Menú
0 124
5/5

Receta de desayuno con avena: construye tu mejor versión

Durante este último año, nuestras rutinas se han visto condicionadas a un gran cambio. 

El aumento del tiempo que permanecemos en los hogares, a ocasionado que nuestra actividad física se derive a los extremos. Aumentando tanto el sedentarismo como la predisposición a la práctica deportiva.

Sea cuál sea nuestro caso, no debemos olvidar nunca el cuidado de la salud.

Un  punto básico a tratar es la alimentación y un gran aliado para ello, es la avena y su brutal aportación a nuestra dieta diaria.

La avena contiene proteínas y ácidos grasos insaturados, hidratos de carbono de absorción lenta y fibra. Es una inyección de energía muy apropiada para tomar en el desayuno ya que aporta vitaminas del grupo B, potasio, hierro, calcio, fósforo y silicio. Es un gran antioxidante, saciante y ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre, evitando con esto, los ataques de hambre entre horas.

Para que resulte más atractivo incorporar este super-alimento a nuestra dieta diaria, a continuación os dejo una sencilla receta.

Bon appetit !!!

2021_03_25_12_39_57_130
2021_03_25_12_39_43_003
2021_03_25_12_39_23_401
2021_03_25_12_38_58_852

Ingredientes

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 200°C.
  2. Lavar la manzana y cortarla en hojas.
  3. Montar las claras a punto de nieve y separar en dos partes.
  4. Mezclar la harina de AVENA con una parte de las claras haciendo movimientos envolventes, con mucho cuidado de no bajar las claras. Cuando obtengamos una mezcla homogénea añadir el resto de las claras y la canela.
  5. Volver a mezclar.
  6. Engrasamos un molde de unos 20cm x 10cm con el aceite de coco y colocamos en la base las hojas de manzana, vertemos encima la mezcla de claras, AVENA y canela.
  7. Lo metemos en el horno a 180°C/ 25".
  8. Una vez frío, lo desmoldamos y servimos untado de miel.

Lo acompañamos de nuestro té o infusión preferida y ... ¡A disfrutar!

De forma independiente a las rutinas que desarrollemos en nuestro día, mantener una buena alimentación es básico y nos ayuda a equilibrar cuerpo y mente. Siempre con el objetivo de construir nuestra mejor versión.
La avena es un super-alimento que contribuye a alcanzar dicha meta, si mantienes una actividad física regular, puedes tomar este alimento como "recovery" tras el ejercicio y si lo que buscas es mantener tu forma, con la energía óptima para tu día, será un completo desayuno.

Ya no hay excusas, introduce la avena en tu dieta diaria y el cambio positivo, será notable.
Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.