una mayor elaboración, que se traduce en palos más caros. No hay tanta libertad en los diseños, por lo que no se pueden crear esas cavidades tan pronunciadas como con los fundidos. Esto se traduce en una cabeza de palo con un peso más homogéneo y un punto dulce mucho más pequeño.

Nos aportan muchas más sensaciones de golpeo, pero son menos tolerantes. Para un jugador que sabe realizar efectos de la bola, le será más fácil realizaros con un palo forjado que con uno inyectado. 

Además, al no tener las famosas burbujas de aire en su interior, nos otorgará una mayor consistencia de golpeo, siendo nuestras distancias muy parecidas golpe tras golpe con el mismo hierro.

Por lo general y a nivel amateur, el 90% de los hierros utilizados son inyectados

Los hierros forjados se reservan a hándicaps bajos y profesionales con un golpeo de la bola consistente. Para una persona que lleva poco tiempo jugando, si le dejásemos un hierro forjado, por lo general le haríamos un flaco favor. Notará un palo pesado, difícil de mover y sus bolas perderían mucha distancia, sin decir que su swing se vería afectado. En cambio, podemos dejarle un hierro fundido con cavidad como el Inesis 100.

palo_golf


Este es un palo muy tolerante, con un punto dulce amplio idóneo para los golpes descentrados que inevitablemente damos de vez en cuando. Además, la cavidad posterior hace que el centro de gravedad se sitúe por debajo de la zona de golpeo para ayudarnos a elevar la bola. 

Por último, presenta un ligero offset entre cabeza y la varilla de acero para ayudarnos a llevar las manos siempre por delante de la cabeza del palo.

Esta es una de las diferencias de muchas entre unos hierros y otros. En nuestros centros Decathlon podemos asesorarte para que tengas unos palos que se adapten a tu juego, no que tu swing se adapte a tus palos. ¡Ven! ¡Te esperamos!

Por último, te dejamos un pequeño vídeo sobre como escoger tus palos de golf.


Contenido elaborado junto a apasionados del golf de Decathlon. 


: