"Trata de pegar tu ombligo a la columna"

Comentarios 0 2227 5/5
FacebookTwitterEmail

La respiración es un pilar fundamental dentro de la práctica del Pilates, y esto se debe a que a través de ella conseguiremos una activación adecuada de nuestra musculatura profunda abdominal. 

Porque nuestros abdominales no son solo aquellos que vemos frente al espejo (la conocida tableta), si no que como diría Asno de Shrek los abdominales al igual que las cebollas tienen capas

Una capa superficial formada por el recto y los oblicuos externos, una intermedia donde encontramos los oblicuos internos y , por último, una profunda donde tenemos el abdominal transverso. Este último es el que conseguimos activar de manera adecuada realizando ese vacío abdominal.

IMG_20181126_130234
Screenshot_20181127-121449

Pero pasemos a la práctica, ¿cómo realizo esta respiración? (Ver vídeo) Sólo necesitas dos pasos:

1. Inspira por al nariz tratando de llevar tu ombligo lo más cerca posible de la columna. Si lo estás haciendo bien te darás cuenta de que tus costillas se expanden (respiración diafragmática).

2. Espira por la boca apretando los labios a la vez que despega tu ombligo de la columna y terminas apretando el abdomen.

¡IMPORTANTE! No hay que sacar barriga, el abdomen se queda firme.

¡Prueba a realizar 10 repeticiones! ¿Notas cómo tu postura se corrige?

: