Menú

Posición del cuerpo en natación: La posición horizontal

0 978
5/5

En el post de hoy me gustaría hablar de la posición del cuerpo en natación. Primero para conocer las ventajas de hacerlo correctamente y en segundo lugar, por la influencia que tiene adoptar esta posición para nuestra digestión. ¿No lo sabías? ¡Descúbrelo!

Posición del cuerpo en natación: Cómo nadar correctamente

En la mayoría de deportes la posición normal es vertical, estando apoyados sobre nuestros pies y dejando que actúe el principio de gravedad, siendo nuestra posición natural a la cual estamos más que acostumbrados. Como sabéis ¡en la natación no ocurre esto!, nuestro cuerpo adopta una posición horizontal, con la finalidad de poder desplazarse para alcanzar una mejor posición corporal y por lo tanto lograr una menor resistencia. Por esto, es importante tener en cuenta varios factores:

  • La posición horizontal del cuerpo debe permitirnos mover los pies adecuadamente, con cierta profundidad (no mucha), para que nos permita mover los pies de forma efectiva y la resistencia creada por nuestro cuerpo sea la menor posible. Si dejamos que los pies se hundan en exceso, el avance será más lento, porque estaremos creando mayor resistencia.
  • La alineación lateral del cuerpo, es decir, que nuestro cuerpo fluctúe de un lado a otro como consecuencia del movimiento alternativo de los brazos, va a provocar mayor resistencia si ese movimiento es muy amplio. Cuanto más recta sea la alineación lateral, menos fluctuante el movimiento y por lo tanto menor resistencia al agua.
  • El giro que se produce a través del eje longitudinal (rolido) en los estilos de crol y espalda, facilita tanto la tracción como la recuperación de los brazos. Por lo tanto es una constante en el movimiento del nadador. Generalmente se suele girar más hacia el lado que se respira. Realizar el giro de la manera adecuada va a favorecer a la hora de ganar velocidad.

    

Muchos son los factores que condicionan la velocidad de un nadador, desde la técnica de nado, la forma física, el tamaño de pies y manos, hasta el tipo de constitución ósea o la estructura de sus articulaciones. Sobre algunos, no tenemos control, pero sobre los que sí tenemos, como son los tres anteriores destacados, debemos actuar y entrenarlo. 

A través de este entrenamiento, conseguiremos, ganar velocidad, una adecuada recuperación de los brazos, una eficacia respiratoria y una menor resistencia al avance.

El segundo motivo por el cual quería tratar el tema de la posición horizontal, es por la relación con el proceso digestivo. La posición del cuerpo en natación, al ser horizontal se ve favorecido el retorno de alimentos a través del esófago, por lo tanto, es imprescindible una buena digestión y una buena asimilación de la comida pre-entreno.

Espero que os ayude a una correcta ejecución del movimiento en zigzag del nadador y conocer cuáles con las pautas de alimentación más adecuadas para una sesión de natación. #beaconsejo: si tenéis la posibilidad de grabaros en la piscina en la que entrenáis, ¡hacedlo! Es muy constructivo y más fácil de mejorar. 

Ver la posición del cuerpo que adoptamos al nadar, ser conscientes de qué movimientos hacemos mal y cuáles bien y saber así sobre qué aspectos más específicos hay que activar palancas y entrenar con mayor exigencia. ¡Hasta el próximo post!


Contenido elaborado junto a apasionados de la natación de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.