La marcha deportiva durante el embarazo

Comentarios 0 37 -/-
FacebookTwitterEmail

¡Enhorabuena por duplicado! Por estar embarazada y por querer seguir cuidándote durante estos meses tan especiales. 

¿Hay algún peligro?

Antes de nada, tranquila, la marcha deportiva no va a causarle ningún daño a tu bebé siempre y cuando el desarrollo de tu embarazo sea normal. 

No es un deporte de alto impacto para las articulaciones, por lo que a ti tampoco te costará practicarlo en ningún sentido.

No vayas a un ritmo demasiado intenso ni hagas sesiones demasiado largas. ¡Escucha a tu cuerpo!

embarazo1

¿Qué debes tener en cuenta?

Debes ir preparada: con calzado cómodo, ropa ligera, transpirable y elástica, además de un buen sujetador deportivo para evitar rozaduras. Tienes todo lo necesario para poder disfrutar de la marcha deportiva aquí.

Realiza un calentamiento previo en el que incluyas también estiramientos.

Elige un recorrido sobre un terreno llano y no te olvides de hacer todos los descansos que sean necesarios. 


¿Cuáles son los beneficios que tiene?

Te va a venir muy bien para evitar esa sensación de piernas cansadas e hinchadas porque estimula la circulación y por ello además reduce los riesgos cardíacos y de osteoporosis.

Marchar a un ritmo constante también aumenta el consumo de calorías porque implica el uso de prácticamente todos los músculos, lo que es genial ya que durante estas 40 semanas las embarazadas ganan unos 12 kg de media. 

Al liberar endorfinas, también se reduce el estrés y la depresión, ayudando a conciliar el sueño. También se alivian los dolores de ciática y de estreñimiento, aparte de que se estimula la oxigenación del bebé.


¿Hasta cuando puedes practicar este deporte?

Vas a poder seguir practicando marcha deportiva a buen ritmo prácticamente casi hasta que des a luz, siempre y cuando tus condiciones físicas y tu médico te lo permitan. 


Contenido elaborado junto a apasionados de la marcha deportiva de Decathlon. 

: