Cómo tonificar: La verdad sobre la tonificación

Comentarios 0 36 -/-
FacebookTwitterEmail

El objetivo de un alto porcentaje de la gente deportista es la obtención de un cuerpo tonificado. Sin embargo, es un concepto más complejo de lo que la gente se imagina, por lo que hoy intentaremos aclarar ciertos aspectos sobre la tonificación y el recorrido para su alcance.

Conseguir un cuerpo tonificado es la meta a alcanzar de mucha gente que practica deporte, pero muchas veces el camino que utilizan para ello no es el adecuado. Para conseguirlo, es imprescindible que se cumplan las siguientes características.

  • Bajo porcentaje de grasa en nuestro cuerpo
  • Músculos tonificados

Si falla alguna de estas dos características, el objetivo no será alcanzado. Por ello, es importante encaminar nuestra actividad física en ambas direcciones, para conseguir por un lado, tener un bajo contenido de grasa corporal y  por otro lado, masa muscular trabajada

En muchos de los ejercicios o de las disciplinas deportivas los dos conceptos van de la mano, pero dependiendo de nuestro punto de partida, el entrenamiento tendrá que ser diferente. Es decir, el cómo tonificar no será el mismo si estamos ante un caso de sobrepeso o ante un caso de una persona muy delgada y con poca musculatura.

Cómo tonificar el cuerpo:

Personas con sobrepeso:

Si estamos ante este caso, nuestro primer objetivo será la pérdida de la grasa corporal, mediante el ejercicio cardiovascular, ejercicio muscular, y una dieta hipocalórica.

Personas delgadas

En este caso sin embargo, tendremos que recurrir a dietas moderadamente hipercalóricas (siempre acorde a la cantidad de ejercicio que hagamos), junto con ejercicios musculares que potencien la ganancia de la masa muscular. 

En definitiva, veis que el concepto de la tonificación muscular tiene más complejidad de lo que puede parecer, es decir, no hay un tipo de ejercicio o entrenamiento concreto de  “tonificación”.

Debido a esto, tenemos que ser conscientes de que no es un objetivo a alcanzar en un mes o en un par de meses, sino que es un objetivo a alcanzar a largo plazo, como resultado de unos hábitos saludables  y constancia y perseverancia en tu práctica deportiva.

Por ello, si este es uno de tus propósitos, no te desanimes si a corto plazo no obtienes un resultado tan notorio como esperabas. Los frutos de tus ganas y tu trabajo tardarán un poquito más en llegar, pero estás en el camino adecuado.

¡Nos vemos en la sala!


Contenido elaborado junto a apasionados del gym-pilates de Decathlon. 

: