Menú

¡Viajando juntos! Travesía del puerto de Valencia

0 29
-/5

Mi experiencia en aguas abiertas

Tras llevar unos años entrenando sola, por incompatibilidad de horarios con mis compañeras, busqué otra opción que iba a beneficiarme, para una mayor exigencia a mí misma y superación personal. 

Así pues, me inscribí en un nuevo club para seguir unos entrenamientos más rigurosos y específicos y poder de este modo sentirme mejor.

Debido a las dificultades para cuadrar horarios y el lugar de entrenamiento, me vi obligada a dejármelo y volver a retomar los entrenamiento en solitario, por segunda vez, pero ahora con un mayor bagaje y experiencia

Durante ese tiempo aprendí, que lo bonito de las competiciones y pruebas en aguas abiertas es poderlo compartir con deportistas y en ocasiones amigos, con los que vives esta afición.

Aunque a día de hoy no entreno con ellos, para la travesía del puerto de Valencia siempre intentamos juntarnos, a veces más nadadores a veces menos, pero siempre la comparto con algunas de las personas que durante un tiempo fueron mi timón.

Como para todas las pruebas, el entrenamiento previo es lo que nos va a permitir poderla afrontar, por lo que, tenemos que ser constantes. Esto se puede conseguir más fácilmente entrenando en equipo, cuando vas solo se hace algo pesado y en ocasiones da mucha pereza, pero cuando logras acabar el entrene la satisfacción es superior.

Por eso todos los días me recuerdo que la constancia es la clave del éxito. Ante cada reto, siempre viene bien un pequeño refresh sobre características de la prueba, cantidad de personas inscritas, meteorología esperada,… y compartir con el resto del equipo “los nervios” e ilusión por ese día, porque nos aporta tranquilidad y sensación de control.

travesia puerto de valencia-aguas abiertas-mar

Travesía del puerto de Valencia

La prueba es de 2000 metros y las condiciones del agua son más que tranquilas, es casi como nadar en la piscina, la única diferencia es el sabor del agua. 

Puede resultar muy práctico durante la semana previa, realizar un listado de cosas que no se pueden olvidar, como es, la vaselina, protección solar, gafas, gorro y un bañador de repuesto, y dejarnos preparada la mochila el día de antes de la prueba.

El domingo de la travesía del puerto de Valencia, yo al menos, estoy histérica, además, llegas allí, y no pienses que hay un sitio para tu coche, ¡¡no!! Cuenta con aparcar el coche tras haber dado alguna que otra vuelta y con suerte puedes aparcar relativamente cerca, si no, tendrás que andar un ratito, ¡como hice yo!. 

Por eso, lo mejor es salir con mucho tiempo de antelación. Intenta estar hidratado, puesto que antes de que empiece la travesía tienes que recoger el chip.

Una vez listo para salir, prepárate para llevarte algún golpe en la salida, deja que salten los nadadores de competición, ya que ellos están acostumbrados y van a disputar la prueba. Por lo que en esta prueba no debes preocuparte, son las medusas, ¡es muy difícil encontrar alguna!

Es verdad que esta no es una prueba especialmente bonita, porque oye, al final estamos en un puerto que ahí lo que hay, bonito bonito no es que sea. 

Pero para mí es una prueba muy significativa, porque fue la primera que hice en aguas abiertas y a día de hoy comparto con gente muy especial. Como siempre, lo importante es compartir estos viajes con personas significativas.

¡Hasta el próximo post!


Contenido elaborado junto a apasionados de la natación de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.