Menú

El deslizamiento en el agua en los cuatro estilos de natación

0 17
-/5

Del mismo modo que el surf, el skate o el esquí, la  natación es ante todo un deporte de deslizamiento. Son deportes muy apreciados por la sensación de plenitud y la plena toma de conciencia del propio cuerpo.

En la natación la cualidad más importante es este deslizamiento. Permite alcanzar una mayor velocidad sin demasiados esfuerzos. Además, también permite disfrutar al máximo del ya de por sí duro deporte que es la natación. Se trata del auténtico Santo Grial del nadador.

Sin embargo, lograr un buen deslizamiento en natación no resulta tan fácil.Es el resultado de una buena propulsión, de la colocación perfecta del cuerpo y de una coordinación excelente. 

En mariposa

La mariposa es un estilo simétrico y alternado. Cuando la coordinación no es correcta, se produce un efecto de frenado en el deslizamiento. La clave es realizar las ondulaciones de forma correcta para impulsarse eficazmente y así avanzar con rapidez y fluidez.

  • La primera ondulación se efectúa al finalizar la tracción subacuática de la parte superior del cuerpo.Su objetivo es propulsar el cuerpo hacia delante (no hacia arriba) para poder respirar y anticiparse al retorno de los brazos.
  • La segunda ondulación se realiza casi inmediatamente después de la primera.Cuando los brazos están estirados y por delante.Es el momento justo en que se produce el deslizamiento. Se trata de utilizar el impulso de los miembros inferiores para "estirarse" por encima del agua y aprovechar la hidrodinámica.

Si observamos a los mejores nadadores de mariposa, veremos que nadan sin sacudidas. Realizan unos movimientos ondulantes que parecen naturales y continuos, con todo el cuerpo y no solo con las piernas.Esta técnica fluida de deslizamiento permite avanzar mejor en el agua y reduce la fatiga de forma notable.

mariposa

En espalda La espalda es un estilo con alternancia pero asimétrico, lo que permite avanzar de forma continuada sin interrupción. Sin embargo, la coordinación brazos-piernas es muy importante, sobre todo al tener que añadir la flotación. Resulta evidente que un cuerpo en posición horizontal sobre el agua tendrá más facilidad para deslizarse y por tanto para moverse.

La clave del deslizamiento en espalda reside especialmente en el movimiento de las piernas. Aparte del impulso, las piernas también ayudan a mantener la pelvis en la superficie del agua y a estabilizar las caderas para obtener una horizontalidad perfecta y una mejor hidrodinámica (menos freno).

  • El impulso de los brazos se hace de arriba abajo del cuerpo para evitar los saltos pequeños y avanzar de forma continua y homogénea.
  • Debemos arquear la parte inferior de la espalda para hacer subir la pelvis y las caderas.
  • Los bateos de las piernas tienen que hacerse de forma regular para impulsarse y mantener los miembros de la parte inferior del cuerpo a flote. De lo contrario, las piernas se sumergen más en el agua y provocan una resistencia que impide el deslizamiento.

En espalda, cuanto más estirado está el cuerpo y las piernas están más cerca de la superficie, más eficaz será el impulso y, en consecuencia, el deslizamiento por el agua será mayor.

Espalda


En braza

Al igual que la mariposa, la braza es un estilo simétrico alternado, por lo que lograr el deslizamiento es un poco más difícil. Destacamos que la naturaleza «discontinua» de este estilo puede generar puntos muertos y llegar a frenar al nadadorLa braza es diferente de la mariposa porque los movimientos se llevan a cabo de forma intermitente (los movimientos de ondulación permanecen casi de forma continuada). Una vez más resulta necesaria la coordinación (disociación entre los movimientos de los brazos y las piernas) para lograr un deslizamiento fluido y eficaz.

  • El impulso con la parte superior del cuerpo provoca la elevación de la cabeza para respirar. El giro de los brazos en la dirección del cuerpo y por delante indica el momento en el que hay que preparar las piernas.
  • El movimiento de tijera de las piernas da un impulso al tiempo que se vuelven a estirar los brazos.
  • Es justo después de esta fase que se produce el deslizamiento. El impulso con las piernas debe ser lo suficientemente fuerte como para llevar el cuerpo hacia delante. La extensión de los brazos tiene que ser lo más hidrodinámica posible para no frenar. Durante este momento no hay que precipitarse, sino aprovechar el deslizamiento antes de volver a empezar el ciclo.

La coordinación fluida, con brazos y piernas alternándose en el impulso, sin olvidar el momento de deslizamiento, aumenta la potencia de nado y proporciona un máximo de sensaciones.

braza


En crol

Al igual que la espalda, el crol es una técnica de nado asimétrica y alternada. Es necesaria una buena coordinación para que el deslizamiento en el agua sea eficaz. De lo contrario pueden darse frenos y puntos muertos, sobre todo al respirar.

Una vez más, al hablar del deslizamiento debemos hacer referencia tanto a la flotación como a la disminución del frenado cuando avanzamos.

  • La tracción de los brazos se realiza desde arriba hacia abajo del cuerpo. Cuando vuelven hacia delante, debemos extenderlos para obtener un mejor deslizamiento en el agua.
  • La respiración debe ser lo más breve posible para no descentrar la coordinación de los movimientos.
  • Como en espalda (pero boca abajo), el cuerpo debe estar por «encima del agua», por lo que tanto la pelvis como las piernas deben permanecer lo más cerca posible de la superficie. Los bateos regulares permiten impulsarse, estabilizan las caderas y mantienen la parte superior del cuerpo «alzada».

La mayoría de los profesionales más rápidos en crol realizan todos estos movimientos a una velocidad de vértigo para aprovechar al máximo el impulso, el deslizamiento y la hidrodinámica:

  • Brazos extendidos para la amplitud.
  • Apnea en la respiración.
  • Propulsión y flotación gracias a un gran esfuerzo en los bateos.
  • Además, el torso tiende a curvarse ligeramente para permanecer «por encima del agua».

crol

En resumen, la natación es un deporte en el que estirar el cuerpo resulta muy importante para moverse de forma eficaz en el agua. Con un buen deslizamiento el nadador gana velocidad al tiempo que disfruta de las sensaciones acuáticas.

Y no lo olvides:En la natación, el agua no es tu enemigo sino un aliado. No luches contra ella, ¡sírvete de ella para deslizarte, avanzar y disfrutar al máximo!


Contenido elaborado junto a apasionados de la natación de Decathlon.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.