Menú

Mitos de la nutrición vegetariana

0 13
-/5

¡No te creas todo lo que oyes!

Seguro que has oído hablar que a los vegetarianos nos faltan proteínas, tenemos déficit de hierro, falta de energía… y un sinfín más de mitos erróneos.

Son muchas las creencias que corren entorno a una dieta vegetariana, si bien es cierto que algunos de ellos pueden decirse que son verdaderos, la gran mayoría son falsos. La dieta vegetariana es una opción elegida por millones personas en todo el mundo y una de las más sanas.

  • A los vegetarianos les falta hierro.

Falso. El hierro es un mineral esencial. Muy abundante en las carnes rojas, pero hay que recordar que no es la única fuente, la remolacha, las espinacas, vegetales de hoja verde…son alimentos ricos en este elemento.

  • Los niños y las mujeres embarazadas no deben seguir una dieta vegetariana.

Falso. No hay ningún problema en que los niños y las embarazadas sigan una dieta vegetariana. No obstante, hay que consultar con un especialista para asegurarse de que se cubren las necesidades nutricionales de calorías, proteínas, vitaminas y minerales para el crecimiento saludable.

  • A los vegetarianos les falta calcio.

Falso. Una dieta vegetariana bien planeada puede aportar incluso más calcio que el encontrado en los productos lácteos. Las verduras verdes con muchas hojas (la espinaca y la acelga). También se puede recurrir a otros alimentos fortificados con calcio.

  • Una dieta vegetariana es muy estricta, restrictiva y es difícil seguirla.

Falso. No hay que olvidar que existen diferentes tipos de dietas vegetarianas, cada persona marca sus propios. Están los ovo-lacto-vegetarianos, éstos  evitan carne, pescado y aves pero comen huevos y productos lácteos. Los lacto-vegetarianos no comen carne, pescado ni aves, pero si leche, queso y productos lácteos. Los veganos son vegetarianos estrictos que evitan comer todo producto animal.

  • La dieta vegetariana es cara.

Falso. No necesariamente hay que consumir alimentos sofisticados o complejos, sino que hay que abastecerse de alimentos de temporada, alimentos básicos.

  • Se pueden obtener todas las proteínas necesarias de las dietas vegetarianas.

Verdadero. Muchos alimentos de origen vegetal contienen proteínas. Alimentos provenientes de los granos como el pan, el cereal, las pastas y el arroz, las nueces o el tofu son algunos de los alimentos de origen vegetal que contienen proteínas.

  • Los vegetarianos viven más y son más sanos.

Falso. Una persona que consume verduras, frutas y vegetales tiende a ser más saludable. La carne por sí sola no tiene por qué dañar la salud, en cambio las harinas refinadas, el azúcar, los carbohidratos simples y las grasas sí que pueden dañar la salud.

  • Los vegetarianos necesitan tomar suplementos vitamínicos o minerales.

Falso. Aunque dependerá del caso, normalmente la transición de una dieta omnívora a una vegetariana, en muchos casos, requiere de suplementos. Lo mismo ocurre con los deportistas de alto rendimiento. Pero la mayoría de los vegetarianos saludables no necesitan tomar suplementos.

  • Se baja de peso con la dieta vegetariana.

Falso. Dependerá todo del número de calorías ingeridas a lo largo del día. Recuerda que las salsas, los aceites, las semillas y los carbohidratos simples son altos en calorías.

  • Hay que tener especial hincapié en las dietas vegetarianas estrictas.

Verdadero. En una dieta “vegan” estricta hay que tener en cuenta que hay ciertos minerales, como el zinc o el hierro, o la vitamina B12 que no están presentes y se debe recurrir a suplementos vitamínicos. Dietas como las “ovo” no hay que tener este cuidado ya que estos elementos están presentes en los lácteos y en los huevos.

  • Las dietas vegetarianas son una moda.

Falso. Desde siempre, la mayoría de las personas han considerado las verduras y los cereales como la base de su alimentación. Las dietas basadas en carne se han extendido desde hace relativamente poco tiempo, donde la carne y los productos de origen animal están al alcance de todos. En otras partes del mundo, las dietas a base de plantas son más comunes.

  • Un deportista puede llevar una dieta vegetariana.

Verdadero. El deporte y la dieta vegetariana son perfectamente concordantes. Es cierto que un deportista requiere de un mayor aporte calórico, pero se puede llegar a las necesidades calóricas perfectamente, con frutos secos, semillas, carbohidratos complejos...En mi caso, después de un duro entreno, suelo consumir un batido de proteínas ya que es mucho más cómodo y efectivo que un bocadillo de tofu.

  • Las dietas vegetarianas reducen el riesgo de cálculos renales.

Verdadero. Se ha demostrado que la dieta vegetariana reduce el riesgo de formación de cálculos renales ya que se disminuye el consumo de proteínas de origen animal que aumentan los niveles de ácido úrico y de calcio en la orina.

  • La dieta vegetariana se puede mantener en el largo plazo.

Verdadero. La mayoría de los vegetarianos seguimos este tipo de dieta por convicción, por una manera de pensar y de sentir, aunque también es cierto que otras muchas personas la siguen por salud. De todos modos lo importante es tener clara la razón por la cual se decide elegir esta dieta y estar asesorado por un profesional.

mitos_nutricion_colores


Contenido elaborado junto a apasionados del gym-pilates de Decathlon. 

Bibliografía:

 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.