Menú

El corte de digestión, ¿realidad o falso mito?

0 13
-/5

Empezaremos llamando a las cosas por su nombre. El típico “corte de digestión” no existe como tal, provocado por meterte en el agua justo después de haber ingerido alimentos. En realidad se llama síncope de hidrocución y la aparición de sus síntomas no tienen por qué aparecer, ni se deben exclusivamente a bañarse antes de que el proceso de la digestión haya terminado.

Quiero aclarar antes de nada que todo lo que voy a explicar en este post lo aprendí cuando obtuve el Título de Socorrista Acuático y, actualmente, he contrastado la información, pero no he estudiado nada relacionado con medicina. 

Escribo de una forma coloquial y hasta donde llegan mis conocimientos, invitando a cualquier especialista que lea el post a comentar y añadir o corregir, si es necesario, cualquier aspecto.

El síncope de hidrocución se produce por un reflejo de inmersión extremo. Al meter la cabeza debajo del agua siempre disminuye la frecuencia cardíaca, pero será mucho más acusado si el agua es muy fría y nos zambullimos de golpe en el agua, pudiendo llegar a provocar una pérdida de conocimiento o incluso una parada cardíaca.

El riesgo es mayor si además hemos estado expuestos mucho tiempo al sol con altas temperaturas o hemos realizado un ejercicio físico intenso antes de meternos al agua, ya que la diferencia de temperatura será aún mayor.

Si añadimos que acabamos de comer y estamos haciendo la digestión, el riesgo sigue creciendo ya que el estómago necesita gran cantidad de oxígeno y tiene preferencia para recibirlo mientras dura el proceso. 

Así, está “robando” al cerebro parte de la cantidad de oxígeno que necesita para conservar el calor del cuerpo cuando entra en contacto bruscamente con agua muy fría.

Los síntomas del síncope de hidrocución son dolor de cabeza, visión borrosa, mareos, náuseas, escalofríos, zumbidos en los oídos o vértigos e incluso la pérdida del conocimiento.

Así, es recomendable si estás en la playa o la piscina, permanecer a la sombra durante las horas de la comida (aprovechando además que el sol es más dañino en esa franja horaria), no bañarte justo después de un ejercicio físico muy intenso y entrar al agua poco a poco. 

Por un lado, para ir igualando progresivamente la temperatura corporal a la temperatura del agua y, por otro para que, en caso de que aparezca algún síntoma, te dé tiempo a ser consciente de ello y salir del agua.

En el caso de los niños, que no se dan tanta cuenta de los síntomas, tendremos que fijarnos si empiezan a tiritar, se ponen pálidos o se marean, y los sacaremos del agua inmediatamente.

El corte de digestión, ¿realidad o falso mito? | Blog Natación Decathlon

Los niños son más propensos a sufrir cortes de digestión, por lo que hay que estar pendientes de que no presenten síntomas. Lo mejor en ese caso es que nos pongamos en un sitio fresco y a la sombra, tomemos agua (no muy fría) poco a poco y nos tumbemos, para que la sangre pueda fluir de manera normal por todo el cuerpo.

También es importante tener claro que, obviamente, no existe el mismo riesgo con una comida ligera que con una comida muy copiosa (la digestión puede durar hasta 4 o 5 horas en el caso de que esta sea muy abundante), ni bañándose en el Mediterráneo que en el Atlántico... 

Además influye la temperatura corporal que se tenga en ese momento, o la temperatura a la que estemos expuestos.

Con todo esto, y para finalizar, aconsejo tener cuidado con el baño según la situación y seguir estos consejos para disfrutar del agua sin sobresaltos y repito que, como siempre, aunque quizás por la importancia de este tema aún más, toda opinión y aportación será bien recibida.

¿Alguna vez habéis sufrido un síncope de hidrocución? ¿Qué conocéis sobre este tema?

¡Hasta el próximo post!


Contenido elaborado junto a apasionados de la natación de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.