Menú

¿Cuánto sabes de las partes y efectos de las bolas de golf ?

0 45
-/5

Bolas de golf: composición e influencia en los efectos

Las bolas de golf son una esfera, usualmente de color blanco, la cual es golpeada por los jugadores, con palos específicos para cada golpe, durante el recorrido de un campo de golf con el objetivo de introducirla en cada hoyo, del campo, en el menor número de golpes posible. 

El golpeo de la bola dura menos de un segundo y es en ese corto espacio de tiempo donde se determina su ángulo de elevación, trayectoria, fuerza, velocidad y efectos. Por ello escoger la bola adecuada es uno de los factores a tener en cuenta para realizar el golpeo deseado. ¡Hoy os presentamos más detalles sobre su composición, partes e influencia en los efectos:

El núcleo de las bolas de golf

Es la parte más interna de la bola, el núcleo se fabrica con materiales sintéticos y por lo general existen varios tipos de bola:

Dos capas

Con un núcleo blando y una cubierta resistente permite hacer más distancia con la bola, pero es más difícil controlar sus efectos. Recomendada para jugadores con hándicaps altos.

Tres capas

Con núcleo blando, manto y cubierta de uretano, buscada por los jugadores con hándicaps medio. Estas bolas de golf proporcionan un mayor control sobre los golpes cortos.

Bolas de GolfBolas de Golf

Dos capas baja compresión

Bolas de golf formadas por un núcleo de baja compresión, un manto duro y una cubierta blanda. La distancia con este tipo de bolas no se ve favorecida, aunque se aprecia un control mayor de la bola al ser golpeada. 

Es un tipo de bola pensada para hándicaps muy bajos, donde se busca gran cantidad de backspin en los golpes cortos y un spin controlado en golpes largos.

Multicapas

Colas que poseen más de dos capas, la adición de capas a una bola favorece a un tipo de golpe. Más capas al núcleo tiene como misión aumentar la distancia con el drive, aumentar el número de capas intermedias tiene como objetivo mejorar el spin de los golpes con hierros y por último añadir capas a la cubierta permite aumentar la sensación en los golpes cortos.

Bolas de Golf

En manto de las bolas de golf

Es una capa muy fina que se ubica entre la cubierta y el núcleo de la bola. Las bolas de dos capas no poseen esta envoltura. Una bola sin manto puede deformarse durante el golpe, como consecuencia de ello impide que la bola mantenga su forma cuando impacta con el palo y que la bola gire correctamente en el aire.

El manto puede estar formado por metales, materiales cerámicos o compuestos, como son: carburo de silicona, vidrio, carbono, carburo de boro, materiales de algodón, lino, yute, seda y combinaciones de los anteriores.

La cubierta de la bola de golf

 La cubierta es la parte de la bola que se puede observar. Es muy fina y tiene efecto sobre el vuelo de la bola. Las cubiertas de las bolas más baratas están hechas de Surlyn, un tipo de resina, que es muy resistente y aumenta la durabilidad de la bola, aunque reduce los efectos que se puedan incidir sobre el golpeo. 

Las bolas más caras están recubiertas de uretano que proporciona un mejor agarre a la cara del palo, favoreciendo los efectos de backspin, en el juego corto, y el control de la bola sobre el hook y el slice, en el juego largo.

Los hoyuelos de la bola de golf

 La cubierta de la bola de golf tiene una característica muy peculiar, está compuesta por hoyuelos. Al golf, en sus inicios, se jugaba con bolas lisas, sin hoyuelos. Pero lo antiguos jugadores, observaron que las bolas de golf, lisas, tenían un vuelo más prolongado debido a los agujeros que se les hacía a las bolas por su uso.

¿Cuál es la función de los hoyuelos?

La función de estos hoyuelos es la de evitar que la bola se frene y se pueda llegar as lejos con ella. Esto se debe a la resistencia aerodinámica sobre una esfera. Los hoyuelos generan un flujo turbulento de aire sobre la bola, que en comparación con el flujo laminar que genera una bola sin hoyuelos, disminuye la resistencia del aire sobre la bola permitiendo que esta vuele más y tenga más fuerza. 

Los hoyuelos se distribuyen homogéneamente por la superficie de la bola, aunque dependiendo de la marca, tienen más o menos hoyuelos. El número de hoyuelos es variable según la marca de la bola, pero siempre está entre 300 y 500 hoyuelos, además las bolas siempre poseen un numero par de hoyuelos.

Un diseño adecuado de la ola permite ganar distancia y control sobre la misma. Los hoyuelos presentes en el meridiano de la bola favorecen al backspin y los hoyuelos situados en el ecuador de la bola favorecen a la generación de los efectos de hook (bola que se desvía mucho hacia la izquierda) y slice (bola que se desvía mucho hacia la derecha). 

Son golpes con efectos útiles cuando se controlan, pero por el contrario si no se controlan pueden ser muy penalizadores.


Contenido elaborado junto a apasionados del golf de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.