Menú

¡Refuerza tu sistema inmune frente al COVID-19!

0 206
-/5

          De todos es sabido que estamos viviendo una situación insólita para la humanidad con la declaración de la pandemia mundial del COVID-19. En primer lugar, explicaremos qué es esta enfermedad y la importancia que tiene el contar con un fuerte sistema inmune.


¿Qué es la COVID-19?

          Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio y el síndrome respiratorio agudo severo. La última infección por coronavirus, ahora oficialmente llamada COVID-19, se considera nueva ya que nunca se había identificado. Se informó por primera vez desde Wuhan, China, el 31 de diciembre de 2019. 

          Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

                   

          La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma. Las pautas de prevención y control de infecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se basan en esto:

  • Higiene: Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con soluciones a base de alcohol.

  • Tos y estornudos: Cubrirse la nariz y la boca con el codo o con un pañuelo de un solo uso.

  • Distancia: Evitar el contacto con personas cuando estornudan, tosan o tengan fiebre. 

  • Limpieza: Desinfectar superficies o utensilios que hayan tocado personas.


Importancia del sistema inmune

          La Sociedad Internacional de Inmunonutrición (ISIN) recomienda una dieta basada en antioxidantes para reforzar el sistema inmune y, así, afrontar de mejor manera el hipotético contagio por coronavirus Covid-19. Hay evidencia científica, a partir de los estudios en animales de experimentación y en humanos, sobre el papel beneficioso que tiene la nutrición antioxidante para conseguir que nuestro sistema inmune funcione de forma adecuada. El consejo general es comer una dieta rica, equilibrada y coloreada con especial énfasis en frutas y verduras, con el fin de aumentar la ingesta de antioxidantes y los nutrientes asociados, y así aumentar nuestras defensas.

          En cuanto a la población con mayor riesgo, los mayores, el consejo es incrementar la ingesta de ciertos micronutrientes a través de suplementos, en particular:

  1. Zinc (30 mg - 220 mg/día), 

  2. Vitamina E (134 mg - 800 mg/día)

  3. Vitamina C (200 mg - 2 g/día)

  4. Vitamina D (10 ug - 100 ug/día) para aquellos que presentan bajos los niveles.

          Se ha observado que estos micronutrientes son capaces de mejorar la inmunidad específica, precisamente la encargada de generar más anticuerpos.

                   


Alimentos para reforzar nuestro sistema inmune

  • Alimentos antioxidantes: Su poder antioxidante impide el efecto perjudicial de los radicales libres en nuestro organismo, además de ayudar a eliminar las toxinas y fortalecer el sistema inmune. En este grupo podemos incluir frutas y verduras como la remolacha, el brócoli, o la granada. 

  • Alimentos ricos en vitaminas A, B y E

    • Vitamina A: Un componente que ayuda a mejorar la inmunidad de nuestra piel. Podemos encontrarla en vegetales verdes, rojos y en otros productos, como la zanahoria y la calabaza.

    • Vitamina B (B1, B2, B5 Y B12): sirve para aumentar nuestras defensas, está más presente en legumbres y cereales, además de en lácteos o en determinados pescados. 

    • Vitamina E: la podemos encontrar en el aceite de oliva o en los frutos secos.

  • Alimentos fermentados: Las bacterias vivas que contienen son una fuente de probióticos, que nos ayudan a potenciar el buen crecimiento de la flora bacteriana, produciendo efectos beneficiosos no sólo en el sistema digestivo, inmunitario y en el resto del organismo. En este grupo se encuentra el yogur, el queso y nuevos productos como el kéfir.

  • Huevos: Este alimento contiene dos minerales esenciales para nuestras defensas, que son el zinc y el selenio. Además, su composición es muy rica en vitaminas, ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico, por ello es recomendable incorporarlos a nuestra dieta si queremos prevenir una infección.

  • Cítricos: Frutas como el limón o la naranja, al igual que las verduras de hoja verde como las espinacas, son ricas en Vitamina C. Ésta ayuda a aumentar y fortalecer las defensas, además de a aliviar los síntomas en el caso de que ya hayamos contraído una gripe o resfriado.

                       

  • Ajo y cebolla: El ajo y la cebolla son de los mejores alimentos y más potentes antibióticos naturales, combinados tiene más de 60 componentes antivirales y antibacteriales, que no sólo curan sino que previenen todo tipo de infecciones. Además, no sólo incrementan nuestras defensas sino que también mejoran nuestra respuesta frente a virus y bacterias y favorecen el proceso de curación.

  • Jengibre: Conocida por sus propiedades medicinales. Además de ayudar al sistema digestivo y circulatorio, el jengibre también combate los virus y bacterias dañinos, ya que es rico en nutrientes como el potasio, la niacina y la vitamina C, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias, lo que nos puede ayudar a combatir varios de los síntomas de la gripe o el resfriado.

          Estos días estamos viviendo momentos de incertidumbre que nos trastocan nuestra forma de vivir, de trabajar y relacionarnos; pero no debemos olvidar la importancia de seguir una dieta saludable. Y si encima refuerza nuestro sistema inmune, nos ayudará a pasar esta crisis sanitaria de una manera más segura. 


Bibliografía


Gracias por leer este post y os  invito  a dejar un comentario.


Eztizen Pérez Díaz
Diplomada en Nutrición humana y dietética. Especializada en nutrición deportiva.
Ven a conocer a Eztizen a la tienda Decathlon Barakaldo.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.