Menú

Varillas de alineamiento: un palo más en tu bolsa

Comentarios 0 11
FacebookTwitterEmail

¡Buenas a todos!

Hoy os traemos algunas ideas para seguir mejorando, no solo con los hierros, también en el juego corto y el putt. Para ello usaremos un elemento, que ya nos presentó Fernando Rendón, fundamental en las jornadas de práctica: las varillas de alineamiento.

Mostrando las varillas

Desplegando las varillas

Estas varillas nos abren un mar de posibilidades a la hora de trabajar con ellas, y podremos llevarlas siempre en la bolsa gracias a su reducido tamaño.

Empezaremos con un ejercicio que nos ayudará a rotar nuestras caderas de forma correcta evitando la basculación y como consecuencia los golpes pesados. El objetivo es notar cómo nuestra rodilla y cadera tocan la varilla a la vez que iniciamos el downswing. Para ello, colocaremos las varillas como se muestra en la siguiente foto:

Doble imagen de uso de las varillas Una varilla paralela a la línea del objetivo y la otra clavada justo al lado de nuestro pie izquierdo (para un diestro)[/caption]

Otro problema frecuente es el hecho de realizar un swing de fuera a dentro, provocando bolas con una trayectoria abierta, intentaremos trabajar para solucionar ese defecto preparando las varillas como en la foto. Al hacer un swing de fuera hacia dentro, el palo golpeará la varilla inclinada antes que a la bola. Cuando seamos capaces solucionar ese problema, nuestra bola tendrá una trayectoria recta.

Uso de las varillas clavadas en el suelo Varillas paralelas al objetivo pero una de ellas clavada, de tal manera que su extremo quede a unos 30cm sobre la bola[/caption]

Otro aspecto a importante de nuestro swing es el plano. Si nuestro plano de swing es demasiado vertical o demasiado horizontal el contacto con la bola no será óptimo. 

Para trabajar en este sentido os proponemos lo siguiente: colocaremos las varillas como en la foto, si el plano en la subida es el correcto, la varilla que tenemos en nuestras manos debe apuntar a la varilla que está situada detrás de la bola en el momento en el que nuestro brazo izquierdo está en paralelo con el suelo.

golpeando-usando-ambas-varillas Una varilla detrás de la bola apuntando al objetivo y la otra sujeta al palo.

En el juego corto es importante que nuestras manos estén por delante de la bola en el momento del impacto, esto lo lograremos si mantenemos las muñecas fuertes y no las quebramos. 

Con este objetivo, cogeremos una varilla como en el ejercicio anterior y haremos swings de prueba, si la varilla toca la parte izquierda del cuerpo significa que no lo estamos realizando correctamente. 

Una vez tenemos la sensación de estar haciéndolo bien, nos colocaremos en la bola para golpearla.  A largo plazo ganaremos consistencia en el juego corto.

Usando las varillas cerca del green

En ocasiones, cuando estamos alrededor de green cometemos fallos como no controlar bien las distancias o golpear detrás a la bola. Para evitarlo vamos a practicar poniendo las varillas, una a varios centímetros detrás de la bola centrándonos en no golpearla y la otra justo en el sitio donde queremos botar la bola e iremos ajustando nuestros golpes hasta encontrar la fuerza adecuada.

Si pensamos en los golpes que añadimos a la tarjeta porque fallamos putts de menos de un metro caemos en la cuenta de que es un aspecto de nuestro juego que merece la pena trabajar. 

Por esta razón pasaremos al putting Green a practicar los putts cortos, pondremos las varillas en paralelo al objetivo con una separación ligeramente mayor que la cabeza de nuestro putt, si el swing o sigue la línea deseada, golpearemos las varillas con el putt. Una vez dominado este ejercicio, tendremos la confianza necesaria para embocar esos putts que tanto miedo dan.

cerca-del-hoyo


¡Ahora solo queda echar horas en la cancha para ver los resultados!


Contenido elaborado junto a apasionados del golf de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales

Debes saber que tus datos sólo los compartes con Decathlon, tus datos no se ceden ni se comparten. Ten la seguridad que esta no es nuestra política. Tus datos en Decathlon son para poder darte un servicio apropiado y proporcional. Cuando contratamos un servicio queremos que sepas que no sólo es para lojar tus datos, sino para permitirnos informarte cuando publicas tus opiniones, o con fines de análisis. Las empresas que contratamos siguen nuestras instrucciones. Debemos ser capaces de proporcionar estos datos a las autoridades públicas pertinentes como parte de nuestras obligaciones legales, si es necesario.

¿Cuándo eliminamos tus datos relacionados con las opiniones? Automáticamente, después de 3 años.

Queremos que sepas que puedes consultar o rectificar tus datos personales enviando un email al delegado: delegadoprotecciondatos@decathlon.com

Conoce más sobre cómo tratamos tus datos

Los interesados tienen derecho a reclamar ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos www.agpd.es).

Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.