PUENTE DE HOMBROS - INICIACIÓN

Comentarios 0 175 5/5
FacebookTwitterEmail

¿Conoces el ejercicio puente de hombros?

Te invito a que sigas leyendo y descubras uno de los ejercicios estrella del pilates y con el que consigues un movimiento secuencial de tu columna para así notar la relajación y sensación de descarga en tu lumbar.

PUENTE DE HOMBROS

Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas y los brazos a lo largo el cuerpo. Asegúrate de tener los talones cerca del glúteo. Notaremos la base del cráneo bien apoyada en la colchoneta y notaremos cómo la musculatura del cuello se va relajando poco a poco. Inhalamos (abres costillas) y al exhalar comenzaremos a soltar el aire al mismo tiempo que metemos ombligo hacia adentro (activando el "power house" (transverso) y a su vez comenzamos a articular nuestra columna llevando la pelvis hacia atrás pegándola al suelo y posteriormente despegándola hasta quedarte en la base de los hombros. Procura mantener los hombros separados de las orejas y no perder la alineación mientras tienes la pelvis elevada.

Una vez arriba, inhalamos en el sitio y al exhalar comenzamos a articular columna hacia abajo hasta que vamos notando las vértebras una a una apoyadas en la colchoneta y dejamos caer la pelvis hacia adelante en posición neutral para finalizar el ejercicio.

Es uno de los ejercicios principales a desarrollar para entender esta disciplina, empezando por el movimiento secuencial de tu columna (vértebra a vértebra) y acabando por la unión entre respiración y ejercicio. Al estar unidos hace que el ejercicio adquiera soltura, fluidez y precisión y que tengamos la sensación de que el finalizar un ejercicio supone el inicio del siguiente.

Relaja la musculatura lumbar y especialmente para las personas que pasan la mayor parte del día sentados o de pie. Hace que se relaje la musculatura y la ejercitas y estiras en su justa medida, ni más ni menos. Cuando activas el transverso también a parte de activar la musculatura profunda del abdomen, lo que conseguimos es proteger y estabilizar nuestra lumbar, para así en un futuro, evitar lesiones como protusiones, hernias... etc.


: