Compartiendo deporte con Mamá

Comentarios 0 88 5/5
FacebookEmail

Cuando nos convertimos en madres disponemos de menos tiempo para cuidarnos, especialmente al principio cuando nuestro bebé es un recién nacido. Aún así, es necesario ser creativas e ingeniárnosla para encontrar un rato en el que ejercitar nuestro cuerpo en cuanto estemos recuperadas del parto.

Tan pronto como me fue posible físicamente, retomé mi vida deportiva incluyendo ahora a la mejor compañía posible: mi hija.

Existen centros con actividades dirigidas por profesionales del yoga y del pilates en las que incluyen la posibilidad de asistir acompañadas por los bebés, en ellas se realizan  ejercicios enfocados a las necesidades de las zonas de nuestro cuerpo que más perjudicadas se encuentran tras los meses de embarazo y el parto.

Es importante volver a recuperar la flexibilidad de la columna vertebral, volver a tener conciencia de nuestros glúteos y suelo pélvico,  y por supuesto  ir recuperando  poco a poco el tono muscular del abdomen.

Realizando ejercicios con  nuestros hijos estamos también reforzando el vinculo  de apego, favoreciendo la conexión emocional, por lo tanto desarrollando su inteligencia y su autoestima.  

Además,  puede llegar a ser muy divertido.

: