Deja que el agua esculpa tu cuerpo

Comentarios 0 6 -/-
FacebookTwitterEmail

¿Quién no quiere tener un cuerpo esbelto y definido, sobre todo en estas fechas? Aquí te dejo una reflexión de cómo el medio acuático te puede ayudar, eso sí, como siempre, acompañándolo con una buena dieta.

En primer lugar diferenciaremos entre perder peso y perder grasa, si bien es cierto que van acompañados normalmente. Para perder peso hace falta quemar mas energía de la ingerida mientras que para perder grasa hace falta motivar al cuerpo a consumir dichas reservas como combustible.

Muchos somos los que llevamos un atleta dentro, eso sí, escondido debajo de una capita de grasa. Para definir nuestro cuerpo tendremos en cuenta que lo que hace falta es, primero tener una musculatura tonificada, y después, no tener un exceso de grasa.

Una buena forma de controlarlo es sirviéndote de una báscula con análisis de composición corporal o de las medidas antropométricas, las cuales consisten en medir con una cinta métrica el contorno de la cintura, abdomen, pecho, muslos… para ver la evolución a lo largo de tus entrenos, ya que muchas veces el peso no es lo mas importante.

El agua es un buen medio para quemar grasa. Comparando con otros deportes, presenta la ventaja de que se puede adaptar a cualquier necesidad, ya sea por edad, condición física, enfermedad o dolencias varias. 

agua-esculpa-tu-cuerpo


Hay que saber que aparte del consumo de energía procedente de nuestros músculos al ejercitarlos, nuestro cuerpo tiene que luchar por mantener la temperatura corporal, con lo cual, el gasto calórico se incrementa.

Nuestros músculos utilizan como combustible el glucógeno durante los primeros minutos del ejercicio (unos 20 minutos para personas poco entrenadas y 35-40 minutos para personas entrenadas aproximadamente), a partir de aquí empezamos a tirar de nuestras reservas de grasa como combustible. Es por eso que siempre oímos que tenemos que trabajar suave y prolongado.

Cabe destacar que aunque debemos utilizar ejercicio constante y suave, es recomendable si nuestra forma lo permite, compaginarlo con ejercicio mas intenso para consumir más energía. 

Al igual que nuestro vehículo, cuanto más “pisas”, mas consume, siempre dentro de nuestras posibilidades.

Espero que este post te sirva de ayuda en estas fechas en las que, con el verano a la vuelta de la esquina, nos gusta vernos en forma más que nunca. 

¡Hasta el próximo post!


Contenido elaborado junto a apasionados de la natación de Decathlon.

: