Menú

Propiocepción: mantén el equilibrio

0 215
5/5

Son cada vez más los tecnicismos o tendencias deportivas con nombres anglosajones que aparecen en el ámbito de la actividad física y el deporte. Resulta muy snob o cool indicar que nos hemos apuntado a clases de stretching o que estamos entrenando la propiocepción. Sin embargo, ¿Somos conscientes de que lo que realmente estamos haciendo? ¿Sabemos si realmente sirve y para qué?

Pues bien, en el caso de la propiocepción, podemos afirmar que sí sirve y mucho, siempre y cuando realmente sepamos entrenarlo y trabajarla como corresponde, ya que no consiste en subir a una persona encima de una superficie inestable como un bosu y hacer ejercicio de equilibrismo o malabarismo. Esto puede valer como ejercicios para el circo, pero no como entrenamiento para mejorar las habilidades físicas de una persona.

¿Qué es la propiocepción?

La propiocepción consiste en la información que las estructuras de nuestro sistema ósteo-muscular (articulaciones, músculos, piel…) nos proporcionan en función de las acciones, movimientos, contracciones…que están llevando a cabo.

Es información que nosotros debemos estar preparados para recoger de forma más eficiente posible para actuar en consecuencia.

¿Para qué sirve la propiocepción?

Tener muchos datos pero no darles una utilidad no sirve para nada. En la propiocepción sucede exactamente lo mismo.

En primer lugar, es clave tener una buena conciencia corporal de todo nuestro cuerpo, es decir, ser consciente de qué músculos están contraídos, que articulación se está moviendo y hacia donde, si alguna estructura hace algún movimiento que la sitúa en un elevado riesgo de sufrir una lesión…

De esta forma, si tengo la información sobre todas las acciones que se están dando en mi cuerpo, puedo corregir movimientos que comprometan determinadas estructuras, tanto para mejorar el rendimiento deportivo como para prevenir las lesiones.

¿Cómo se entrena la propiocepción?

Es muy común que cuando nos ponemos la propiocepción como objetivo a trabajar, nos vayamos a las últimas fases, a utilizar superficies inestables, ejercicios de gran complejidad por su difícil equilibrio, gran coordinación… Se asocia propiocepción a superficie inestable como el fitball, el bosu, el minitramp, el togu…

Sin embargo, uno de los principios del entrenamiento es el del estímulo eficaz. ¿Qué significa esto? Pues que los ejercicios que se propongan en el entrenamiento tienen que ser lo suficientemente exigentes para que le suponga un esfuerzo a la persona y logre una mejora, pero nunca sobrepasando el umbral en el que dicha persona sea incapaz de llevar a cabo el ejercicio, puesto que ni le generará mejora alguna, y seguramente lo único que consigamos sea frustrarle.

En segundo lugar, ¿Cuánto bosus nos encontramos cuando vamos paseando por la calle, subiendo unas escaleras, en un campo de fútbol o en una cancha de baloncesto? Con esto no digo que no se deban utilizar nunca, pero sí que hay estímulos que tienen mayor transferencia a nuestras necesidades, tanto de la vida diaria como en el deporte.

Para asegurar una progresión correcta en el entrenamiento de la propiocepción debemos cumplir con estas 4 fases:

Fases de la propiocepción

Activación

Fase clave para activar todos los receptores de la información de nuestros movimientos en las articulaciones y músculos. Además, podemos crear automatismos de movimientos que queremos que se generen como contraataque ante un movimiento lesivo.

Estabilización

Activar la musculatura protectora de una articulación en posiciones que pueden resultar comprometedoras.

Reequilibrio

El nombre de la fase lo define. Consiste en conseguir una estabilización óptima ante un movimiento.

Coordinación

Fase final donde se deben aunar las 3 fases anteriores.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.