Menú

La importancia de escoger bien tus zapatillas de running

0 451
5/5

Elegir unas zapatillas de running es una parte importante a la hora de ponerse a entrenar, pero quizás nos comemos mucho la cabeza con ello. Puede que nos parezca que hay demasiada obsesión por este tema, pero un buen comienzo es dejar claras las bases en la elección de las zapatillas. Otro tipo de accesorios para running también nos pueden ayudar a mejorar la experiencia.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.19.12

Para escoger zapatillas de running se sincero contigo mismo

Lo primero que tienes que hacer es preguntarte: ¿corro bien?, es decir ¿tengo una técnica depurada?, ¿a medida que me voy cansando voy descuidando la técnica? No pasa nada si corres mal, hemos estado la mayor parte de nuestras vidas llevando calzado amortiguado y adoptando vicios que no deberían estar ahí, así que tendrás que recurrir a unas zapatillas amortiguadas y empezar a mejorar la técnica de carrera. 

Si tu técnica de correr es correcta, enhorabuena, porque serás menos propenso a lesionarte y podrás recurrir a zapatillas sin apenas amortiguación.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.20.50
Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.20.58

¿Qué debemos tener en cuenta para elegir zapatillas de correr?

Es importante conocer cómo afectan el peso corporal, tu historial de lesiones, la forma de tu pie, el tipo de pisada y el terreno a la elección correcta de calzado para running.

  • El peso corporal

Tienes que subirte a las báscula y no engañarte. Las zapatillas tienen unos rangos de pesos recomendados en función de la amortiguación y la estabilidad. Si pesas 65 kg podrás y deberás llevar zapatillas con menos amortiguación, pero si pesas 90 kg necesitarás más acolchamiento y tendrás que recurrir a zapatillas más caras. Que un calzado sea más caro no significa que sea mejor, solo que lleva más materiales y tecnologías.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.22.48
  • Las lesiones

¿Eres propenso a alguna lesión en concreto? Es importante determinar este punto porque hay zapatillas que pueden ayudar a que el riesgo de una lesión determinada se mitigue. 

Por ejemplo, si sufrimos una fascitis plantar, hay que buscar modelos que den apoyo en la zona del arco. Si se suele tener sobrecargas en los sóleos y gemelos habrá que evitar pisar de antepié mientras se fortalece con ejercicios auxiliares la musculatura y buscar zapatillas con “drop” (10 o 12 mm). Para  problemas de torceduras de tobillos o rodilla, tiene que primar la estabilidad de la zapatilla.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.24.01
  • El arco del pie

Es muy importante saber qué tipo de arcos tienes. Averiguarlo de manera aproximada es sencillo, basta con mojarse la planta del pie y dejar la huella en un papel. 

Eso sí, lo ideal es un estudio podológico. En este sencillo test se acotan mucho los modelos a los que puedes acceder, ya que una persona con arco bajo o pie planos no debería comprar zapatillas con arco marcado, de igual modo que una persona con arco alto no debería calzar zapatillas con arco bajo.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.25.01
  • La talla

Nos volvemos locos con la talla perfecta, pero ahí va un truco rápido: deja la anchura de un dedo de la mano entre el dedo más largo y la puntera de las zapatilla, fin. El pie se suele hinchar en carrera cuando se llevan más de 5 kilómetros, así que hay que dejar cierto margen para evitar rozaduras y ampollas. Eso no significa necesariamente elegir un número más, a veces con medio número bastará.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.25.57
  • El tipo de pisada

Saber si eres pronador, neutro o supinador es importante, pero no determinante. La pronación es el giro del tobillo hacia el interior del pie durante la pisada. 

No es necesariamente malo que se prone, ya que es un mecanismo natural del pie para amortiguar el cuerpo, pero a veces una pronación excesiva provoca molestias y hace falta corregirlo. En ese caso hay que recurrir a unas plantillas o a buscar unas zapatillas para pronadores. El 60% de los corredores pronan en menor o mayor medida y a veces aparece cuando estamos cansados y empezamos a descuidar la técnica. Si eres pronador pero has estado utilizando zapatillas neutras durante un tiempo y no te han provocado molestias, lo mejor es seguir con este tipo de zapatillas. 

Ser supinador significa básicamente que el tobillo gira hacia el exterior en la pisada, es raro y aún así la gente no para de preguntar por zapatillas para supinadores. Tener el pie cavo o que en la zapatilla se desgaste por el exterior no quiere decir que sea supinador. Solo el 4-5% de los corredores supinan, por lo que no hay zapatillas específicas para supinadores. Se tendrá que recurrir a zapatillas neutras con alta flexibilidad.

Captura de pantalla 2020-01-09 a las 16.26.46
  • El terreno

El terreno por donde se va a correr es importante. Si corres por asfalto o cemento, lo más normal es recurrir a zapatillas con amortiguación blanda. Si se va a correr por el parque, es decir por la hierba, la estabilidad gana importancia y también se requerirá algo de agarre en la suela. 

La amortiguación en este caso ya no es tan importante. Si el terreno va a ser pedregoso, por caminos y senderos o roca, hay que recurrir a zapatillas de trail que proporcionen mayor agarre, protección y mucha estabilidad.

  • El ritmo

El ritmo que se va a llevar normalmente con la zapatilla es importante a la hora de su elección. Muchas zapatillas de entrenamiento están hechas para rodar a 5.30/km y no responderán igual de bien a 4:00/km. Para ritmos más lentos de 4:30/km, tanto para entrenar como para carreras, lo normal es recurrir a zapatillas amortiguadas. Para 3:45/km será recomendable usar unas zapatillas voladoras aunque a ese ritmo casi siempre estaremos en rodajes rápidos, series o carreras.

Por ejemplo, si vamos a correr largas distancias, lo ideal es contar con unas zapatillas para maratón, amortiguadas para protegernos de los distintos impactos.

Es importante también determinar si la zapatilla va a ser exclusivamente para carrera o para también para entrenar. Si solo es para competir, se puede ser más arriesgado y buscar un modelo más rápido, con más respuesta. Si se tiene que combinar con el entrenamiento, hay que prestar más importancia al ritmo de durante esta práctica porque es al que se va a dedicar más del 90% del tiempo.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.