El lenguaje corporal de los caballos

0
5/5

Tanto  si te estás iniciando en el mundo de la equitación como si eres ya todo un jinete o amazona, seguro que has observado que el lenguaje corporal de nuestros compañeros equinos es todo un mundo.


Como cualquier animal, además de utilizar sonidos, los caballos utilizan el movimiento de algunas partes de su cuerpo para decirnos cuál es su estado de ánimo, qué le sucede y si sufre alguna dolencia o malestar que afecte a su salud o a su estabilidad emocional. En este post vamos a hablar de cómo utilizan nuestros compañeros ese lenguaje y qué nos quieren decir con él.


Screenshot 2022-01-28 12.49.58

Movimiento de orejas

Este es el elemento clave del lenguaje corporal del caballo. Si el caballo está tranquilo, la posición de las orejas será relajada. En cambio si las tiene levantadas, tenemos que tener cuidado, ya que eso es señal de que se encuentra en estado de alerta, bien porque puede que sienta algún peligro o bien porque tenga intención de salir huyendo. Por otro lado,  si tiene las orejas hacia atrás también debemos estar alerta, puesto que puede ser señal de que haya adoptado una actitud sumisa pero también que sienta furia, dependiendo de si las orejas están pegadas a la cabeza o no.


También hay que tener en cuenta que cuando un caballo siente algún tipo de dolencia, la distancia entre la base de sus orejas se amplía, al separarse estar hacia los lados y girarse ligeramente hacia atrás, por lo que tendremos que estar atentos para poder detectar cualquier lesión o herida.


Screenshot 2022-01-28 12.36.17
Screenshot 2022-01-28 12.38.21

Movimiento de la cola

La cola nos sirve también para saber qué le sucede al caballo y conocer cuál es su estado anímico. Cuando está tranquilo, esta cuelga de manera relajada, y cuando se muestra sumiso o tiene miedo, la esconde entre sus patas traseras. No obstante, si vemos que la cola se mueve de manera violenta y se golpea la grupa con ella, es mejor dejar al animal, porque eso quiere decir que está nervioso y enfadado (lo cual no debemos confundir con los intentos de espantarse los molestos insectos, para lo cual utilizar también su cola). 


Además, un caballo que agita la cola enérgicamente y de forma reiterada, puede ser señal de un caballo estresado o irritado y de que el estilo de vida que lleva no le está favoreciendo, bien por pasar demasiado tiempo encerrado en la cuadra o bien por falta de trabajo. 


Screenshot 2022-01-28 12.52.51
Screenshot 2022-01-28 12.51.58

Movimiento de la cabeza

Del mismo modo que lo anterior, debemos prestar gran atención a la cabeza. Si el caballo está feliz y tranquilo, la cabeza está gacha, de manera que cuando lo cepillas ladea ligeramente la cabeza y estira el cuello. En cambio, si la tiene levantada será muestra de que se encuentra atento a lo que le rodea, y si además la mueve hacia atrás, lo mejor es que nos apartemos, pues suele ser un signo de enfado y es probable que se encabrite. 


Es importante estar atentos a si nuestro caballo presionando su cabeza contra la pared, puesto que esto suele ser señal de que el caballo tiene dolor. 

InShot_20220127_115025516
Con todo esto, podemos sacar las claves para saber:




Si el caballo está contento y es feliz:

Un caballo confiado, tranquilo y relajado, es un caballo sano, feliz, y su lenguaje corporal nos muestra lo siguiente:

  • Tiene los ojos vivos y sus ollares, labios y orejas estan relajadas pero permanecen atentas a todos los sonidos que le rodean.

  • Cuando lo cepillas levanta y mueve ligeramente el labio superior, lo cual es un indicador de que el caballo se siente seguro contigo

  • Resuella, es un sonido agradable y relajado que indica un estado de ánimo tranquilo y despreocupado.

  • Juega y retoza con otros caballos, sobre todo si es un animal joven.

Screenshot 2022-01-29 14.47.34
Screenshot 2022-01-29 14.50.04

Si el caballo tiene dolor

  • Una de las principales alertas que nos indican que el caballo tiene dolor son sus ojos. Los músculos de la parte superior de sus ojos se contraen haciendo que su ojo parezca más pequeño de lo normal y su mirada permanece fija.

  • Dilatan los ollares, aprietan la musculatura facial y su barbilla se aplana por la contracción de los labios.

  • Su pulso cardíaco aumenta y también su frecuencia respiratoria.

Screenshot 2022-01-29 15.07.31
Screenshot 2022-01-29 15.05.25

Si el caballo confía en ti

Si el caballo está tranquilo cuando estás cerca y no huye de ti es la primera señal que te indica que el caballo confía en ti. Además:

  • Todo su cuerpo se ve relajado, sus líneas se hacen suaves, sus orejas están ligeramente ladeadas, sus ojos semicerrados y su posición general es de descanso.

  • Busca tus caricias y acerca su nariz a tu cara para reconocerte mediante el olfato, por lo que puedes acercarte a él y no se aleja.

  • Respeta tu espacio. Permite que marques el ritmo y la velocidad y se adaptará a esta sin pretender dominarte.

  • Intenta llamar tu atención mediante empujoncitos o pellizcándote la ropa. 

Screenshot 2022-01-29 14.57.23

Si el caballo sufre estrés

Identificar el estrés en un caballo no es difícil si estás atento. Los caballos son animales enérgicos que necesitan moverse a diario, y si eso no es posible comienzan a mostrar signos de inestabilidad, irritación y a tener comportamientos repetitivos dentro de su cuadra, llamados estereotipias, que no son beneficiosas en absoluto. También puede ocurrir que nos pasemos ejercitando en el trabajo a nuestros caballos, que seamos duros en nuestra monta o demasiado exigentes con el animal. Estos son algunos de los signos que pueden significar estrés:

  • Agita la cola enérgicamente, dilata los ollares y su frecuencia respiratoria esta elevada.

  • Hace ruidos fuertes y repetitivos, como relinchos o chillidos.

  • Se mueve constantemente dentro del box, camina en círculos o de lado a lado, da manotazos en puertas y paredes

  • Muerde la madera de la cuadra, se balancea sobre las manos, se apoya en la puerta con la boca y traga aire.

  • Pierde el apetito o come de forma compulsiva.

  • Cuando lo montas se precipita en los aires, o se muestra incomodo e irritado, pierde concentración, mastica el hierro, etc.

Screenshot 2022-01-29 15.09.39

En cualquier caso, hay que tener claro que los caballos no son un juguete, y que al igual que nosotros, necesitan relacionarse, tener espacio y cuidados. Son animales gregarios que necesitan y aprecian la compañía de otros caballos, puesto que son animales inteligentes, muy intuitivos y expresivos. 

La clave para conocer a los caballos y para aprender de ellos es observarles mucho, disfrutar de su compañía, respetarles y saber formar un equipo con ellos, así que si prestas atención a su lenguaje corporal y a su comportamiento ante diferentes situaciones podrás no sólo llegar a entenderlo, sino que también podrás mejorar su estilo de vida y  vuestra relación. 


Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!